Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

BALONCESTO / ACB

El San Pablo se aferra a la vida

Salva con autoridad un match-ball en Andorra para seguir manteniendo intactas sus opciones de permanencia

 

MORABANC ANDORRA 91
SAN PABLO BURGOS 99

Morabanc Andorra: Fernández (16), Blazic (8), Jankovic (14), Stevic (12) y Walker (15) -cinco inicial-; Albicy (8), Shurna (3), Colom, Jelinek (13) y Sané (2).

San Pablo Burgos: Fisher (15), Jenkins (19), Álex López (5), Huskic (13) y Thompson (14) -cinco inicial-; Schreiner (7), Gailius (8), Álex Barrera (6), Sebas Saiz (12) y Javi Vega ().

Árbitros: Calatrava, Oyón y Martínez. Eliminaron por 5 faltas a Jankovic y Saiz.
Parciales: 19-23 , 36-50 (descanso); 64-79 y 91-99 (final).

Ni oro ni incienso. Ni siquiera mirra. Mejor que todo eso. El San Pablo Burgos se autorregaló una victoria en Andorra que engancha al equipo a la vida. Los Reyes Magos se aliaron con el combinado azulón, que recobra el pulso a la competición con un triunfo que vale su peso en oro en una de las canchas más inexpugnables de la Liga.

La escuadra de Diego Epifanio recuperó su mejor versión para castigar a su oponente por su flanco débil. Se lanzó a la yugular de su contrincante en el segundo acto, en el que se hizo con una renta que incrementó con autoridad tras el descanso. Aunque le tocó sufrir para no tirar todo el trabajo realizado por la borda en un arreón de coraje de los anfitriones en el tramo final.

Mucho se jugaban en el envite los azulones, tanto a nivel clasificatorio como anímico tras la dura derrota encajada en el Coliseum ante un rival directo. El duelo arrancó a velocidad de vértigo, con Andorra dejando patente la calidad que atesora en su juego ofensivo. Con acciones muy cortas desarbolaba una y otra vez la defensa burgalesa.

Los anfitriones llevaron desde la primera acción la iniciativa en el tanteador, contestada de salida por la buena mano de Huskic en la pintura (4-4). Pero los de Peñarroya habían encontrado un filón con las puertas atrás y los lanzamientos exteriores de Jankovic (16-10).

Los de Diego Epifanio tenían que explotar su teórica superioridad en la pintura, donde Andorra contaba con muchas bajas de hombres habituales. Y de esta forma comenzó a buscar a Thompson y Huskic para sostener al equipo en partido ante el gran porcentaje de acierto local.

El choque se convirtió en un duelo de atacantes, pues ambos rivales flaqueaban en su propio aro.
Un triple de Corey Fisher y una acción bajo tabla de Gailius permitió al cuadro castellano remontar el encuentro (19-19) y meter el miedo en el cuerpo a Andorra, que no lo veía claro y tuvo que parar el partido para refrescar conceptos.

Los burgaleses habían cerrado su vía de agua atrás y fueron capaces de imponer su ley en los últimos compases del primer cuarto con un parcial de 0-11 que les dio la delantera en el luminoso por vez primera en el partido (19-23).

Andorra, mermado en la zona por las lesiones, fiaba todas sus opciones al lanzamiento exterior. En esta ocasión sin ninguna fortuna, lo que aprovechó el Miraflores para seguir abriendo brecha desde la base de una sólida defensa. Un triple de Álex Barrera y un palmeo de Javi Vega rompió el encuentro (21-32).

La intensidad que San Pablo había imprimido a su defensa asfixió por completo a su rival de turno con la segunda unidad en pista. Había dado con la tecla para hacer daño a Andorra y no estaba dispuesto a soltar la presa. La conexión entre Vega y Sebas Saiz hizo mucho daño a los interiores locales (23-36). De inmediato Jenkins tomó el relevo como estilete para evitar que Andorra acortara distancias. El americano, tocado por la varita mágica, se mostraba imparable para la zaga anfitriona con sus penetraciones y lanzamientos desde media distancia. Y la renta no dejaba de crecer (33-47) con un triple de Fisher.

Los castellanos, desde sus buenas prestaciones en la retaguardia, habían hecho lo más complicado y consiguieron llegar al descanso con su máxima ventaja en el tanteador (36-50). Una puerta a la esperanza para engancharse de nuevo a la vida. En buena medida gracias a los 16 puntos anotados hasta ese momento por Jenkins, que justificó una vez más las elevadas expectativas generadas con su fichaje.

El San Pablo no estaba dispuesto a bajar el pistón, de nuevo con su quinteto inicial en pista. Fisher y Jenkins sostenían al equipo en campo contrario, con los azulones cargando las tintas en su juego interior -donde sacaban ventajas con relativa facilidad-.

Huskic y Thompson tomaron el relevo anotador (42-58) para sorprender a un oponente que apuraba sus opciones para obtener un billete para la Copa del Rey. Aunque Andorra intentó meterse en el partido a golpe de triple.

Pero entonces Fisher cogió los galones para encestar 6 puntos en un abrir y cerrar de ojos que enfriaron las expectativas de remontada andorranas.

Los de Epi estaban muy cómodos sobre la cancha y fijado el punto de mira torpedeaban el flanco más débil de su contrincante. Huskic cogió el testigo para elevar la distancia a 16 puntos (53-69).
Con la presa bien amarrada no iba a aflojar su presión hasta no ver la presa en su zurrón. Epi dio un respiro a su primera unidad, momento en el que Andorra cogió aire y redujo la distancia en el luminoso con las penetraciones de Jaime Fernández. Aunque Sebas Saiz y un triple de Schreiner permitieron levantar la cabeza a los azulones para llegar a los últimos 10 minutos con una cómoda ventaja (64-79).

Los castellanos habían salido victoriosos del intercambio de golpes, incluso cuando Andorra le planteó una defensa zonal. Y para marcar el territorio un 0-4 de salida. Y más aún con un triple de Barrera que dejó helado a su contrincante, que se jugaba todas sus opciones desde la línea de 6,75.
El San Pablo había perdido tino en ataque y los locales consiguieron franquear la barrera psicológica de los 10 puntos (80-88).

No era momento para que le flojearan las piernas. Y Epi metió de inmediato a sus tres americanos en la cancha. Un triple de Jelinek hizo saltar las alarmas (85-90). Menos mal que Thompson dio aire al equipo. Y que Andorra no estuvo fino en los tiros libres. Aún así, se colocó a una canasta (89-92).
Era el momento de tener la cabeza fría y de volver a cargar en el juego interior. Álex López se echó el equipo a sus espaldas con acciones de valentía. Un triple del canario sentenció la contienda (89-97).

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria