Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Exposición

Bestiario canalla

Guillermo Cantarín tira de ironía y fantasía en ‘Rara avis. Gabinete de criaturas inexistentes’, una colección de grabados al aguafuerte con la que reivindica el poder de la imaginación. Estará en la Sala Código UBU hasta el 16 de enero

A.S.R.
05/12/2017

 

Guillermo Cantarín introduce la ironía en el tórculo y convierte la Sala Código UBU en una suerte de cámara de maravillas con el mismo objetivo con el que se crearon en el siglo XVIII: incitar la curiosidad científica de los investigadores y el asombro de la sociedad universitaria. Rara avis. Gabinete de criaturas inexistentes es un bestiario canalla compuesto por una veintena de grabados al aguafuerte.

Comparten estancia Allium Raizprofunda Porrum, cabecilla de la revuelta de la granja del Matías y máximo responsable de la masacre del cultivo sur, con La Reina Pájara, apodo de Leonor de Plantagenet, que, según cuenta la leyenda, se transformaba en una cigüeña para mantener relaciones carnales en el nido que mandó construir en Las Huelgas, o con Hugin y Munin, que viajan alrededor del mundo recogiendo noticias para el dios escandinavo Odín.

El artista burgalés tira de fantasía, y la reivindica, para desatascar un mundo, el del arte, cada vez más encorsetado y en un in crescendo tono políticamente correcto. Acompaña a cada una de las piezas de una breve semblanza en la que juega al despiste, reviste de solemnidad una canallesca que no necesita muchas luces para ser descubierta como tal y construye un universo nuevo gobernado por el humor.

«A mí me ha interesado siempre el mundo fantástico y ahora mismo vivimos en una sociedad en la que nada sorprende, todo es tecnología, y yo quiero dejar a un lado lo prosaico y convencernos de que aún existe un poco de magia y no hay que explicar todo», comenta el autor y matiza que no es una exposición protesta.

«He hecho lo que me gusta y me divierte con una técnica que se acople a ese intento de crear una cámara de maravillas de las antiguas, aunque trate temas actuales», añade Cantarín, a quien cuesta llamarse artista, que se introdujo en el mundo del grabado en el taller que Bárbara García imparte en Espacio Tangente.

Cree urgente quitar hierro al mundo del arte. «Hay que restarle misterio. Parece que la palabra artista gráfico te lleva a un plano en el que tienes que controlar de todo, hablar de una manera... Ya basta», destaca feliz con haber alumbrado esta colección graciosa e irónica, dos adjetivos que no están reñidos con la perfección en la ejecución técnica y la calidad gráfica.

Y suscribe el texto de presentación de la muestra, firmado por Marta Báscones: «Aunque nos remite al dibujo analítico y detallado del cuaderno de naturalista, elige ponerse al servicio de la imaginación y la ironía. El objetivo final es captar la naturaleza quimérica y caprichosa que anida en la esencia de lo humano. Y recuerden, si se puede imaginar, puede existir».

Las inquietudes de Guillermo Cantarín le llevaron a iniciarse en el mundo del grabado, aunque lo suyo es la ilustración. Se formó en Palma de Mallorca y allí hizo sus pinitos, centrados en animaciones para proyectos educativos, antes de trasladarse a Barcelona. Tras unos primeros años de producción dentro del grupo Ala de mosca, la crisis económica hizo mella y el burgalés preparó el equipaje rumbo a su patria chica. Aunque ya no vive de ello, sí siguen llegando encargos a su bandeja de entrada. Para sacarlos adelante usa el ordenador, pero cuando la obligación deja paso al placer, la acuarela es la niña de sus ojos.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria