Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Una vida con electrosensibilidad

La dolencia no ha sido demostrada científicamente y la OMS no ha encontrado causa- efecto entre ondas y síntomas, pero existen sentencias que reconocen la incapacidad de algunos afectados

V. MARTÍN
18/04/2017

 

«Cuando alguien habla de radiación a la gente le viene a la cabeza una central nuclear, desconocen que la energía nuclear es una fuente de emisión determinada pero también existe la energía no ionizante que nos afecta de otra manera». Así iniciaba el ingeniero químico Javier Palomeque, la conferencia ‘Contaminación electromagnética y electro sensibilidad’, junto a la presidenta de la Asociación Electro y Químico Sensible, por el derecho a la salud, Minerva Palomar.

«Las radiaciones de las que hablamos son, por un lado, altas frecuencias dentro del campo de las microondas que vienen de antenas de telefonía, repetidores de televisión, radares, WiFi, WiMAX y, por otro lado, bajas frecuencias que provienen de la red eléctrica como transformadores y aparatos electrónicos que podemos tener en casa».

Aunque la hipersensibilidad electromagnética no ha sido demostrada de forma científica y la OMS tampoco ha encontrado causa-efecto entre las ondas y los síntomas, existen varias sentencias judiciales que han reconocido la incapacidad total o parcial a personas afectadas por esta dolencia.

«Todos estamos afectados por este tipo contaminación electromagnética», tal y como explica Palomeque, y «existen algunos grupos de riesgo como las personas con hipersensibilidad electromagnética». La sintomatología «puede ser muy variada y difusa, es decir, no todo el que tenga un síntoma de este tipo va a implicar que tenga hipersensibilidad electromagnética», comentó Palomar, quien señaló «los dolores de cabeza, cansancio crónico, dolor generalizado, mareos, sensación de pérdida de equilibrio, inflamación general del aparato digestivo, acúfenos, visión borrosa, taquicardias y arritmias» como algunos de ello.

La hipersensibilidad se incluye dentro del Síndrome de Sensibilización Central que «acoge a afectados de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica y Sensibilidad Química», comentó Palomera, quien añadió que «estos colectivos podrían ser más sensibles a estos factores al igual que los son a otros factores ambientales, no es que sean la causa de su problema, pero sí agravan su sintomatología».

Evitar la sintomatología «es complicado» y es que «la mejoría llega cuando la gente deja de estar expuesta a estas ondas o reduce su exposición», comenta Palomar, quien señala que lo más importante es «tener la conciencia de que te puede estar afectando y para ello hay que comprobarlo y objetivarlo, viendo que hay en tu medio y qué puedes hacer».

«Lo único que hay demostrado ahora mismo para evitar o reducir los síntomas es alejarse de la fuente», aseveró el ingeniero, pero «muchas veces no se puede conseguir y lo que podemos hacer es tratar de disminuir en casa el uso de estos aparatos o apagarlos cuando no los usemos e incluso apantallar la vivienda». En este sentido, Palomar hizo hincapié en que «hay un variación enorme de las posibles exposiciones, y es que no es lo mismo pasarse el día pegado a un router a diez centímetros, que tenerlo a tres metros o simplemente apagarlo y estar conectado por cable».

Para Palomar, «los informes que niegan la existencia de esta enfermedad están favorecidos por grandes intereses económicos como es el caso de las grandes compañías telefónicas» y añadía que «se trata de informes sesgados que seleccionan de forma interesada los estudios que convienen a los intereses económicos asociados a esta industria».

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria