Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ASOCIACIÓN BOREAL DE ATENCIÓN A LA DROGODEPENDENCIA

Sensibilizar a la sociedad, recuperar al drogodependiente

La entidad surge en 1989 ante el problema dramático del consumo de drogas

MARTA CASADO
14/11/2017

 

«Ayudar a personas con un problema de adicción en su proceso de cambio para promover su rehabilitación y reinserción integral plena». Así resume la trabajadora social Alba Camarero el trabajo que desarrollan en la Asociación Boreal de Atención a la Drogodependencias. Es el único recurso, gratuito y de libre acceso, que trabaja con personas con problemas generados por su adicción a las drogas y en el apoyo a sus familiares en Miranda de Ebro. La entidad surgió en los duros 80, cuando miles de jóvenes caían víctimas del consumo de drogas. Fue la década de un alto consumo de heroína, la proliferación del VIH/SIDA, altas cotas de mortalidad juvenil, delincuencia y exclusión social. «Cáritas se vio sobrepasada ante la envergadura de esta realidad y la inexistencia de recursos sanitarios especializados en Miranda con lo que se apuesta por una entidad independiente y autónoma que sirviera de punto de encuentro para las personas afectadas directas y familiares», destaca la educadora social de Asociación Boreal, Mónica Gutiérrez.

Durante este tiempo la asociación a ido evolucionando como lo ha hecho la sociedad y el consumo. «Han cambiado perfiles, sustancias, patrones de consumo o conducta al mismo tiempo que la sociedad por lo que los servicios se han ido adaptando a las necesidades que vamos percibiendo», explica la otra trabajadora social de la entidad, Raquel Fernández.

Las tres son la cabeza visible y las manos de la asociación que trabajan con 130 usuarios desde un punto de vista interdisciplinar, individualizado y tocando todas las aristas de una adicción que luchan por que se vea como una enfermedad. Son 28 años de trabajo para la recuperación integral de las personas y sus familias en las que, con la crisis, han tenido que ajustar recursos para no perder el servicio que es el único de este tipo que se presenta en Miranda y comarca. «La crisis económica nos pillo sin previo aviso con recortes económicos por parte de algunas administraciones públicas, la reorganización de cajas... supuso un ‘in pass’ para la entidad que tuvo que reestructurar y ajustar su funcionamiento para lograr la supervivencia porque abandonar este recurso suponía el abandono de la población afectada y una grave regresión de los derechos sociales reconocidos», explican.

En la actualidad han ajustado la actividad ante esta nueva situación y las instalaciones abren de lunes a viernes de 9.30 a 14 horas y los miércoles de 17 a 19.30 horas. Apuntan desde el equipo técnico la importante labor de los voluntarios aunque se realiza de forma puntual ya que las problemáticas que se abordan requieren una intervención profesionalizada.

Y es que las adicciones son una enfermedad no solo a nivel físico si no, y sobretodo, a nivel psíquico y de relaciones con terceros. De esta manera tras una primera valoración de información y orientación de recursos se presta un servicio de apoyo que es «individualizado con cada persona usuaria en el que se atienden de forma integral y específica las necesidades, demandas y problemáticas asociadas a su problema de adicción». En este programa se llevan a cabo procesos muy duros del tratamiento como la deshabituación, el apoyo en tratamientos, entrevistas de motivación, trabajo de hábitos saludables y modificación de conductas nocivas así como el refuerzo de la capacidad de auto-control e ir asumiendo las responsabilidades de la vida diaria. En este proceso la atención a los familiares también es clave. El objetivo es «dotarles de las estrategias claras para actuar ante determinadas situaciones y apoyarles en la gestión de las emociones que surgen en el proceso».

Además las personas drogodependientes pueden llevar añadido algún tipo de problema jurídico por cometer algún delito como consecuencia de la adicción y se realiza un servicio de asesoramiento jurídico realizado por profesionales.

Una vez eliminadas las sustancias y recuperada la estabilidad legal empieza el momento de empoderamiento de la persona para recuperar su vida. El servicio que se presta en la AsociaciónBoreal arranca con una modificación de patrones de conducta incorporando actitudes y hábitos saludables y desarrollando su capacidad crítica para la toma de decisiones que favorezcan su salud. La atención es individualizada y en coordinación con los equipos sanitarios estableciendo un control en medicación o citas médicas, entre otros aspectos. También se ofrece un servicio de encuentro promocional donde persiguen fomentar las capacidades cognitivas, conductuales y emocionales para facilitar su inserción social. Las tipologías de talleres son muy diversas y «tratan de dar respuesta a las propias demandas de las personas participantes y las necesidades detectadas», reflejan.

De forma paralela, la Asociación Boreal trabaja con los no usuarios. Por un lado con la sociedad, desarrollando campañas y acciones de sensibilización y prevención. Por otro ofrece un servicio a drogodependientes activos de reducción de daños. Tratan de minimizar los riesgos del consumo activo de sustancias reduciendo las posibilidades de transmisión de enfermedades infecciosas. Aquí se engloba la dispensación de metadona, preservativos, seguimiento individualizados con pautas educativas, modificación de patrones... «Hacemos un especial hincapié en perfiles afectados por VIH/SIDA y Hepatitis para su intervención asistencial favoreciendo la adherencia a tratamientos y mejora de situaciones sociosanitarias», señalan.

Para llevar a cabo este trabajo, con tres técnicos a media jornada, se ha impulsado el trabajo en red. De esta manera Boreal está integrada en la Unión de Asociaciones y Entidades de Atención al Drogodependiente, nacional, que aglutina un total de 250 recursos a lo largo del territorio nacional y de la comunidad. Una manera efectiva de paliar la reducción de aportaciones institucionales encaminados a que AsociaciónBoreal ayude a encontrar el norte a quienes lo perdieron por sus adicciones.

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria