Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

BALONCESTO / ACB

Otro golpe de efecto

El San Pablo vence en Zaragoza, suma su tercer éxito consecutivo y cierra la primera vuelta con dos victorias de margen con respecto al descenso

DIEGO ALMENDRES DIEGO ALMENDRES
22/01/2018

 

ZARAGOZA  73
SAN PABLO BURGOS  79

Zaragoza: McCaleeb (12), Neal (18), Barreiro (9), Dragovic (8), Varnado (14) -quinteto inicial- Triguero (2), Bellas (-), De Jong (4), Suárez (3), Blums (3).

San Pablo Burgos: Fisher (7), Jenkins (18), Edu Martínez (3), Thompson (4) y Huskic (7) -quinteto inicial- Schreiner (-), Vega (-), López (9), Gailius (9) y Saiz (19).

Árbitros: Pérez, Manuel y Caballero.
Eliminados: El local Varnado y el visitante Thompson.
Parciales: 12-28; 40-46 (descanso); 57-59 y 73-79 (final).

BURGOS
Las cuentas de la salvación salen rápido, pero el balón no entiende de matemáticas y cada partido es una aventura. El San Pablo Burgos, el mismo equipo que arrancó con un 0-7, logró ayer su tercer éxito consecutivo y cierra la primera vuelta con un margen de dos victorias con respecto al descenso. El bloque de Epi resolvió en Zaragoza un nuevo duelo directo en un partido lleno de altibajos en el que pudo sentenciar sin tanto sobresalto. Lo importante es que la sexta está ya en el saco.

El arranque fue primoroso. El San Pablo Burgos ofreció un altísimo nivel de juego adornado por los errores del rival. Sólido en defensa y dominador del rebote, el conjunto azul bailó a sus anchas sobre la pista.

Liderados por Jenkins, los visitantes disfrutaron con su juego dinámico y lleno de ritmo. El equilibrio dentro-fuera lo puso Huskic, quien recuperó por unos minutos su mejor versión anotadora. Los de Epi ni siquiera necesitaron la aportación ofensiva de Thompson para disfrutar. Tampoco echaron en falta el triple, de nuevo la cruz con un 18 por ciento de efectividad. Y es que al principio el San Pablo se hartó de anotar canastas bajo el aro, en transición o tras pick and roll.

Los azules dividían la zona con pasmosa facilidad y solo debían culminar la acción en bandeja o doblando el balón a sus grandes. En ese terreno Sebas Saiz es un seguro de vida y la entrada del madrileño dio otro pequeño impulso a un equipo lanzado. El jugador cedido por el Madrid cuajó un partido memorable.

La otra cara de la moneda era el Zaragoza. Los rojos querían llevar el balón a Varnado en la pintura y confiaban en la inspiración de McCalebb y Neal para llevarse puntos a la boca. Sin embargo, el buen trabajo defensivo y los malos porcentajes en sus contados lanzamientos cómodos lastraron a los maños.

La diferencia crecía y crecía. Todo le salía bien a un San Pablo cuyo juego era demasiado fácil. En cualquier momento el adversario debía despertar y eso ocurrió tras el 12-28 del final del primer cuarto. El Zaragoza dio un paso al frente en defensa y a la segunda unidad burgalesa le costó encontrar el ritmo. A medida que Neal y Varnado crecían en su rendimiento, los visitantes frenaban a causa de las pérdidas acumuladas.

Poco a poco, la dinámica del partido cambió y el San Pablo debía centrar todas sus energías en evitar una de sus clásicas desconexiones. Cinco puntos de Gailius minimizaron el primer amago de reacción local (19-35), pero lo peor estaba por venir.

Los de Cuspinera se reconciliaron con los aros y subieron su intensidad para meterse en partido con un parcial de 10-2 respondido por los de Epi con un 0-7. Sebas Saiz fijó el 29-44 a 3:15 del descanso, un acelerón que no minó la moral del adversario. Un par de malas decisiones y el acierto rojo pusieron en aprietos a un San Pablo que salvó como pudo los muebles antes del intermedio.

Otro 11-2 dejó a los castellanos con la sensación de haber desperdiciado una gran ocasión. Al menos, afrontaban la segunda mitad en una situación favorable y con sus figuras descansadas después de un cuarto sin protagonismo en pista.

Con el tercer periodo comenzó un nuevo partido. Ahora, ni unos ni otros disfrutaron de la alegría de otros momentos, aunque la iniciativa sonrió a un Zaragoza cada vez más cerca de los burgaleses en el marcador. Tanto, que los locales se subieron a las barbas del rival con el 49-51 mediado este periodo. El bloque de Epi necesitaba algo más si quería llevarse la victoria, puesto que el mando del choque lo tenía el cuadro maño. Eso sí, sin alardes.

Álex López asumió el protagonismo anotador en un atascado equipo burgalés que añoraba a Jenkins, en el banco con tres faltas. Era una pelea constante contra corriente a la espera de ver la luz al final del túnel.

A Huskic se le encogió la mano desde la personal y De Jong acertó para culminar la remontada a 1:57 del final de cuarto. Era el 57-55. El San Pablo necesitaba reaccionar de inmediato para seguir con vida y despertó a tiempo.

Los ayer blancos iniciaron por delante los últimos 10 minutos (57-59). Ese impulso fue algo más que una pequeña victoria moral después del mal trago, puesto que aprovecharon la inercia positiva para adentrarse en el momento decisivo con un pequeño colchón. Visto lo visto, el 60-66 a 7:50 del final era oro puro, aunque quedaba un mundo por delante.

Sin excesiva brillantez pero tampoco sin precipitarse, los azules avanzaban a paso a paso hacia su objetivo. La defensa volvía a funcionar y el colchón se ampliaba punto a punto. Cada canasta tenía un valor doble gracias al crono y el acierto de Thompson a la media vuelta significaba el 64-74 a 3:37. Media victoria en el bolso.

El margen debía ser decisivo, pero al Zaragoza aún le quedaba fuelle para aferrarse a la vida. De hecho, con el 73-76 a 43 segundos del final, los visitantes necesitaron una brillante acción individual de Fisher para sentenciar la contienda con un 2+1 tranquilizador. La sexta estaba en el bolsillo y el San Pablo ascenderá de nuevo el Tourmalet en el inicio de la segunda vuelta con dos victorias de margen. Increíble hace un par de meses.

 

1 Comentario
01

Por siosi 8:30 - 22.01.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Hay que reconocerle a Diego que es el mejor haciendo crónicas... Muy fan

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria