Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Fútbol / Segunda B

El Burgos no sabe ganar

El cuadro blanquinegro no hace ni cosquillas al Salmantino y sigue transmitiendo inseguridad en la retaguardia

 

BURGOS CF 0 – 0 SALAMANCA CF UDS

Este Burgos no sabe ganar. Y el testigo de alarma comienza a parpadear. Los grandes proyectos se quedan sin crédito si no encuentran plasmación en el casillero. La Liga acaba de comenzar pero tres jornadas (más la pretemporada) han sido suficientes para que las carencias salgan a flote. El equipo tiene muy poca consistencia en la retaguardia. Y esa inseguridad se contagia al frente de ataque. Sin contundencia en las áreas cualquier ilusión es vana.

Ayer fue el Salmantino quien pescó en El Plantío. Los de Mateo han tirado por la borda dos opciones más que propicias para insuflar ilusión al grupo. Dos puntos se antojan un botín más que discreto para un equipo con elevadas aspiraciones de éxito.

Un empate y gracias, puesto que los anfitriones terminaron el duelo sin haber dirigido un solo disparo entre los tres palos. Un bagaje demasiado pobre. Más aún cuando atrás las sensaciones dejan mucho que desear. Menos mal que los charros tenían la pólvora mojada, pues suyas fueron las mejores ocasiones de gol.

Con mucha determinación saltó al césped el Burgos CF. Consciente de la necesidad de plasmar en el tanteador las buenas sensaciones dejadas ante el Adarve, no le quedaba otra que buscar con decisión la meta de un rival recién ascendido y que tampoco conocía la victoria.

Cantero tuvo en sus pies la primera ocasión del choque en una bonita combinación de todo el frente de ataque blanquinegro que nació en la derecha y que tras una apertura de Goti hacia la izquierda remató cruzado el granadino. El balón no encontró portería por muy poco.

Fue un espejismo. Esta acción despertó al Salmantino, que de inmediato dio la réplica con un derechazo con rosca de Owusu desde el vértice del área grande que Mikel Saizar detuvo en dos tiempos.

Los charros se animaron y equilibraron el duelo en la zona de creación, buscando siempre a un incisivo Owusu por el costado izquierdo de su ataque y manteniendo a los blanquinegros lejos de su área.

Hasta superado el cuarto de hora de juego no volvió a asomarse el cuadro local a la meta defendida por Alcolea, esta vez con un remate lejano y raso de Goti tras una diagonal que no encontró portería.

El Salmantino había quitado revoluciones al choque y en esa espesura no se maneja con la misma solvencia el Burgos CF, cuyas prestaciones bajan enteros.

El extremo ghanés creaba problemas a Aldalur y los charros se crecían ante la falta de continuidad del fútbol asociativo blanquinegro.

No dudó entonces el combinado de Mateo en iniciar las acciones ofensivas con lanzamientos en largo como solución de emergencia para superar la presión salmantina.

Ni por esas. Los de El Plantío no daban con la tecla para arrimar el ascua a su sardina y sus intentonas no hacían ni cosquillas a la retaguardia visitante. En esta tesitura Héctor Figueroa estaba completamente desaparecido en combate y sin opciones para entrar en contacto con el esférico.

El tedio iba ganando terreno en las gradas (incluso en la improvisada de la ribera del Arlanzón, de nuevo poblada de espectadores pese a que la maquinaria y el esqueleto de la futura Lateral obstaculizaban la visión del campo desde el exterior).

En las filas locales solo Machuca parecía tener la confianza suficiente para solicitar una y otra vez el balón pese a que las cosas no estaban saliendo como esperaban. Ni mucho menos.

Al borde del descanso Owusu dio un susto a la parroquia local tras un saque de banda de Pumar. Amaro cedió sobre el africano, que tras recortar a Borda se sacó un disparo potente y con rosca que se perdió muy cerca de la cruceta.

Ni siquiera a balón parado inquietaban los anfitriones a su oponente de turno por la falta de precisión de sus lanzadores.

Pese a que José Manuel Mateo leyó la cartilla a sus pupilos en el receso nada pareció cambiar sobre la faz de la tierra. Al menos de salida. El de siempre, Owusu, volvió a hacer de las suyas con el enésimo disparo con rosca tras recorte (y con el mismo resultado: el balón no encontró los tres palos).

El centro del campo blanquinegro era muy plano. Ni Beobide ni Undabarrena eran capaces de lanzar a sus compañeros. Madrazo y Goti tampoco tenían su tarde. Y los laterales, que tuvieron mucha presencia en ataque en el choque contra el Adarve, no se prodigaron por ninguna de las bandas. Como resultado, el juego ofensivo era poco menos que inoperante.

Pese a todo, una buena incursión de Madrazo por la derecha generó la más clara ocasión del Burgos hasta el momento. Corría el minuto 55 y una buena maniobra del extremo vasco le permitió superar a su par y poner un preciso envío atrás sobre la incorporación de Goti, que con todo a su favor muy cerca del área chica no conectó de forma limpia con el esférico, que salió mordido y con mala dirección.

Sin embargo, el panorama no era del todo halagüeño, pues era el Salmantino quien tenía la manija del partido en la zona ancha. De hecho, una de las primeras ovaciones del público en toda la tarde se la llevó Diego Cervero cuando recibió la llamada de Mateo para entrar en el campo. Que se hizo aún mayor cuando el veterano ariete asturiano pisó el césped en sustitución de Madrazo (con lo que Machuca escoró su posición habitual hacia el costado derecho).

El debut del pichichi del Grupo 2 del pasado cursó despertó a la grada. Y al equipo. Jagoba Beobide cambió su registró habitual y buscó la sorpresa con un duro lanzamiento desde la frontal que se perdió por encima del travesaño.

Más contundente fue la respuesta del Salmantino, cómo no, con Owusu como protagonista. Menos mal que se echó el balón demasiado en largo en su último contacto previo a encarar a Saizar y el meta pudo abortar la ocasión en boca de gol.

Luego lo intentó Pumar, incorporado al ataque, con un zurdazo potente y cruzado que la zaga local tuvo que despejar a saque de esquina.

El Salmantino había encontrado un filón por el costado izquierdo de su ataque. Un buen centro de Pumar fue rematado en el 70 en plancha y de cabeza por Moussa. Su remate se marchó desviado.

No carburaba el Burgos CF. Sin gas en ataque y superado en defensa. Mateo no lo veía claro y buscó una solución en el banquillo. La apuesta volvió a ser la misma que el pasado fin de semana, la frescura y descaro de Elliot.

La retaguardia burgalesa sufría en las acciones a balón parado. Un mal despeje de Jaso dio vía libre a Pablo González en el interior del área. Afortunadamente al atacante charro se le apagó la luz y la defensa local pudo reaccionar a tiempo para evitar su disparo.

Muy tímidas eran en campo contrario las llegadas locales, como un disparo con el exterior de Goti al borde del minuto 80 tras una peinada de Cervero prolongada de tacón por Machuca.

Sin chispa ni calidad los anfitriones intentaron volcar el partido en el terreno de juego del Salmantino en los últimos compases. Ya sin apenas tiempo quemó todas sus naves con la incoporación de Gabri Salazar. Nada cambió.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria