Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

XXXIX FERIA DEL LIBRO Presentación de ‘Calle Vitoria’

Ensoñación de lo cotidiano

El escritor Óscar Esquivias y el fotógrafo Asís G. Ayerbe firman ‘Calle Vitoria’, un singular libro desplegable en el que dos relatos surcan sus 3,7 kilómetros / Se encaramaron ayer al edificio de Telefónica para avanzar los detalles de su presentación al público, hoy en la Sala Polisón

LAURA BRIONES LAURA BRIONES
30/05/2015

 

«Míralos, parece que posan para la portada de un disco, los The vitorians podrían llamarse». Carcajadas. La descripción es perfecta. La escena la protagonizan dos hijos de Gamonal que hoy residen en la capital del Reino, dos niños grandes que crecieron cerca sin saberlo, con vistas a la calle Vitoria y décadas antes de que esta transitada vía cobrara relevancia mundial a costa de un fallido bulevar, como símbolo de lucha vecinal o escenario de disturbios, según a quién se pregunte. Dos nombres de la cultura local con proyección: el escritor Óscar Esquivias y el fotógrafo Asís G. Ayerbe que, por la ley del mundo convertido en pañuelo, sumaban sus fuerzas años después de corretear por el mismo barrio.

No es la que nos ocupa su primera vez, aunque puede que sí la más especial. Singular, sin duda. Basta contemplar la estampa: ambos encaramados al techo de la citada calle, a los mismos pies de la gran antena que corona el edificio de Telefónica, frontera natural entre Gamonal y el centro, rodeados para la ocasión de los ocho metros que ocupan las 82 páginas del libro parido en conjunto, a imagen y semejanza, aunque en escala, del objeto de veneración de sus letras e instantáneas.
En concreto, Calle Vitoria -que cerrado apenas mide 10 centímetros de ancho por 10 de largo y 2,5 de grosor- es un desplegable de récord, pues sus autores no tienen constancia de que exista otro de tal envergadura, que recorre de principio a fin ambas aceras -una por cada cara de su extensión total- surcadas por sendos relatos escritos en una sola línea al pie de las sucesivas panorámicas.

El resultado de la fusión es una revisión onírica a un espacio cotidiano, a un mero telón de fondo del día a día. «Con el libro pasa lo mismo que ocurrió con el conflicto que otorgó a la calle dimensión internacional. De repente, un lugar anodino, al que nunca se le había prestado atención, aparecía como mitificado y surgían connotaciones literarias nuevas», relataba el escritor, a resguardo ya del viento que ‘amenizó’ la presentación en la azotea. «Lo que más nos divertía, y creo que lo hemos logrado, era convertir lo cotidiano en algo con un valor plástico y artístico», añadía.

La sorpresa llegó cuando la realidad les sirvió en bandeja su propósito. «Es que la calle Vitoria es brutal», señalaban a un tiempo, en referencia a los contrastes entre los inmuebles que la pueblan y el simbolismo que encierran. Sus 3,7 kilómetros «unen el Burgos más burgués», representado en su tramo céntrico por edificios emblemáticos de ayer y hoy -el Banco de España ahora Subdelegación, teatros, cines, restaurantes y hoteles, el Gobierno Civil, Hacienda...-, con «la ciudad militar y la ciudad industrial y proletaria», subrayaba Esquivias desde «la encrucijada» que encarna el edificio de Telefónica, durante mucho tiempo rodeado de vacío hasta que esas urbes enumeradas se encontraron en él, elevándolo a límite alegórico.

Desde esa atalaya -reconvertida para la ocasión en lugar de disfrute y mirador privilegiado- avanzaron ayer los detalles de un proyecto de particulares dimensiones que desplegarán hoy ante el público en la Sala Polisón a las 13 horas, en el marco de la Feria del Libro.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria