Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

¿Inspiró Leonardo la Escalera Dorada?

El profesor Jorge Martínez Montero aporta bocetos que apuntan a que Diego de Siloe se fijó en dos manuscritos de Da Vinci para su diseño


07/12/2011

 

A.S.R. / Burgos
Leonardo da Vinci pudo inspirar a Diego de Siloe en el diseño de la Escalera Dorada de la Catedral. A esta conclusión llega Jorge Martínez Montero. El profesor de Historia del Arte ha encontrado dos bocetos del hombre renacentista por excelencia con un parecido asombroso a la estampa que muestra esta solución arquitectónica que salva la distancia entre la puerta de Coronería y la planta de la basílica.
Los dos documentos se incluyen en el libro La Escalera Dorada de la Catedral de Burgos, que se presenta el sábado (Cultural Caja de Burgos a las 12 horas). El primero es el Manuscrito B, fechado en 1487, que recoge un tipo de escalera para la ciudad ideal y está en la Biblioteca Nacional de Francia, y el segundo, datado en 1502, es un modelo de fortificación dentro del denominado Códice Atlántico, custodiado en la Biblioteca Ambrosiana de Milán.
Estos manuscritos también pudieron inspirar en su momento a Bramante en la construcción de la escalera del Cortile del Belvedere en el Vaticano, diseño que tradicionalmente se menciona como modelo de la obra arquitectónica catedralicia.
Martínez Montero cuenta que el contacto de Diego de Siloe, a quien Rodríguez de Fonseca encarga esta construcción, que se alarga entre 1519 y 1523, se debió producir durante su estancia en Nápoles (Italia), donde contacta, desconoce hasta qué punto, con los artistas más importantes del momento. Léase Miguel Ángel, Leonardo y Bramante.
Martínez Montero baraja dos conjeturas. Una que el propio Diego de Siloe consultara directamente estos bocetos y otra, que los conociera a través de Bramante, con el que casi con toda seguridad se relacionó en la obra del Belvedere.
«No es un hecho constatable, aunque sí es cierto que hay una vinculación y que todo señala a esto. Si los teóricos se han atrevido a decir que está inspirada en el Cortile de Belvedere de Bramante, yo como historiador del arte y como profesional de este campo considero que no solo viene de este sino también de Leonardo», apunta el profesor.
El segundo hallazgo en esta monografía se refiere a la ornamentación, que Martínez Montero une a dos nombres, entre los que se vuelve a colar Leonardo pues encuentra claras semejanzas con respecto a los relieves de la fachada de la Cartuja de Pavía y el barandal de la Escalera Dorada. Habla también de los grabados de Nicoleto Roseta Módena.
La Escalera Dorada de la Catedral de Burgos (Editorial Gran Vía) hunde su origen en la tesis doctoral de su autor, aunque la pasión por este elemento había nacido antes, durante la investigación de La escalera en la arquitectura civil del siglo XVI en las provincias de León y Burgos.
Todo se conjuraba para que sus pasos guiaran a Martínez Montero hasta el templo Patrimonio de la Humanidad, al que dedica la mayor parte del volumen, pero que va precedido por una introducción sobre la escalera en la arquitectura del Renacimiento, con una mirada general a Europa, una más concreta a la religiosa española y otra más exhaustiva a la burgalesa en particular para meterse de lleno en la protagonista del libro en el capítulo 2.

Un espejo en el que se miraron
Sorprendente resulta el último apartado del libro, que recoge la pervivencia del modelo empleado en la Escalera Dorada. Hacía falta que alguien dirigiera su dedo hacia allí para ver la similitud entre esta y las escaleras construidas frente al Hospital General Yagüe, de acceso a uno de los parques del Plan Jerez. Basta ponerse frente a esta mole de cemento para percatarse de su semejanza en el trazo, salvando las distancias de tiempo, materiales, belleza... Otro ejemplo burgalés es el acceso al coro en la iglesia de Santo Tomás de Covarrubias, realizado en una fecha anterior a 1945. Esta pervivencia se aprecia en otras ciudades españolas y europeas como la escalinata de la Catedral de Santiago de Compostela, la de la Almudena de Madrid, el Palacio Real de Estocolmo... E incluso cruza el charco y llega al Hotel Baltimore de Los Ángeles y al Centro Gallego en La Habana, entre otros. «No quiere decir que sigan a Siloe. Seguramente es a Bramante», aclara Martínez.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria