Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CICLISMO / Vuelta a Burgos

El Picón Blanco, la novedad de la próxima edición

César Rico asegura que es una opción que los técnicos están valorando / Se trata de una ascensión de 8 kilómetros con un porcentaje medio del 9,1% y tramos al 19%

ROBERTO MENA ROBERTO MENA
28/03/2017

 

El Picón Blanco, en Espinosa de los Monteros, se prevé como la principal novedad de la Vuelta a Burgos 2017. Así lo apuntó ayer César Rico en la presentación del libro de Iñaki Sagastume sobre la ronda burgalesa. El presidente de la Diputación no lo quiso confirmar de forma rotunda, aunque sí apuntó que los técnicos ya están valorando la posibilidad de que se convierta en uno de los finales de la próxima edición.

«Estamos manejando Picón Blanco. Vamos a ver cómo está. Puede ser una etapa interesante para pasar por el norte de la provincia y culminar allí si técnicamente se puede. Es una de las llegadas de las que estamos hablando», declaró.

Se trata de un puerto duro de 8 kilómetros con una pendiente media del 9,1 % y tramos en los que el desnivel alcanza hasta un 19%. Es una subida exigente en la que los protagonistas serán los escaladores y aportará mayor dureza a la competición castellana. Fue la carretera que se habilitó desde Espinosa hasta la antigua base militar de la que aún quedan los edificios, pero que está en desuso.

Su accesibilidad es buena y, salvo dos curvas donde se acumula mucha piedra debido a las lluvias y un pequeño tramo en el que la raíz de un árbol ha levantado el asfalto, el resto de la calzada está en condiciones para que suba un pelotón ciclista a nada que la Diputación repare esas zonas.

Su presencia cambiaría el concepto de la vuelta, en la que la subida a Las Lagunas es habitualmente su único contacto con la alta montaña. Picón Blanco es un puerto selectivo en el que se marcarán diferencias. Se prevé que la mítica etapa de Neila se mantenga, por lo que serían dos las jornadas con un final harto complicado.

«Va a tener, como siempre, 5 etapas e intentaremos buscar salidas y llegadas interesantes desde el punto de vista patrimonial y de efemérides que se están produciendo este año en la provincia», comentó Rico en su comparecencia en la que también habló de «etapas cortas y nerviosas». Mantuvo su habitual discurso en el que siempre aparece el concepto de «transversalidad». «La vuelta es una herramienta para poner en valor el patrimonio cultural. No se puede salir o llegar a cualquier sitio sin más. A partir de estas premisas, elegimos entre las propuestas que nos hacen los técnicos», finalizó.

IÑAKI SAGASTUME
Las palabaras de César Rico sobre la ronda burgalesa llegaron en la presentación del libro de IñakiSagastume sobre la historia de la Vuelta a Burgos. El periodista vasco cuenta en su publicación el desarrollo de cada una de las rondas desde 1946, donde se pueden encontrar todos los datos de cada una de las ediciones. Es leyenda viva del periodismo deportivo y concretamente del ciclismo y con esta obra rinde su particular homenaje a la vuelta local.

Íñigo Cuesta: «Es una subida más dura que Las Lagunas»

Hace tiempo que Íñigo Cuesta había aconsejado el Picón Blanco a los organizadores de la Vuelta a Burgos. La conoce a la perfección y la ha subido en infinidad ocasiones. Asegura que en estos momentos el asfalto permite llegar a la cima en bicicleta sin problemas y que serían «3 ó 4 tramos» los que la organización debería adecentar. Lo que tiene claro es que es un puerto «más duro que Las Lagunas de Neila». «Se hace largo y son 8 kilómetros muy continuos en los que hay zonas al 19% con otras más suaves. Con respecto a la accesibilidad... yo lo subí varias veces el pasado año. Lo único que puede suceder es que ahora con el tiempo frío pueda haber nieve», comenta el ex ciclista profesional.

Cuesta lo define como un puerto «abierto» que es atractivo tanto para el espectador como para el ciclista. «Se puede dividir en dos mitades y los aficionados desde diversos puntos pueden ver el primer tramo al completo y desde otros lugares el segundo. Es un puerto que da juego porque se puede observar la carrera desde lejos. Además cuando se llega arriba tiene unas impresionantes vistas en las que se puede ver hasta el mar», explica.

A la hora de hablar de su dificultad desde el punto de vista del ciclista, entiende que puede ser idóneo para el espectáculo. «Hay tramos muy duros, pero otros en los que los corredores tendrán más margen de maniobra. Existe un pequeño descanso de 200 metros a falta de poco más de 1,5 kilómetros para la cima. A partir de ahí el porcentaje siempre está sobre el 10%, lo que permitirá ver ataques y movimientos», argumenta.

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria