Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Fútbol / Segunda B

Empate a nada en Mieres

Un rácano Burgos CF no pasa de las tablas frente al colista en un encuentro en el que los de Patxi Salinas volvieron a evidenciar las notables carencias de su juego ofensivo

 

CAUDAL DE MIERES 0 - BURGOS CF 0

Caudal de Mieres:
Óscar, Cristian, Polaco, Calahorro, Catú, Adrián Llano, Jandrín (Pelayo,
min. 75) Borja Prieto, Camochu (Borja Navarro, min. 74), Yosu Camporro y Niko.

Burgos CF:
Saizar, Andrés, Cantero, Julio Rico, Borda, Beobide, Blázquez (Sergio Esteban, min. 60), Abel Suárez, Adrián Hernández (Carlos Álvarez, min. 75) Iker Hernández y David Martín (Cusi, min. 60).

Año nuevo, empate seguro. El Burgos CF es incapaz de espantar los fantasmas de la incertidumbre que le persiguen desde hace un par de meses. Sigue sumido en una depresión de la que no fue capaz de salir ni en el campo del farolillo rojo de la general, el Caudal.

Pese a su necesidad de recuperar el crédito y la sonrisa firmó un encuentro rácano y con un bagaje ofensivo paupérrimo para un equipo que aspira a jugar el play-off. Con estos argumentos y agarrado a su solvencia defensiva es capaz de puntuar en la inmensa mayoría de los partidos. Pero sin sumar de tres en tres. Y con estos números no le da para alcanzar su meta.

No solo es una cuestión de falta de puntería. También de fútbol, porque las ocasiones claras que ha generado el equipo en sus últimas actuaciones pueden contarse con los dedos de una mano.
Finalmente no llegó a tiempo Adrián Cruz, que se perdió las dos últimas sesiones de trabajo de la semana y se quedó fuera de la convocatoria. Su puesto en el once inicial fue ocupado por Abel Suárez, formando pareja en la medular con Beobide.

Fue la única novedad del combinado blanquinegro en el arranque de la segunda vuelta, pues los anunciados fichajes para reforzar la punta del ataque todavía no se han materializado. Una circunstancia que contrasta con los múltiples movimientos realizados por los de Mieres, que pusieron sobre el tapete las cinco caras nuevas que han llegado al equipo en el mercado invernal.

Muy trabado fue el juego durante los primeros compases de la contienda. Los asturianos saltaron con el cuchillo entre los dientes para intentar sacar la cabeza del farolillo rojo de la tabla. Y los castellanos carecían de la claridad de ideas necesaria en sus transiciones para llegar con claridad al área local.

En esta tesitura los dos guardametas eran espectadores de excepción del choque. Patxi Salinas optó de nuevo por recuperar su dibujo habitual, con dos hombres en punta, tras la experiencia del último choque de 2017 -donde dispuso sobre el césped de El Plantío a tres de sus medios centro-.

Era el Caudal quien ponía más empeño en bajar el balón y en intentar triangular con paciencia, mientras que el Burgos CF abusaba de su ya habitual -sobre todo fuera de casa- fútbol directo intentando ganar la espalda a los zagueros asturianos. Pero sus envíos en largo sobre Adrián Hernández e Iker eran defendidos con solvencia por la zaga asturiana.

Los asturianos avisaron de sus intenciones a punto de cumplirse el minuto 20 de juego en una buena acción de Niko, que sirvió un balón en profundidad sobre la incorporación de Camochu, quien en el mano a mano disparó colocado junto al poste. Pero in extremis metió una sensacional manopla Saizar para despejar el balón a saque de esquina cuando los aficionados locales ya cantaban el gol en las gradas.

En el posterior saque de esquina, y tras un fallo de marcaje de la retaguardia castellana, Catú remató de cabeza libre de marca. Afortunadamente su testarazo no encontró portería. Superado el ecuador del primer acto el Burgos no se había asomado todavía al área del Caudal. Ni posesión, ni llegadas.

Los anfitriones, más limitados técnicamente, plantearon una batalla muy física en el centro del campo. Juego al que entraron los castellanos, que mantenían a raya a su oponente de turno.
El Caudal volvió a la carga en el 36. Niko se zafó de Julio Rico y ante la presión de Borda disparaba muy desviado.

Lo mejor que pudo pasar al Burgos CF fue la llegada del descanso, pues los de El Plantío no daban con la tecla para arrimar el agua a su sardina.

Y no pareció variar en absoluto el guión de la contienda en la reanudación. Al menos de salida. El Caudal se mostraba más ambicioso, con un Burgos CF que cedía la iniciativa a su oponente esperando una oportunidad para dar un zarpazo a los asturianos.

En esta tesitura el cuadro castellano mantenía alejado del área a su oponente, pero seguía sin hacer ni cosquillas a su rival. Las sensaciones no eran positivas. Ni mucho menos.

Patxi Salinas no lo veía nada claro y la hora de juego realizó un doble cambio. Pero sorprendentemente no con una vocación claramente ofensiva como parecía reclamar su situación clasificatoria. Más bien todo lo contrario, pues dio entrada a Cusi en el puesto de David Martín y a Sergio Esteban en el de Ramón Blázquez. Sacó a sus extremos para reforzarse por dentro para contener la fortaleza física de su contrincante.

Nada más entrar al campo Cusi disparaba desde el borde del área, pero su chut salió desviado.
El mensaje enviado a sus pupilos parecía claro: conservar el punto que hasta el momento tenían en su casillero. Se habían consumido casi minutos del choque y el Burgos CF no había sido capaz de disparar entre los tres palos. Increíble pero cierto.

Acto seguido Adrián Hernández dispuso de la mejor oportunidad de los blanquinegros en todo el choque, pero el ariete canario no supo precisar su cabezazo, que se marchó desviado.

Intentaba adelantar líneas el Burgos CF a medida que los anfitriones perdían fuelle en la medular por el generoso esfuerzo realizado. Poco después probó fortuna Beobide con un disparo lejano que salió muy lejos del marco del Caudal.

Con la situación bajo control Patxi Salinas refrescó la punta de su ataque dando entrada a Carlos Álvarez en el puesto de Iker. Ni por esas. Aún así, fue el Caudal quien cerró el partido en campo contrario.

De hecho, volvieron a llevar el peligro a la meta de Saizar en un par de acciones a balón parado.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria