Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

PRESENTACIÓN / TEATRO PRINCIPAL

Avión Club, aquellos locos 80

Carlos Santos presenta hoy, a las 20.00 horas, su libro donde teje la evolución de una sociedad que celebró la libertad de vivir en democracia

MARTA CASADO / Burgos
12/12/2017

 

Tejero levantaba la pistola en el Congreso de los Diputados. Las puertas del Avión Club abrían como un día más. César, su incombustible pianista, volvía a sintonizar al ritmo de la parroquia fiel del local. Julia, una joven profesora de instituto, acude para no estar sola en una noche donde las dudas sobre la democracia asaltan en la mente de todos de golpe tras años trabajando en una transición hecha entre todos. La tensión se mantuvo durante toda la noche mientras el piano seguía tocando en un local que «era un lugar abierto desde la postguerra, con un pianista que llevaba 30 años allí, donde la gente cantaba y acudían personas muy diversas: modernos y antiguos, mayores y jóvenes, de todas las profesiones e ideales donde todos cantaban, vacilaban, escuchaban música en definitiva un ejemplo de la alegría de vivir y la explosión de libertad que sucedió a la transición», refleja el periodista Carlos Santos. Lo sabe bien. Allí cantó más de una noche. Un ambiente que trata de rescatar en ‘Avión Club. Una historia de los 80’ y que hoy presenta en Burgos acompañado por el pianista, Diego Crespo, y la periodista Rosalía Santaolalla en la Sala Polisón del Teatro Princpial a las 20 horas.

Tras adentrarse, dentro del género de ensayo, en la época de la Transición con ‘333 historias de la Transición’, Esfera de los Libros pidió seguir contando la historia de España a modo de crónica histórica y desenfadada. «No es mi intención convertirme en novelista, me siento más cómodo en la crónica, en el relato de los hechos como periodista que soy pero sí es cierto que los 80 son más que momentos históricos, de personas concretas. También hay que contar el humo, el sudor, la noche, la música, las historias personales pesan tanto o más que las históricas y para ello la ficción ayuda mucho», señala.

La realidad la aporta un pianista, César, de 60 años y que llevaba media vida tocando cada día en el Avión Club con una sonrisa casi constante. «Era un personaje enigmático solo sabíamos que antes de la guerra había sido un niño prodigio, que vivía en un ático en la zona más cara de Europa».
Representa el pasado de un país que quería perder los últimos rescoldos de la dictadura pero que en ese crecer la memoria es clave. «La democracia no se hizo en un día ni en los despachos, fue un logro colectivo y tras lograrlo en los 80 tocó disfrutar pero el pasado es importante porque son los cimientos del presente», relata.

Como contrapunto, un personaje de ficción. Julia. Una profesora veinteañera que, como todos las mujeres españolas, «por primera vez tienen acceso a una libertad efectiva que no les había cercenado la dictadura es que no la habían tenido nunca».

Entre ambos protagonistas se suceden personajes de diversa índole que demuestran que la sociedad de entonces «a pesar de que había un amplio paro, que ETA mataba cada semana pero a la sociedad española de entonces la alegría de vivir no se la quitaba nadie», destaca.

La unión entre la gente y la política se fue diluyendo durante esta década. «Los políticos pasan del idealismo al pragmatismo y de trabajar por una sociedad mejor y escuchar a la gente a maniobrar por lo mejor para su partido». Una división que para Santos Arrancó con el referéndum de la OTAN en el año 86. «Se demuestra de manera plástica cómo se utilizan los instrumentos para el beneficio de la política». El distanciamiento siguió creciendo hasta el año 88 con una Huelga General que paralizó al país. «Pero aunque el distanciamiento entre política y sociedad civil creció la población dejó hacer, se fue acomodando porque vivían cada vez mejor», señala Santos.

El Avión Club pudo cantar el momento en el que España empezó a sentirse mayor. En el año 92 de las Olimpiadas y la Exposición Universal, «vimos que podíamos organizar las cosas como otro país europeo». A poco más le pudo poner música César. La especulación urbanística se llevó por delante el mítico local en el año 94. Un fin que, como el resto de sus noches de música, humo y alcohol, refleja la historia de España.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria