Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

INFRAESTRUCTURAS

Valdría con 27 millones para que la N-I sea una carretera «que perdona vidas»


13/09/2017

 

La peligrosidad de la carretera Nacional I es perfectamente conocida entre los usuarios que la recorren cada día pero existe un catálogo de intervenciones que pueden amortiguar la accidentralidad, que padece esta carretera nacional. Al menos así lo han visto las grandes empresas constructoras de España son conscientes de que la N-I requiere de una intervención rápida pero, sobre todo, integral, para la que see apoyan en datos y en la experiencia.

De nada sirve que las mejoras realizadas sobre la carretera alivien el riesgo de quienes circulan en el tramo cercano a Pancorbo, por ejemplo, según protestan los vecinos, si sólo se circunscribe a estos kilómetros de la N-I las respuestas a un problema de difícil solución. De hecho, la patronal de las empresas de construcción españolas, considera que una intervención, más o menos rápida pero integral, sobre la N-I resulta ser la opción con mayor respaldo técnico, pero sus recomendaciones han tenido una aplicación práctica muy menor. Es decir, que, aunque no se haya llevado a cabo esa mejora, se calcula que realizar ciertas reformas sobre la Nacional I, en el caso de Burgos, es relativamente fácil, siempre y cuando exista un acuerdo institucional. Y solventaría un gran problema. ¿Cuanto cuesta? Pues descontando lo invertido hasta ahora y descontando lo que está por venir la cifra se acerca a los 30 millones de euros. El ministro de Fomento, cuyo gabinete es parco es explicaciones, se mostró recientemente partidario de desdoblar la N-I para los camiones en un futuro, pero la patronal de las empresas de construcción de obra civil de España hace meses que calculó que la inversión necesaria para convertir la N-I en una «carrretera que perdona» incidiendo en el uso del cinturón de seguridad, no es tan disparatada.

Seopan, la asociación que vincula a las principales empresas españolas de la construcciómn ha realizado su propio análisis de las carreteras más peligrosas de España y con qué inversión sería posible transformarlas en lo que esta patronal denomina como «carreteras que perdonan vidas». De hecho la Nacional I es una de carreteras en las que las inversiones en conservación de este tipo de vías son significativamente menores y en la que la siniestralidad se dispara.

Son poco más de 27 millones de euros los que la patronal de las empresas españolas de construcción calcula que costaría realizar el cambio de fisonomía de la principal carretera de la provincia. De hecho, se trata de la única intervención que plantean los constructores de Seopan, en su informe sobre la mejora de seguridad de las carreteras de Castilla y León. Esta previsión de gasto de 27 millones es la única que la patronal del sector resalta en la Comunidad para solventar los problemas de seguridad de una vía la importancia de la N-I. De hecho, los miles de euros que traería consigo la puesta en marcha de la propuesta de las constructoras facilitaría con una inversión mínima que la N-I se convertiría en una carretera «que perdona vidas» en el mejor de los caso, o, al menos se aproximaría al resto de la red provincial , mucho menos problemática. El término «carreteras que perdonan» (forgiving roads) tuvo su origen hacia el año 1960 como parte del compromiso adoptado para lograr que las carreteras constituyeran un sistema más seguro para los conductores. Las «carreteras que perdonan» buscan la reducción de la accidentalidad por salida de vía mediante actuaciones orientadas a un doble objetivo: por un lado a reducir el número de accidentes por salida de vía y, por otro, a aminorar sus consecuencias en términos de víctimas. El caso del accidente de la semana pasada en Pancorbo de presta a este tipo de segmentación.

Seopan tiene identificados tres tramos en los que es necesario intervenir, pero su extensión es tan amplia que, prácticamente, abarcan de Quintanapalla a las cercanías de Pancorbo, pero, a mayores, señala otros tramos u obras menores en los más problemáticos que serían suficientes para aliviar la peligrosidad actual.

Las carreteras convencionales suponen más del 90% del total de kilómetros de la red de carreteras estatal y, pese a soportar una menor densidad de tráfico que las vías desdobladas, como son las autopistas y autovías, son más peligrosas. El caso reciente del accidente en PaNcorbo es sólo el ejemplo de este año para la plataforma de vecinos que reclaman la liberación de la autopista.

El informe que Seopan hizo llegar al Ministerio de Fomento identifica numerosos puntos negros en carrteras del litoral valenciano y las comunidades de Madrid, Galicia y Cataluña y, en cambio, sólo señala a los tres tramos más conflictivos de la N-I en Burgos, como aquellos en los que una mejora del trazado podría lograr lo que denominan una «carretera que perdona». La N-I no es ni de lejos la m´s conflictiva, ya que existen carreteras en Andalucia mucho más peligrosas, pero Seopan calcula una inversión de 16 millones de euros para acondicionar el tramo más largo, desde Quintanapalla a las cercanías de Pancorbo y otros nueve millones en la zona más cercana a Miranda, además de medio millón de euros en el tramo central. con los que despojar a la NI de su mala fama como carretera de la muerte. Estas posibles inversiones están calculadas sin el efecto del descenso de tráfico pesado que pasaría a la autopista en caso de desvío.

Llegados a este punto, los 27 millones de euros que según las principales constructoras del país costaría convertir la N-I en una carretera «que perdona», lo que resulta ser menos de la mitad de lo que el Ministerio de Fomento planea invertir en el tramo Quintanaortuño-Montorio de la autovía de Aguilar, para el que se reservan más de 67 millones de euros.

1 Comentario
01

Por Jose-Ignacio Molinuevo Beltran 12:39 - 13.09.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Velocidad máxima 60-70 y radares cada 1-2 kilómetros. Reducción de víctimas y aumento de ingresos, negocio seguro. Miserables.

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria