Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Ensayo

De poeta a poeta

El burgalés Carlos Frühbeck Moreno disecciona la obra del argentino Héctor Viel Temperley y analiza cómo su vida influyó en su creación

A.S.R.
30/12/2017

 

Carlos Frühbeck Moreno vuelve a la poesía, aunque lo hace desde fuera, como observador de la obra de otro. El burgalés, autor de los poemarios Coro de invierno, Caballos, Retratos de alquiler y Primera claridad, ajusta el microscopio para seguir los pasos del vate argentino Héctor Viel Temperley en el ensayo En las blancas costillas de la creación, publicado por Visor.

Fue otro editor, Chema de la Quintana, de Amargord Ediciones, responsable de la llegada de la obra de Viel Temperley (Buenos Aires, 1933-1987) a España, quien le descubrió a este colega. Sus dos últimos libros, Crawl y Hospital Británico, encantaron a Frühbeck Moreno hasta tal punto que ha escrito un concienzudo ensayo sobre la obra del considerado autor de culto.

«Parto de la idea de que, como ocurre en los escritores místicos, la poética de Viel se puede resumir en la búsqueda de un contacto directo, integral, y no mediado entre el ser humano y la realidad. El hombre normalmente la percibe con los sentidos y la ordena con el lenguaje. En la experiencia mística no se busca la percepción ni el orden, sino formar parte de ella. Y desde esta idea desarrollo el resto del libro», resume el escritor burgalés afincado en Italia, que dedica casi 300 páginas a esta figura de la literatura latinoamericana.

Trata las relaciones entre Viel Temperley y el campo literario argentino e intenta demostrar que, a pesar del aislamiento en el que vivió, existió un diálogo fructífero con tendencias más o menos dominantes en la época como el coloquialismo; analiza las imágenes textuales del yo que crean los poemas del propio autor -«el yo poético se presenta con dos máscaras que se repiten obsesivamente: el nadador y el solitario»- y las que dibujan de él los críticos y periodistas que lo estudian; y reflexiona sobre toda su obra tomando como punto de partida su volumen más conocida, Hospital Británico, «escrito en unas circunstancias muy duras: el poeta estaba convaleciente de una operación de tumor cerebral y su madre acababa de morir».

También habla del cuerpo y de su representación en la obra del poeta y plantea la experiencia artística como un modo de fundirse con la realidad a través del cuerpo; afronta el estudio de la escritura mística de Viel y su relación con las vanguardias, en particular con el surrealismo; y ahonda en el entramado simbólico que se da en su poesía y su relación con otros escritores místicos como San Juan de la Cruz o Eckhart.

¿Es Héctor Viel Temperley un poeta maldito?

«La mayor parte de críticos y periodistas así lo han considerado», responde Frühbeck Moreno, que también trata este tema en el volumen con una comparación entre el protagonista del ensayo y otro poeta místico argentino del siglo XX: Jacobo Fijman.

«Sobre el papel, el paso por manicomios de Fijman -y su vida miserable- lo convierten en el poeta maldito perfecto. Sin embargo, las biografías, los artículos periodísticos, las críticas... que nos llegan son interpretaciones más o menos apócrifas de vidas que nunca podremos conocer realmente», advierte antes de abordar el caso de Viel Temperley.

«Se identificó su aislamiento -y la crítica a veces brutal que realiza en su poesía a la sociedad en la que vivió- con un modelo de poeta perfectamente interiorizado por los potenciales lectores de poesía como es el maldito. A ello colaboró en cierto sentido su obra. La cuestión es que el poeta después de dejar a su familia vivió en un ordenado aislamiento (del mundo literario y del trato humano) de las rentas que le producían sus tierras durante muchos años. Y eso podría ser una forma de malditismo», analiza el autor burgalés y concluye que a él más que si es maldito o no, «eso es una cuestión de interpretaciones», le interesa saber por qué los lectores siguen buscando a estos poetas.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria