Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

MIGUEL VIVAS El desván del duende

«A los pies de la luna suena bien una baladita»

Se entregaron a los brazos de la música cuando flirteaban con otra. Subieron en 2003 a un escenario y aún no han bajado. Su tercer disco lleva la contraria a los que quieren cortar su primavera. Mañana, las flores huelen en el Tablero de Música


04/07/2012

 

A.S.R. / Burgos
Bailar, soñar, amar, gozar, brincar, cantar, enloquecer... Suenan las canciones de El desván del duende y los pies se emborrachan, las nubes se derriten en confeti, la luna se besa con el sol y se echa un pitillo... Tienen un punto surreal, un puñado de buenrollismo, una alegría para las penas, un no sé qué y un qué sé yo que vienen como anillo al dedo al Tablero de Música. Se encargan mañana de abrir los candados del campus y dar el pistoletazo de salida a este ciclo de conciertos más esperado este año que nunca.
Los omnipresentes recortes habían sembrado la duda entre sus fieles. Hace ya unas semanas se despejaron y el Hospital del Rey volverá a tener su pequeño paraíso en julio. El desván del duende, al que dará paso una sesión de dj Jacho Pinchaor, llega con su tercer álbum, Besos de cabra, trece canciones por las que se pasean sentimientos de todos los colores arropados por la rumba como ritmo principal, pero no único, y la calle como auténtica musa. Miguel Vivas, guitarra y una de las voces, coge el micrófono.
Pregunta- ¿Qué esconde El desván del duende?
Respuesta- Ya llevamos casi diez años en el candelero, tres disquitos a la espalda, más de 650 conciertos y, ahora mismo, mucha ilusión con el nuevo álbum, muchas ganas de seguir peleando. Serían tantas cosas las que tendría que contar...
P.- Cuente, cuente.
R.- Nosotros seguimos tirando de la ilusión porque con los tiempos que corren el mundillo de la música está peor que nunca. Por eso ahora más que nunca hay que seguir creyendo en el proyecto.
P.- ¿Cómo es el duende que llega mañana a Burgos?
R.- El duende, sobre todo, llega con muchas ganas porque a tierras norteñas va cada vez menos. Nos cuesta alcanzar más allá de Madrid y Burgos es una ciudad que perseguimos desde hace mucho tiempo, pero al final por unas y otras cosas no hemos podido. Y ahora va para allá con su guitarra, sus cajones, sus tambores y a darlo todo para que la gente disfrute.
P.- ¿A qué saben los Besos de cabra?
R.- Besos de cabra es un buen resumen del espíritu del grupo. Somos un puñado de amigos que nos conocimos estudiando Ciencias Ambientales, más que en clase en la cafetería, y habla de lo que somos: gente que está como una regadera, como una verdadera cabra, soñadora, que siempre ha querido pensar que hay algo más aparte de levantarse todos los días a las siete de la mañana, ir a trabajar y hacer siempre lo mismo. Le hemos puesto lo de los besos, primero porque somos gente muy cariñosa, y luego, por hacer el símil con los quesos de cabra extremeños. Nuestra música siempre tiene un punto de surrealismo y este disco lo refleja.
P.- ¿Y se lo contagian al público?
R.- Nosotros tratamos de animar las letras, que se las lleven a casa, que gocen, que peguen volteretas, que desconecten de los problemas y disfruten de la rumba.
P.- ¿Los villancicos suenan mejor en mayo que en diciembre?
R.- Vamos siempre a contracorriente. Somos un grupo que en vez de vida tenemos una antivida. Estamos siempre haciendo las cosas al contrario. Cuando más aprieta la crisis y peor está el asunto, nosotros nos tiramos al barro y sacamos el tercer trabajo y este tema lo recoge.
P.- Dice que cuidan más las letras. ¿Como poetas que son tienen alguna meta?
R.- Tampoco me gusta llamarnos poetas, aunque el vocalista (José Manuel Díaz) sí tiene varios libros publicados y premios de poesía. Debería darte la respuesta él. La meta de los poetas no debe estar en ningún lado, tiene que estar en el día a día, hay que hacer soñar a la gente.
P.- ¿Qué les deben, si es que hay algo, a Los Delinqüentes y a El puchero del hortelano, ambos colaboradores en este álbum?
R.- Nos han influenciado. Los Delinqüentes empezaron siendo un referente máximo para nosotros, son gente callejera, que están como cabras, que hacen lo que les apetece, que se ponen en medio de un parque a hacer el loco. Y dio la casualidad de que fuimos a Jerez a grabar Macetas de colores y resultó que el estudio era suyo, estaban allí y no hubo ni que proponerles la colaboración, se metieron en la pecera y cantaron. Luego teníamos la asignatura pendiente de repetir en el tercer disco y aquí hacemos un homenaje a Miguel. Y en el caso del Puchero igual, con el tiempo fue un referente para nosotros y siempre nos han apoyado. Son gente mu salá y de los que siempre hay que aprender. Para nosotros son unos maestros.
P.- Habla de crisis, de gente que va a contracorriente. ¿La música sale mejor cuando hay alguna pena dentro o cuando solo aparecen alegrías?
R.- Debería darse siempre con alegrías, pero, si te hablo por mí, yo siempre tiro de penas. A mí me inspira más el desamor que el amor. Yo en el grupo me encargo de los temas lentos, de las baladas. A todos nos gustaría que se hicieran con alegría, sería más bonito, pero siempre el desamor tiene un sabor especial. En El desván... entra todo.
P.- Quieren que el público sueñe con sus canciones. ¿Y con qué sueñan despiertos ustedes?
R.- Nosotros soñamos con seguir en esto. No aspiramos a tener un chalet en Miami ni un Ferrari. Simplemente se trata de seguir viviendo, con lo complicadas que están las cosas, haciendo lo que nos gusta. No tiene más ciencia. Nosotros con que tengamos para pagar nuestro pisito a final de mes y tomarnos unas cervecitas con los amigos en el parque nos vale, pero es verdad que cada vez es más complicado dedicarse única y exclusivamente a la música, que es lo que hacemos los seis miembros del grupo. No tenemos grandes pretensiones. Solo que a la gente le siga gustando nuestro mensaje y, sobre todo, mantenernos.
P.- ¿Han dado más mordiscos a la vida o al revés?
R.- Hay un poco de todo. Por supuesto, tenemos muchas cosas que echar en cara a la vida, pero la vida es vida, ni más ni menos, y durante estos años nos ha pasado un poco de todo, en el camino hemos tenido palos muy, muy serios, pero también hay que ver la parte positiva. Yo me considero un privilegiado, llevamos ocho años dedicándonos a hacer lo que nos gusta, a subir a un escenario, ponernos delante de un montón de gente, conocer muchos sitios... Quiero creer que le hemos pegado más mordiscos a la vida que ella a nosotros, pero es complicado responder.
P.- ¿Qué canciones suenan mejor a los pies de la luna?
R.- A los pies de la luna por ejemplo suena muy bien, que la he escrito yo. (Se ríe). Suena bien una buena baladita, cualquiera con un punto romanticón, siempre a los pies de la luna y a la orilla del mar.
P.- ¿Qué diría a los que nunca se han arrancado con una rumba?
R.- Que se están perdiendo una buena. La rumba es alegría, es buen rollo. Pienso yo que es minoría la gente a la que no le gusta la rumba, es algo que va directo, fluye, tiene una energía positiva, alegra los corazones... Hay que abrir las orejas.
P.- ¿Y a los que hoy temen sonreír?
R.- Sonreír es de las cosas que menos hay que temer en la vida. A la vida, no vamos a ponernos filosóficos, hay que darle la importancia precisa, aquí hemos venido a pasarlo bien, a disfrutar, ya dice el tópico que vida solo hay una, y hay que sonreír por todo lo habido y por haber. No hay que buscar los problemas, que ya vienen solos.

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria