Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Homenaje en el Teatro Principal

Ópera en cuatro actos para Tino

Familiares y amigos se citan para evocar a Tino Barriuso con versos, música y recuerdos en una velada que reivindicó su nombre para el Premio de Poesía o para uno de nueva creación para jóvenes autores

A.S.R.
01/12/2017

 

La tarde fría que avanzaba poderosa en el corazón de la ciudad aventuraba una noche cálida en el Teatro Principal. Cosas de la poesía. Tras la entrega del Premio Ciudad de Burgos a Marcos Díez, sobre el escenario se dibujaría el prometido homenaje a Tino Barriuso, fallecido el pasado mes de mayo. El público asistiría a un espectáculo en el que los versos bailarían sobre las cuerdas de una guitarra, harían equilibrios en el violín y danzarían elegantes sobre las teclas del piano. Brincarían recuerdos de alumnos agradecidos y amigos emocionados huérfanos de los abrazos de oso del poeta. Ópera en cuatro actos fue el título que le dio Javier Gil, el cuentero más poético, maestro de ceremonias de esta cita.

Él arrancó los primeros aplausos de la velada al reivindicar el nombre de Tino Barriuso para el Premio de Poesía Ciudad de Burgos o, en su defecto, para un nuevo galardón que reconozca el talento de los jóvenes autores. ¿Tomó nota la concejal de Cultura, Lorena de la Fuente?

Sin más dilaciones, corrió el arte. Se subasta un amante, Mañana de Carnaval, Qué pájaro de lluvia, Candela está mirando a Marisol... Sonaron poemas rescatados de sus libros, pero también otros inspirados por su maestría. Se entonó alguno que no aparece en volumen, revista ni antología alguna como el soneto Una rosa labrada con espuelas. Lo recitó un emocionado Nacho de Miguel, que afirmó sentirse afortunado por haber tenido un puñado de profesores, entre ellos Tino, que le transmitieron la pasión por el conocimiento, el arte y la cultura, «la pasión y el compromiso por la vida».

Porque durante la velada que se alargaría más de dos horas hubo lugar para los poemas, para la música y para los recuerdos.

El escritor Óscar Esquivias implicó a todos en el reto de estar a la altura de su amor, su afecto y su amistad y confesó que se le humedecían los ojos, como solía tenerlos el propio Tino, al verle tan joven en una de las muchas fotografías que presidieron esta ópera en cuatro actos.

Lo consiguió como también lo hicieron su hermanos Jesús,Tina y Marta y los muchos amigos que por el escenario pasaron. Paco Castaño, Susana Cueva, Ángel Herraiz y Javier Contreras, Fermín de Roa, Eduardo Fraile, Rodrigo Pérez Barredo, Mariano Mangas, Paco Arana, Jorge Jiménez, Álex Grijelmo, José Gutiérrez Román, José Manuel Moure, Álex Grijelmo, Charango, Yesca, sus hijos Álvaro y Jimena, su nieta Candela y su esposa, Marisol, la misma a la que sacó los colores durante el vídeo homenaje que le hicieron hace unos años en el programa Saber y ganar, que, junto a otros, se proyectó ayer.

Sobre las tablas, entre cajas o en el patio de butacas, todos recordaron al poeta que amó tanto, tanto la vida que una indecencia le parecía tener miedo a la muerte.

Una pizca del Premio de Poesía se queda en Burgos
La noche burgalesa más poética despegó con la entrega del XLIV Premio de Poesía Ciudad de Burgos a Marcos Díez. Recibió el galardón de manos de la concejal de Cultura, Lorena de la Fuente, y del vate burgalés José Gutiérrez Román, en representación del jurado. El poeta santanderino expresó su emoción por este galardón que tanta trayectoria tiene y que antes han ganado amigos suyos como Rafael Fombellida y Alberto Santamaría. Señaló que le gusta especialmente que permita que su poemario Desguace se ponga al alcance del público. Y antes de recitar de memoria dos de sus poemas, No se llamaba Yorick y Cumplidos los 40, reiteró su alegría por estar en Burgos más si cabe porque su padre era de Torres de Abajo, un pequeño pueblo del norte de la provincia. «Soy un poco de aquí también», destacó desde el escenario.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria