Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Valentín Palencia Marquina, de mártir a beato

El asesinado burgalés en la Guerra Civil, ‘cura de los niños pobres’, tiene gran posibilidad de ser beatificado


25/07/2010

 

M. A. SAAVEDRA / Burgos
«Aunque no hubiera sido mártir también hubiese tenido la posibilidad de ser beatificado por las tareas que llevó a cabo», sentencia Saturnino López Santidrián, catedrático de Teología Espiritual en la Universidad de Burgos, autor de la biografía de Valentín Palencia Marquina, sacerdote burgalés que fue asesinado hace 63 años, en el contexto de la Guerra Civil, junto con los jóvenes Donato Rogríguez García, Germán García García, Zacarías Cuesta Campo y Emilio Huidobro Corrales, también éstos a la espera de saber si van a ser o no beatificados.
Este se encuentra a la espera del ‘juicio’ en Roma, en el que se decidirá su esperada beatificación. Nacido en Burgos el 26 de julio de 1871, se sabe que vivió algunos años en la casa de sus padres en Huerto del Rey, es decir, en la Flora, con vistas a la Llana de afuera.
Educador de niños
Su labor de educador de niños pobres es uno de los principales motivos de reconocimiento y causa primera para su beatificación. Ya sacerdote, funda en 1898, junto a San Esteban, el Patronato de San José para la educación de niños huérfanos y pobres. Llegó a crear un taller de oficios para formar a todos aquellos niños. Dio cobijo a 110 muchachos, 40 internos y unos 60 o 70 externos, a los que ayudaba, también, en un comedor de invierno.
Su ilusión habría sido crear una primera escuela profesional, pero hubo de conformarse con un pequeño taller. Palencia educaba siempre con métodos modernos, usaba una pedagogía activa. Enseñaba a sus pupilos dibujo para la habilidad manual, música para ‘refinar el espíritu’ y mucho teatro para educar en la expresión. Les preparaba para diversos oficios y les iba colocando con la llegada de la mayoría de edad.
Su perseverancia y constancia en su trabajo consiguen proporcionar prestigio al Colegio. Procuraba que la instrucción fuese amena y alegre para hacer de un niño pobre, un hombre de provecho orientado hacia el amor a Dios. Tenía un coro además y formó una banda, actuando en conciertos y procesiones. Consiguió formar musicalmente a muchos de sus alumnos, de este modo, Donato Rogríguez (muerto con 25 años) era el director de la banda por ejemplo.
Valentín Palencia fue capellán de la capilla del Santo Ecce Homo y San Enrique de la Catedral, así como Hermano Espiritual de la Cofradía de Santa Lucía y de la de San José del Círculo. Fundó, en el Patronato, la Cofradía de la Sagrada Familia.
Por su labor humanitaria el Gobierno le concedió, en 1925, la Cruz de Beneficiencia con distintivo blanco. Rechaza cargos, silencia otro distintivo aún más significativo y deja impregnada su humildad en su testamento: «la dicha por la que siempre ha suspirado mi alma es dar mi vida por Él...».
La Guerra Civil llegó el 18 de julio de 1936. Le prohibieron decir la Misa a partir de la Asunción de Nuestra Señora. Uno de sus alumnos fue quien lo acusó al Frente Popular de Torrelavega por el hecho de no haber recibido la propina. Seis muchachos fueron llamados a declarar y cuatro desearon acompañarlo, siendo asesinados junto a él en el monte Tramalón de Ruiloba el 15 de enero de 1937.
Causa oficial
La causa oficial para la beatificación de Valentín Palencia ya fue presentada en Roma en el año 2003. «Estoy totalmente convencido de que van a beatificar a Valentín», afirma Saturnino, quien comenta que los trámites son muy largos y extendidos en el tiempo.
Asímismo, comenta que la Congregación se ha visto algo desbordada por los mártires españoles, ya que aproximadamente la mitad de los mártires son procedentes de España. El 15 de enero de 1937 fue martirizado con sus mejores auxiliares, se espera que los cuatro alumnos mártires que murieron junto a él también sean beatificados.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria