Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

BALONCESTO / ACB

El San Pablo se reafirma

El conjunto burgalés da el golpe en Tenerife tras cuajar un gran partido / Sutton vuelve a liderar a un equipo que ha encontrado el camino a seguir

DIEGO ALMENDRES DIEGO ALMENDRES
10/02/2019

 

IBEROSTAR TENERIFE  83
SAN PABLO  88

Iberostar Tenerife: San Miguel (12), Iverson (13), Abromaitis (12), Beirán (12) y White (19) -quinteto inicial- Staiger (-), Niang (2), Brussino (3), Bassas (10), Saiz (-), Mc Fadden (-), Gillet (-).

San Pablo Burgos
: Sutton (20), Fitipaldo (8), Frazier (8), Lima (9), Cancar (5) -quinteto inicial- Huskic (8), Benite (8), Vega (-), Zipser (7) y López (15).

Árbitros: Jiménez, Calatrava y Padrós.

Eliminados: San Miguel (min. 40).

Parciales: 15-21; 35-44 (descanso); 59-62 y 83-88 (final).

DIEGO ALMENDRES
El San Pablo llega al largo parón con una sonrisa de oreja a oreja. No es para menos. Después de un enero negro, el equipo azul ha encontrado el camino a seguir y mira al futuro con ilusión. La llegada de Sutton y el acoplamiento del resto de las piezas han afinado la maquinaria. Queda un mundo, pero la octava victoria reafirma el cambio de tendencia.

El bloque de Epi dejó una gran imagen en Tenerife, apoyado por su control de la situación en las dos canastas. Fue el justo ganador después de protagonizar momentos brillantes y tras sufrir con entereza cuando más apretaba el rival.

El talento ofensivo del Iberostar obligaba al San Pablo Burgos a realizar un ejercicio casi perfecto. Pronto se encargó el rival de aplicar esta premisa ante un conjunto azul desconcentrado en la fase inicial.

La acumulación de pérdidas, los fallos en el tiro libre y las ocasiones desperdiciadas en los lanzamientos liberados facilitaron la labor de la mayor amenaza exterior de la liga. Los canarios se las prometían muy felices con el 13-5, pero quien abusa del triple asume el riesgo.

De pronto, los porcentajes de acierto de los locales comenzaron a bajar y el San Pablo pudo correr aupado por la solidez mostrada en el rebote. Y Sutton ya demostró en el debut que en esas arenas movedizas se maneja como pez en el agua.

El americano estuvo en todos los sitios. Igual saca una mano rápida en defensa como genera una canasta a campo abierto tras capturar el rechace y salir como alma que lleva el diablo. El Coliseum se va a hartar de disfrutar de ese tipo de acciones.

Así, puntito a puntito, los castellanos se pusieron por delante gracias a un 2+1 de Benite. Todo salía a la perfección y el San Pablo parecía tocado por una varita mágica.

El parcial abierto de 0-11 fue solo el principio del gran arreón visitante. El equipo ayer blanco debía aprovechar esta dinámica en la que cada jugador sumaba. El Tenerife vivió de las rentas para llegar ileso al final del primer cuarto (15-21), pero la segunda manga aún debía ofrecer grandes alegrías.

Llegó el turno de Álex López. El canario, impecable, se sacó de la chistera 8 puntos consecutivos (con dos triples) para estirar la diferencia hasta el 20-29 a 6:25 del descanso. Los burgaleses se sentían cómodos en la transición y se las ingeniaron para rascar en estático.

La cuerda podía estirarse un poco más porque los castellanos disfrutaron de un 75 por ciento de acierto al descanso. Un rebote ofensivo por aquí, una canasta de calidad por allá y algún que otro lance afortunado catapultaban al combinado dirigido por Diego Epifanio.

Solo el doble rasero en los contactos y la aparición de Iverson aliviaron a un Tenerife que encontraba el favor del triple de forma intermitente. Argumentos insuficientes para poner en aprietos a un Miraflores que alcanzó la barrera de los diez de ventaja con el 23-33 y que firmó su tope con un triple de Fitipaldo que significó el 28-40.

Fueron 15 minutos redondos completados por una canasta de Sutton sobre la bocina. Ese 35-44 refrendaba el buen hacer de un equipo que aún tenía un largo camino por completar.

Y tanto. No acaba el proyecto de bajarse de esa maldita montaña rusa de sensaciones que le acompaña cada semana y durante los partidos. Al San Pablo le cuesta un mundo ser consistente los 40 minutos y de eso se aprovechó el Tenerife para remontar en medio cuarto.

Estaba claro que el Iberostar pisaría a fondo el acelerador, pero los burgaleses se vieron sorprendidos y no tuvieron una respuesta contundente. Las pérdidas volvieron a lastrar a un equipo desconcentrado frente a un rival crecido.

Otro balón llevado al limbo dio paso a una antideportiva de Benite y, con ello, la remontada aurinegra con el 51-50 a 4:41 del final del tercer periodo. El trabajo quedó minimizado y lo importante era cambiar la peligrosa dinámica de esta fase.

Todo esto, sin descuidar que los jueces cobraron su primera falta al Tenerife en el minuto 8, pero ni por esas el conjunto burgalés perdió el rumbo castigado también por el triple canario. Aun así, el 56-62 salvaba los muebles en un momento delicado. Frazier apareció a tiempo y Huskic anotó dos tiros libres muy oportunos para reducir el impacto del último acierto de White.

El Iberostar preparaba un bombardeo en el periodo decisivo y quedaba por ver tanto su nivel de acierto como la capacidad de supervivencia de un San Pablo aliviado con la irrupción de Zipser y el 64-71 con 7 minutos por delante. Era un toma y daca constante en el que ninguno de los dos daba su brazo a torcer, si bien por un momento bajó el flujo de anotación.

Ni los azules eran capaces de romper el encuentro ni los canarios lograban situarse a tiro de piedra en el marcador. Por eso, la desesperante acumulación de fallos desde el tiro libre obligó a Benite a aparecer en escena. Después, el rebote y la lucha de Lima bajo los aros tuvo premio y a tres minutos del final los castellanos mandaban por 70-79.

La victoria estaba a un paso, con la esperanza de que los puntos dejados en el 4.60 no fueran un problema a lamentar en el ocaso. Hasta Cancar, con más de un 90 por ciento de promedio, falló desde la personal. El Tenerife sí sumó, pero los burgaleses tenían un as en la manga: Sutton. Un 2+1 salvador del americano y otra canasta del interior tras una gran defensa de López pusieron la rúbrica a una victoria de mérito y de prestigio.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria