Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Exposición

La vida es un reflejo

‘Reflexiones’ reúne 36 fotografías realizadas por Javier Contreras en sus viajes por el mundo en las que brinda otra forma de ver la realidad. En la Sala Consulado del Mar hasta el 22 de julio

A.S.R.
30/06/2018

 

Javier Contreras se sabe afortunado por vivir una relación abierta, sin obligaciones y sin corsés, con la fotografía. Es, con permiso de Ana, su mujer, su gran pasión. Han pasado más de 40 años desde que la cámara se convirtió en compañera inseparable, pero habla de sus instantáneas con la misma ilusión de entonces. Tan al día gozaba de esta afición que hasta hace poco tiempo no había reparado en el poder de seducción que los reflejos tienen en su mirada. De este hilo común tira en Reflexiones, la exposición de 36 obras que viste las paredes del Consulado del Mar hasta el 22 de julio (la sala abre de martes a viernes de 19 a 21 horas, sábados de 12 a 14 y de 19 a 21 horas y domingos y festivos de 12 a 14 horas).

Apunta que la primera fotografía suya en la que se colaron los reflejos data de 1977. Tiene localizada esa imagen en una diapositiva, pero su impresión no llegó a tiempo para la muestra. Le habría gustado cerrar ese círculo. «Era una cuestión romántica», apostilla.

A pesar de esa ausencia, Contreras recorre emocionado la colección. Se traslada al lugar y al momento en el que preparó su cámara y disparó. El reluciente casco de un bombero parisino, la inmensidad del mar, los románticos canales venecianos, la pared de un rascacielos en Chicago, la aplicación metálica de una barca, un puñado de espejos amontonados en un mercadillo, la pared de azulejos de una mezquita de Samarkanda, la carrocería de un taxi de Nueva York, un estanque en San Francisco y el que acompaña a la escultura de Marceliano Santa María en El Espolón, la fachada de una chocolatería en Florencia, una ventana en una calle de Roma o un charco en la burgalesa calle Fernán González se convierten en espejos de la vida.

De los turistas que se dejan llevar por los gondoleros, de una joven pareja que se besa sin importarle las miradas indiscretas, de la colorida arquitectura de la ciudad de Burano nacida para que los pescadores identificaran su hogar al volver de la faena, de los chavales que se quedan asombrados ante la elegancia destellante de un Rolls-Royce, del imponente patrimonio italiano, del fervor de los norteamericanos por su bandera o de los espectadores que recorren la conocida como Alubia Gigante del Millenium Park de Chicago.

Estos reflejos configuran unas piezas que, en términos pictóricos, son figurativas, abstractas y hasta impresionistas. En este último movimiento, Contreras identifica una de sus inspiraciones.
«Los hago sin querer. Es otra forma de ver la realidad que nos rodea, es verlo al revés», resume el autor de Reflexiones, interesado especialmente en el paisaje urbano -su última muestra, en la misma sala hace tres años, se centró en arquitectura de Chicago y Nueva York-.

«Me encanta la fotografía, el color, la luz, la gente, las ciudades», enumera el fotógrafo burgalés, que en la actualidad exhibe también su trabajo junto a Ángel Herraiz en la plaza de España en un homenaje al poeta Tino Barriuso.

Reflexiones recoge obras escogidas de las realizadas en los últimos 40 años. «Tengo la suerte de haber tenido mi trabajo al margen y no necesitar la fotografía para comer por lo que siempre he podido hacer lo que me diera la gana», anota y recurre a su mujer cuando se le pregunta si ha cambiado mucho la mirada desde sus inicios detrás del objetivo a la actualidad. Ella lo tiene claro: «Cada vez tiene el ojo más rápido».

Él se ríe y reconoce que, de forma inconsciente, camina por la vida encuadrando, aunque haya dejado la cámara en casa.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria