Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Óleos de Ángel Espeso

El bodegón y el clasicismo de Murillo toman el Espolón


08/10/2012

 

MARTA CASADO / Burgos
El vallisoletano Ángel Espeso regresa a Burgos con una selección de sus mejores bodegones y recreaciones de Murillo y Adolphe William. Cada dos años acude a la plaza burgalesa donde se siente cómo desde su primera incursión en la sala de arte Tagra. «Allí es donde empecé y desde entonces siempre he venido cada dos o tres años, he expuesto hasta en ocho ocasiones aquí», afirma Ángel Espeso. De él se dice que «sus bodegones nos adentran en el mundo de la tranquilidad reposada y de la sencilla dignidad».
Una sencillez en la que se envuelve el propio pintor que resta importancia a su trabajo diario, durante más de 40 años. «Siempre pinto, todos los días pinto, raro es el día que no hago algo y cuando pasa es como que me falta algo. Es una necesidad», apunta sin resquebrajar la voz. Su dominio del bodegón es un premio a la constancia. «soy autodidacta» reconoce. Pero es él mismo quien elabora los bodegones ya sea con elementos gastronómicos, fotográficos o literarios. «Yo compongo el bodegón y luego lo pinto al natural y como ya he hecho muchos lo hago con facilidad», afirma sencillo y contundente, como su obra.
El dominio de la luz y la imagen es fruto de la constancia de quien ha pintado casi a diario, como hobbie, hasta alcanzar la destreza del profesional. Si en el bodegón Ángel Espeso se defiende con gran soltura, hasta el punto de implicar retratos al incluir fotografías en los mismos, el resto de elementos como el retrato o el paisaje «me defiendo peor me cuesta mucho», afirma sin reparos con la misma sencillez con la que reconoce su dominio del bodegón.
Sus óleos hiperrealistas se ponen al servicio de reproducir las bellas obras de Murillo o Rembrant «a quienes admiro mucho y son auténticos retos porque el retrato es lo que más me cuesta». Algunos de estos retratos pueden verse en la selección de 28 piezas que ha traido a Burgos. Entre ellas Niños jugando a los dados, una pieza de Murillo que «supuso un reto para mí». En la misma línea la expresión de La Costurera de Adolphe William. «Son pintores a los que admiro» un hándicap más para este pintor que quiere estar a la altura a la hora de realizar la copia.
En la muestra de Burgos también ha reflejado paisajes de su tierra, palomares de Palazuelo de Vedija (Valladolid). Todos ellos muestran la destreza de este pintor hiperrealista que estará en la sala de exposiciones de Cajacírculo en el Espolón hasta el próximo 14 de octubre.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria