Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Halterofilia

Junior Santana pone punto final a su carrera deportiva

Una lesión de rodilla que no le permite mantener vivas sus aspiraciones de codearse con la élite mundial impulsa al doble campeón europeo a dejar la competición con tan solo 21 años

 

La estrella de Junior Santana se ha apagado. O cuando menos ha perdido buena parte de su fulgor. Fue durante años la gran promesa emergente de la halterofilia española. Y luego una realidad plenamente contrastada por los títulos conquistados y una progresión deportiva imparable. Pero con tan solo 21 años ha tomado la decisión de aparcar su más que prometedora trayectoria deportiva.

Venía pegando fuerte desde muy joven, cuando comenzó a practicar halterofilia en El Plantío de la mano de Manolo García. Sus excelentes cualidades pronto llamaron la atención del seleccionador nacional, que le abrió las puertas del deporte profesional con una beca en el Centro de Alto Rendimiento Joaquín Blume de Madrid.

Con tan solo 16 años hizo las maletas y dejó atrás el confort del hogar familiar para perseguir un sueño. Por momentos lo tuvo en su mano -se proclamó doble campeón de Europa sub 17-, pero la mala fortuna ha terminado por arrebatárselo cuando se disponía a cobrarse el premio gordo.

En la capital de España, con un entrenamiento muy estricto y muchas horas de dedicación consiguió progresar rápidamente en sus categorías de peso corporal. Pero los métodos empleados, que persiguen el éxito inmediato, le han pasado factura.

El año pasado se produjo una grave lesión de rodilla en el Campeonato del Mundo Junior en Tiflis (Georgia) que le obligó a pasar por quirófano en octubre de 2016. Se sometió a una artroscopia en su rodilla izquierda en la que le extirparon uno de los meniscos y le suturaron el otro.

El destino le tenía reservada una mala jugada a Junior Santana, que desde entonces no ha podido competir como le hubiera gustado. Y su imposibilidad de tocar la gloria le ha motivado a dejar aparcado su prometedora carrera como haltera de talla internacional.

Deja la que ha sido su pasión y su vida los últimos 5 años. Y lo hace con un buen puñado de recuerdos (y de medallas, nacionales e internacionales), pero también con un sabor agridulce. «No creo que vuelva a competir. En principio me lo planteé como algo temporal, pero ahora ya no me veo competiendo. Si no puedo hacerlo al máximo nivel prefiero dejarlo», matiza el deportista burgalés.

«La lesión de la rodilla me impide poder regresar al máximo nivel internacional. Si volviera a entrenar podría estar todavía con garantías para obtener medallas en campeonatos de España. Pero eso ya no me motiva. Antes de la lesión que me produje en el Mundial estaba ya en condiciones, sin contar con los halteras que han pillado con asuntos de dopaje, de luchar por metales en grandes citas como europeos y mundiales absolutos. No poder hacerlo es muy duro», agrega el del Electro Caor.

Los acontecimientos que vivió este año, tras un arduo trabajo de recuperación, terminaron por empujarle al abandono. «La lesión me ha causado muchos problemas. Tras la operación de rodilla y un largo proceso de rehabilitación intenté regresar a la competición. Estuve varios meses trabajando duro y cuando llegó el Campeonato de España los médicos de la Federación no me dieron el alta y no me dejaron competir. Para mí aquello fue un gran palo», señala

Junior Santana no guarda muy buenos recuerdos de su última etapa en la residencia Joaquín Blume. «No se han portado bien conmigo. Cuando las cosas iban bien y llegaban los resultados se volcaban contigo. Después de la lesión se han olvidado. No me ha gustado el trato recibido. Sólo buscan los resultados inmediatos y no les importan mucho las personas o la salud de los deportistas. Así que este año dejé la Blume y me he buscado un trabajo para empezar a cotizar, que hay que pensar en el futuro laboral».

De hecho, y tras tomar la difícil decisión de ‘colgar las botas’ tan joven, ya busca futuras salidas profesionales y laborales. «Intentaré enfocar mi futuro en algo relacionado con el deporte. Por mi experiencia y por mi titulación podría trabajar como preparador en algún gimnasio, como monitor de halterofilia o crossfit».

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria