Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

BALONCESTO / ACB

Los despistes se pagan

El San Pablo pierde el norte en el momento decisivo y tira por tierra el buen trabajo realizado / Un parcial de 9-0 rompe el partido en el último cuarto

DIEGO ALMENDRES DIEGO ALMENDRES
04/02/2018

 

TENERIFE  84
SAN PABLO 76


Iberostar Tenerife:
Bassas (11), Beirán (3), Ponitka (15), Abromaitis (9), Tobey (5) -quinteto inicial- Niang (3), Bonde (-), Vázquez (19), Borg (-), Allen (4), White (15).

San Pablo Burgos: Fisher (13), Barrera (2), Jenkins (11), Thompson (19), Huskic (6) -quinteto inicial- López (3), Martínez (6), Saiz (10), Schreiner (3), Vega (3).

Árbitros: Cortés, Perea y Sacristán.

Eliminados:
No hubo.

Parciales:
19-16; 37-33 (descanso); 59-54 y 84-76 (final).

En ACB no se hacen concesiones. Esa es la primera lección que el San Pablo aprendió en su llegada a la liga y, sin embargo, en ocasiones se le olvida. El Iberostar Tenerife se encargó de recordar al equipo burgalés que cada minuto cuenta y que cada balón es decisivo. De nada sirve el buen trabajo realizado durante 32 minutos si en el momento clave un inoportuno cortocircuito echa por tierra todo el esfuerzo.

Los castellanos confirmaron una vez más que están en condiciones de competir contra cualquiera. Y, una vez más, quedó patente que el proyecto necesita un sobresfuerzo para aguantar el tirón de la mayoría de equipos. El 63-59 iniciado el último periodo alimentaba una ilusión diluida en dos minutos fatales. Las malas decisiones y las pérdidas impulsaron a un Tenerife que resolvió la cuestión con un 9-0 letal.

Le falta un puntito más al San Pablo Burgos para navegar por los partidos con mayor desahogo. Las desconexiones ya no son tan largas y desesperantes como en el arranque de curso, pero todavía cuestan derrotas. Los azules cada vez hacen más cosas bien. Eso sí, la falta de contundencia en algunas acciones y la pérdida de concentración en otras les castigan con severidad.

Los ayer blancos quisieron jugar cerca del aro en el inicio, cargando el juego sobre Thompson y Huskic. El americano tiró de galones, pero el serbio sigue inmerso en un bache anotador. El San Pablo Burgos perdió demasiadas opciones cerca del aro, tendencia rubricada por Álex Barrera al fallar una bandeja, y poco a poco el Tenerife se sintió cómodo.

Por eso, del 3-7 se pasó a un 19-11. Los aurinegros ganaron revoluciones en su juego, controlaron el rebote y tuvieron equilibrio dentro-fuera. Jenkins, quien sufrió su segunda falta en apenas dos minutos, debía cuidar sus maneras en defensa y favoreció la circulación de balón de los insulares. Las ayudas sobre el americano liberaban a los exteriores de un Tenerife que, además, disfrutaba de segundas opciones.

Solo Thompson tuvo respuesta en este momento delicado, pero la mejoría castellana llegó desde la defensa. Los visitantes no estaban para alardes en ataque y, al menos, cambiaron el devenir del choque desde atrás. Punto a punto, los de Epi llegaron a la orilla del primer cuarto con el 19-16.

La segunda unidad azul dio un paso al frente en el arranque del segundo acto, apoyada en su acierto exterior. Vega y Martínez anotaron por fuera y Saiz se las arregló por dentro para alegría de un San Pablo de nuevo por delante. El 1-8 daba la delantera a los de Coliseum, un 20-24 que pronto quedó reducido a cenizas.

La aparición de White enfocó a un Canarias necesitado de referentes. El americano hizo mucho daño a los burgaleses, quienes aceptaron un intenso intercambio del que parecían salir vencedores con el 30-31 gracias a otro triple, esta vez de Schreiner.

Parecía que había pasado lo peor y en un abrir y cerrar de ojos el San Pablo se metió en un pequeño lío. A estas alturas el bloque de Epi ya sabe que la ACB no perdona el menor error y ayer lo volvió a comprobar. Un despiste en el rebote defensivo y una mala decisión en ataque impulsaron al cuadro de Fotsikaris, de nuevo con la iniciativa en el juego y el marcador. Con todo, los burgaleses aguantaron el tirón y llegaron al intermedio con el 37-33 después de desperdiciar una nueva opción a tres centímetros del aro.

El San Pablo Burgos necesitaba la puntos de Jenkins en una segunda parte que se presentaba difícil. Los visitantes se vieron de nuevo en problemas con el pequeño arreón del rival, pero entonces desplegaron un buen baloncesto para salir del apuro.

Un 2-8 de parcial devolvió la calma en el marcador y los blancos aprovecharon el juego servido por Huskic para aguantar el tirón. Cada minuto arañado al crono era un buen motivo para creer y el 50-50 a 2:40 para acabar el tercer cuarto era otra razón poderosa.

Sin embargo, la lucha no había terminado y la iniciativa siempre sonrío a los aurinegros. Un pequeño acelerón fue suficiente para dejar de nuevo a los burgaleses a remolque del rival y el choque buscó el último cuarto con un abierto 59-54.

Los visitantes aún tuvieron la capacidad de optar a la victoria. Todo indicaba que el choque se decidiría en los últimos compases y, de repente, se hizo de noche.

Tras el 63-59, el San Pablo entró en una espiral negativa de la que salió demasiado tarde. Dos inoportunas pérdidas facilitaron las transiciones de un rival cómodo bajo los aros y más o menos seguro en el tiro libre.

Ese 9-0 de parcial selló el 72-59 definitivo para la suerte del envite con seis minutos por disputar. A partir de entonces el San Pablo inició un intento desesperado en busca de una remontada imposible. Aún hubo tiempo para soñar, puesto que el arranque desesperado de los burgaleses recortó la diferencia del 77-63 al 77-72 a 1:20 para el final.

El equipo se dejó por el camino tres tiros libres de oro y, como ocurriera frente al Unicaja, un triple de Jenkins pudo meter a los burgaleses en partido. El intento con 78-72 tuvo el mismo desenlace que en aquella ocasión y el San Pablo se dejó en las islas una gran oportunidad.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria