Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Música

La esperanza laica del gregoriano

El Grupo Vocal Coda se erige como último bastión de una expresión que en Burgos solo mantienen los monjes de Silos. Esta semana da tres conciertos en las iglesias de las Salesas, Santa Dorotea y las Clarisas

A.S.R.
17/03/2018

 

Pasan unos minutos de las nueve de la noche. La lluvia espanta a los viandantes. La luz de un local de moda enciende la vida en una plaza solitaria y en penumbra. No hay ninguna abadía ni iglesia cercanas pero una melodía religiosa se escapa por una de las puertas. Las jotas dan paso al canto gregoriano en el Hogar Navarro de Burgos cada jueves. El Grupo Vocal Coda ensaya todas las semanas en este local y se erige en la esperanza laica de esta expresión artística que en Burgos solo cultivan los monjes de Silos.

«El canto gregoriano ha dejado de ser habitual hasta en los monasterios. Los de Silos son los únicos de la provincia que lo mantienen y en el resto de España están los benedictinos y algunos del císter, pero poco más», resume Fidel González, director de la formación, que, como el resto de integrantes, tiene una extensa trayectoria en la vida coralística de la ciudad.

¿Es el gregoriano un canto en peligro de extinción? La respuesta es rápida y unánime. «Totalmente», sueltan sin dudarlo.

«Estaba en extinción y se rescató en el siglo XIX por los monjes benedictinos de Solesmes, que fueron los que repoblaron Silos tras la desamortización y trajeron sus cantos», tira de historia el batuta y añade que, a pesar de todas las carencias, «la inmersión en sus sonoridades no deja a nadie indiferente, pues, no en vano, constituye una gran fuente de inspiración y expresión emocional de toda la música occidental».

A la misión de salvar este patrimonio musical y descubrirlo para el gran público se suma su anhelo de abrir las puertas de monasterios y templos desconocidos, aunque forman parte del día a día de los burgaleses. Lamentan que muchos tienen las puertas abiertas todo el día y son pocas las personas que las cruzan.

Ambos objetivos propician la pequeña gira de conciertos que emprenden esta semana. Actuarán en la iglesia de Las Salesas el miércoles 21 (20.15 horas), en el Convento de Santa Dorotea de las monjas agustinas canónigas el viernes 23 (20.15 horas) y en el de Santa Clara el domingo 25 (18.30 horas). La entrada en todos los casos será gratuita. A esta tournée burgalesa se suma una actuación en la Catedral de Vitoria el lunes 26 (20 horas, entrada gratuita).

Cantos del silencio es el título del programa que interpretarán en estos encuentros ya que el repertorio se asentará en partituras alumbradas al amparo de la muerte, «del silencio eterno». «No hay mayor silencio que el del réquiem eterno», apunta el director y señala que la Misa de difuntos es la única que se repetirá en todas las citas, el resto variará.

Insisten en que será una oportunidad única para escuchar este oficio de difuntos que antes se interpretaba casi a diario en los pueblos, tanto en los entierros como en las misas de aniversario, y ahora ha desaparecido. Hasta de la abadía silense.

«Asistimos hoy al abandono de estos cantos por la propia institución eclesiástica, lo que nos mueve, si no a reivindicar la recuperación de la liturgia cantada, sí a su contemplación y audición en los lugares donde se escucharon. Es una manera de redescubrir nuestros conventos como magníficas cajas de resonancia de estos cánticos a la vez que contemplamos la belleza que atesoran», concluyen sobre esta aventura en la que se embarcan convencidos de que «en la ruidosa sociedad en la que nos encontramos hay que recuperar el espacio del silencio como ágora de encuentro reparador».

Los tenores Pedro Ibeas, Arturo Martínez, Francisco Javier Sariot, Esteban Arrabal, Luis Tobalina y Enrique García y los bajos Fermín Corcuera, Jesús Francés, Rafael Castrillo, Carlos Velasco, Jesús Gómez y José Luis Soro integran esta agrupación que nació hace cinco años sin más pretensión que pasar un buen rato y hacer música coral polifónica, aunque el canto gregoriano, al que llegaron por casualidad, los distingue del resto de masas de la ciudad.

Hacen entre cuatro y seis conciertos al año (el último en el marco del Salón del Libro Antiguo). «Cuando queremos», dice uno. «Además, nuestro Ayuntamiento, apoyo a la música, cero. No contratan nada», lamentan y apostillan que estos tres conciertos son iniciativa suya con el patrocinio del Hogar Navarro de Burgos y la Asociación de Empresarios de Villalonquéjar.

El reloj está cerca de dar las diez y afuera continúa lloviendo. El pentagrama baila en los papeles y en la pantalla de alguna tableta. Sentados alrededor de una gran mesa, con un ojo en el repertorio y otro en el director, exprimen los minutos. A pesar de su nombre, el Grupo Vocal Coda más pareciera que se resiste a ser un apunte final y quisiera ser la avanzadilla del rescate de cantos condenados al olvido.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria