Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

BALONCESTO / ACB

Un sueño sin final feliz

El San Pablo roza la proeza ante el Unicaja y se mantiene con vida hasta el final en un gran partido manchado por una disparatada actuación arbitral

DIEGO ALMENDRES DIEGO ALMENDRES
28/01/2018

 

SAN PABLO 78
UNICAJA  85

San Pablo Burgos:
Fisher (11), Jenkins (16), Barrera (12), Thompson (6), Huskic (4) -quinteto inicial- Schreiner (-), López (9), Martínez (3), Vega (5), Saiz (12).

Unicaja Málaga: Díaz (2), Salin (7), Shermadini (4), Waczynski (6), Brooks (10) -quinteto inicial- McCallum (7), Díez (14), Nedovic (14), Augustine (14), Suárez (7).

Árbitros:
Peruga, Aliaga y Olivares.
Eliminados:
Fisher (min. 38).
Parciales:
19-18; 41-41 (descanso); 57-67 y 78-85 (final).

BURGOS
Burgos es ACB y así lo demuestra en la cancha. Con sus defectos y con sus (cada vez mayores) virtudes. Otra cosa es que el proyecto no goce del menor respeto por parte de la liga. Ayer, el cuadro azul fue atropellado por un arbitraje inexplicable que confirma la peligrosa tendencia sufrida en Valencia, Zaragoza o Andorra. Aun así, estuvo en pie a lo largo de 40 brillantes minutos.

Los locales merecen un trato justo. Nada más. En esta ocasión, también merecieron mejor suerte, pero no supieron resolver. El triple de Jenkins buscaba el 79-80 a 1:20 del final y en ese lance decisivo el aro dio la espalda a un equipo que hizo un enorme partido.

El choque se planteó en una circunstancias en las que resultaba difícil llegar a la orilla con éxito. La visita de un grande como Unicaja, la baja de Gailius y un arbitraje ignominioso pusieron a prueba la capacidad de un bloque que tiene entre ceja y ceja asentarse en la elite a pesar de todas las dificultades.

Si este San Pablo ya brilló frente al Madrid y el Valencia, por qué no iba a hacerlo ante el Unicaja. Aquel equipo bisoño que sufrió lo indecible en el Carpena es hoy un bloque competitivo capaz de desafiar a la lógica con entereza y la máxima dignidad.

El Coliseum vibró con su equipo y vio cómo Barrera está decidido a aprovechar la ocasión que le ha otorgado el destino con el infortunio de Gailius. El catalán protagonizó un brillante inicio y puso al bloque burgalés en la rampa de lanzamiento. El despegue no tardó en llegar, con un juego fluido que tuvo recompensa. Los locales movieron el balón como los ángeles y salían en la transición como diablos. Tanto deseo a veces se tradujo en precipitación, pero la de ayer era una tarde-noche para disfrutar del espectáculo. Sin peros.

Con Jenkins desatado en tareas anotadoras, el Unicaja se agarró al talento de sus jugadores y a la fortaleza de sus interiores para aguantar (10-6). Los verdes esperaban su momento. Quizá con demasiada calma porque cada minuto arañado por los azules era un motivo para creer.

El 17-12 confirmaba la buena sintonía de un San Pablo que nunca se detuvo. Ni siquiera con las dos faltas acumuladas casi de salida por Fisher y Thompson. Buen olfato el del trío arbitral, el cual solo señaló 3 faltas al Unicaja en los primeros 17 minutos de juego. Cosas que le pasan al novato castigado además con personales inexistentes y pasos inventados.

Joan Plaza entendió que el partido se complicaba y dio entrada a Augustine y McCallum. Sin embargo, el factor diferencial fue Nedovic. Talento puro el del 16 malagueño, quien se las bastó para contener el nuevo arrebato burgalés. Ocho puntos suyos contrarrestaron los tres triples consecutivos de los locales en un bello intercambio al que se apuntó Vega para igualar a la 32 a cinco minutos del descanso.
Momentos delicados debido a la respuesta visitante y la nueva aparición de los jueces. El San Pablo se mantuvo erguido y llegó al intermedio con un meritorio 41-41.

El Unicaja debía dar un paso adelante y el San Pablo estaba preparado para el reto que se le planteaba en la segunda parte. El bloque de Plaza siguió el guión y se hizo con el ritmo del partido con un mayor control del juego en las dos zonas.

A los de Epi les tocaba remar contra corriente y resistieron en un complicado tercer cuarto. Brooks confirmó el cambio de tendencia con una bella canasta que significaba el 47-55. La cuerda podía romperse en cualquier momento, pero a los azules aún le quedaban vidas con un sanador 2+1 de López (57-61).

El cuadro andaluz demostró por qué es un grande del baloncesto español y dejó la cuestión casi zanjada con dos triples consecutivos para iniciar el último cuarto con todo bajo control. Lamentablemente, en uno de estos lances Nedovic se lesionó y el partido perdió a uno de los protagonistas principales.

El San Pablo ya no tenía nada que perder y dio una vuelta de tuerca extra. Con un 5-0 de salida mantuvo la fe y pudo meterse de lleno en partido de haber jugado mejor sus bazas con el posterior 64-70. Con Fisher reservado por faltas y Thompson y Jenkins esperando su momento en el banco, esta vez no hubo ‘efecto Martínez’ y el Unicaja asentó su diferencia para llegar tranquilo al desenlace (64-74). De ello se encargaron McCallum y un superlativo Díez.

Los de Epi no se rindieron ni con el 71-80 a 2:48 del final. Barrera volvió a la acción para mantener a los suyos a flote y con el 76-80 los burgaleses quemaron su última bala. En ese triple de Jenkins estaba la posibilidad de jugarse el éxito en el cara o cruz del minuto final. No pudo ser. Una lástima, pero ya nadie duda de este San Pablo Burgos. Quizá, solo los árbitros.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria