Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Faltan salas y ayudas, sobra ilusión

La tercera edición del ciclo ¡Larga vida al corto...!, que arranca mañana en Cultural Cordón, pone sobre la mesa la cara y cruz de este género


17/01/2011

 

A.S.R. / Burgos
El corto desfila por la pasarela de la actualidad y no es lo más común en la ciudad. Ya está aquí la tercera edición del ciclo ¡Larga vida al corto...! Comienza mañana en Cultural Cordón y consagrará dos veladas a la pequeña cinematografía. Siete filmes de directores españoles abren esta puerta mañana (20.15 horas, entrada libre hasta completar aforo) y continuará así hasta el martes 25, que será el turno de los cineastas castellano y leoneses.
¡Larga vida al corto...! enciende los focos sobre este género y pone sobre la mesa la cara y la cruz que vive en una ciudad como Burgos.
El ciclo comenzó cuando los responsables de Cultural Cordón se percataron de que se estaban haciendo cosas estupendas en este plano, tanto en Castilla y León como en el resto de España, pero no llegaban al público. «Había un claro problema de exhibición», recuerda José Miguel González, director de esta programación, quien comenta que poner su sala al servicio de esta disciplina era el mejor apoyo que podían prestarla para auparla.
Este ciclo es una ayuda, pero puntual. Álvaro Alonso de Armiño, encargado de la selección de los cortos participantes y responsable del Aula de cine de la Universidad de Burgos, también apunta a la exhibición como principal enemigo del corto y lamenta que ningún cine se arriesgue a pasar estas cintas antes de cada largo. «No costaría nada ponerlo en marcha. Cada corto tendría un pequeño canon y los cortometrajistas tendrían más oportunidades de que sus obras se vieran», propone.
Junto a la ausencia de salas, Alonso de Armiño plantea la inexistencia de una política de ayudas decidida de la Junta de Castilla y León como sí ocurre en otras comunidades como Madrid, Cataluña o el País Vasco. Lamenta que las escasas ayudas que en años anteriores se destinaban a este campo se hayan convertido en cero este ejercicio. Y mira con envidia a la escuelas de Madrid (ECAM) y de Cataluña Barcelona (Escac), donde se están haciendo cosas muy interesantes porque sus alumnos disponen de unos medios que ni se huelen en una ciudad como Burgos.
Precisamente, González saca a relucir esa ausencia de una industria cinematográfica, concentrada en las grandes capitales: «Hacer cine en provincias es dificilísimo».
Lo que no ponen en duda es que el corto tiene larga vida y que siempre habrá gente con ganas de contar una historia a través de imágenes. Tanto Alonso de Armiño como González creen que esta ilusión, este empeño, este esfuerzo estarán siempre ahí y bien se merecen una oportunidad de lucirse.

ALBERTO MARROQUÍN 'Nerea a las seis' «El escollo es que no hay cultura cinematográfica»
Alberto Marroquín ha vivido los primeros meses de Nerea a las seis como un niño con zapatos nuevos. Esta próxima proyección, le toca el día 25, le hace especial ilusión porque compartirá cartel con otros trabajos y en el público no serán mayoría familiares y amigos. Dice valorar mucho las opiniones de espectadores no allegados, que, cree, siempre son más sinceras.
Aunque la historia de esta adolescente enamorada de su profesor que se escapa de casa es su primer corto como director, Marroquín ha participado en otros como los realizados por Lino Varela o Dafne Cinema. Conoce la realidad audiovisual de la ciudad. Y su mirada no es la más optimista. «El problema aquí es la falta de cultura cinematográfica, es una ciudad pequeña y cuesta mucho realizar un corto. Casi todo lo que se hace es porque sale de uno mismo. Te encuentras con pocas ayudas en el camino», expone y lamenta que, en ocasiones, se mire con desdén a los que se encuentran detrás de estos proyectos, que salen adelante a base de empeño personal, y económico también. «Es cierto que nadie es profeta en su tierra. Mientras a la gente de fuera se la trata como grandes estrellas, a los cineastas de Burgos se nos considera cuatro amigos con una videocámara», espeta Marroquín, quien apunta la falta de salas de exhibición de estas pequeñas piezas como uno de los principales escollos a solucionar.

ROBERTO CARRASCO 'The lost Rockefeller' «Sin contactos la entrada en este mundillo es difícil»
Siempre he querido saber por qué ciertas personas toman un rumbo
muy distinto del que parece marcarles el destino. Hace más de 4 años seguí los pasos de una de estas personas. Un tipo rico. Multimillonario. Que acabó sus días en el fin del mundo. En un lugar sin civilizar donde se come carne humana. Tenía 23 años. Se llamaba Michael Rockefeller. Con estas palabras Roberto Carrasco Díez presenta The land of lapping death (La tierra de la muerte) en la página web de este largometraje, presentado en Documenta Madrid, que antes fue corto, The lost Rockefeller, uno de los trabajos seleccionados para su proyección el martes 25.
Roberto Carrasco Díez nació en Aranda de Duero. No había muchas oportunidades de dedicarse al cine. Pero a él le gustaba este mundillo. Tenía claro que quería contar historias e inició un camino autodidacta. Trabaja en algo que nada tiene que ver con el séptimo arte, pero todo su tiempo libre y sus ahorros son para él. The lost Rockefeller es su primer documental y ha reunido numerosos premios. Antes se había entregado a la ficción, El búho rojo (1998) y El niño del alambre (2001). Cuando de dificultades hay que hablar, el cineasta ribereño habla de la incertidumbre de saber si la cinta funcionará, si será lo suficientemente buena para permitir seguir con otros proyectos: «Estas complicaciones te pueden hacer tirar la toalla. Sin contactos la entrada en este mundillo es difícil».

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria