Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Exposición

Bajo el hechizo del ‘Toro’

Fran Herreros se enfrenta a este animal en una colección que deja al margen el albero para atrapar al mágico y misterioso bicho en una vibrante paleta que insiste en el rosa, pero gira hacia los azules. En el Monasterio de San Juan hasta el 2 de julio

A.S.R.
16/06/2017

 

El pintor y el toro se observan, se desafían, se estudian, se escudriñan, se revuelven. Están los dos solos. En la inmensidad de la pradera. En el recogimiento del estudio. Se ven por primera vez. El animal se inmuta poco ante la presencia del intruso. El artista queda hechizado por su mirada. Uno hace alarde de su bravura. Otro siente que nunca desvelará el misterio que guarda. Toro es el encuentro de Fran Herreros con una temática nueva en su repertorio en la que apenas se había mojado los pies en una colectiva en el Arco de Santa María hace unos años. Sorprendió con un imponente primer plano de un toro que, sorprendentemente para su autor, tuvo un largo olé que tuvo eco en Bruselas, donde tiene galería, y también le abrió las puertas de esta muestra en la que cae bajo el conjuro de este gran desconocido.

El artista se aleja de alberos, capotes y toreros para centrarse en el animal. Lo ha estudiado, investigado, visto en directo en la finca del ganadero burgalés Antonio Bañuelos. Reconoce que le costó hacerse con él. Lo ha conseguido. Y, confiesa, ha disfrutado.

«Todas las exposiciones de toros eran la plaza y el torero y quería hacer algo nuevo, dar una vuelta de tuerca. Descubrí que son bravos, pero también mágicos y misteriosos y en eso la gente no se detiene. No va más allá de la Fiesta. A mí como bicho en el campo me ha impresionado. Y eso es lo que quiero transmitir: nobleza, seguridad, el constante desafío de su mirada, bravura, paz, dulzura, tranquilidad...», comenta el creador sobre esta exposición que, organizada por la Peña Taurina de Burgos, con el especial énfasis de Miguel Ángel Salinas, permanecerá en el claustro del Monasterio de San Juan hasta el 2 de julio.

La colección se alimenta de 41 obras, siete de gran formato, de 195x195 centímetros, que retan al espectador imponentes, acompañadas por otras de 30x30 o 32x32 que el autor ve como bocetos en busca de esa magia bajo la que ha caído rendido.

El pincel se aleja del negro y los colores ocres que se presumen a un toro, para colar en su paleta otros tonos que imprimen un tiovivo de sensaciones. Morados, salmones... Y el rosa, siempre el rosa. «No sé qué me pasa con él, aunque en esta serie he metido mucho azul, he virado hacia distintos azules y con colores más vibrantes, los toros no tienen por qué ser negros, he jugado con el espectador», reconoce el pintor que tampoco renuncia a la introducción de grafismos en las pinturas. Marca Fran Herreros.

«La pintura debe emocionar a la hora de ser pintada y con esta colección me he subido a una montaña rusa de sensaciones, de muchas frustraciones también. He repetido muchos cuadros», admite y se cuela aquí algo del porqué ha elegido bautizar a casi cada uno -se permite licencias como llamar a uno Luke, por hacer a un guiño a su admirada Star Wars, y a otros Pintorcito o El gran sabio- de estos retratos taurinos con nombres de pintores.

Chagall, Duchamp, Rubens, Velázquez, Munch, Hopper, Warhol, Magritte, Tiziano, Richter, Basquiat, Van Gogh, Dalí, Durero, Pollock, Bacon...

«Considero que la gente que pinta tiene que entender de pintura. Cada artista te aporta una determinada pincelada y todos los toros tienen un toque que puede acercar a ese pintor de una manera u otra, aunque el nombre está puesto a posteriori», explica Herreros sobre este mano a mano entre la pintura y el toro.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria