Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

EN 'SALVADOS' DE LA SEXTA

Paula Vázquez: "Si me insultan, quiero saber quién es y soy capaz de ir a darle un guantazo"

La presentadora y Cristina Cifuentes hablan con Jordi Évole de los insultos recibidos y cómo reaccionaron

EL PERIÓDICO
19/02/2018

 

Si el domingo pasado, Jordi Évole tuvo enfrente a la industria cárnica, en un reportaje que ha dado mucho de que hablar, esta semana se ha metido de lleno en el pantano de las redes sociales, un terreno que a nivel periodístico se suele concretar en Twitter.

Y es curioso como esa herramienta que permite lanzar al cibereespacio mensajes de 280 caracteres (antes eran solo 140) desde la comodidad de tu casa, logra que mucha gente anónima exprese sus pasiones más bajas: los insultos de los odiadores ('haters'). El espacio también analizó el peligro que puede suponer que algunos famosos, con su posición en las redes, pueda someter a escarnio público a aquellos que han osado criticarles.

En esta ocasión, el equipo de 'Salvados' ha tocado un tema que también suele afectar de cerca a Jordi Évole, uno de los periodistas más seguido de la tele, con dos millones y medio de espectadores de media en La Sexta, pero también en Twitter, donde tiene 3.360.000 seguidores, entre los que siempre hay alguien dispuesto a insultarle.

Para abrir el programa, 'Salvados' ha consultado el tema con un grupo de estudiantes de Derecho de la Universitat de Barcelona. Varios de ellos han dado su punto de vista sobre el tema, y han acotado el hecho de que la judialización de algunos casos, como el de Cassandra Vera, remite a un recorte en la libertad de expresión. También, que cualquier usuario ha de ser consecuente con lo que escribe en una red social.

La presentadora Paula Vázquez, que soporta prácticamente a diario comentarios despectivos hacia sus opiniones, su trabajo o su aspecto físico, se quedó un poco sorprendida cuando Évole le mostró en su tableta a uno de sus odiadores, a causa de una noticia publicada por OK Diario y que ha dado lugar a una querella de Vázquez contra el periodista Eduardo Inda. Pero la falsedad publicada en ese diario dio lugar a ataques e insultos, como el de Antonio, un obrero de la construcción en paro, con problemas cardiacos y que la soltó bien gorda: "Y qué tal si te echamos gasolina en el coño y te metemos fuego HP".

Pero, "¿hacía falta ese lenguaje?", le preguntó Évole. Y Antonio, que se enfrenta a la denuncia de Paula Vázquez, admitió que solo el lenguaje agresivo tiene eco en la red, pero que si hubiera tenido delante a la presentadora seguramente no hubiera dicho nada. La profesional, que pensaba que el tipo al que había denunciado "era un canalla" se encontró con la sorpresa: "Pues parece una persona muy normal. Es alguien que lo ha pasado mal. Ya pensaré si quito la denuncia, lo voy a pensar".

Paula Vázquez admitió que hizo una captura de pantalla de la frase de Antonio y la colgó para que probara "su propia medicina" y para que "le acosen a él", algo que piensa seguir haciendo con quienes la insultan: "Es que yo soy poligonera, soy de barrio. Y si me insultan me da mucha rabia. Quiero saber quién es y soy capaz de ir a verle y darle un guantazo". 

Al oírla, Ana Pastor tuvo este detalle hacia la gallega:

El tuitero más politizado fue Ximi, dibujante, cantante, dueño de una tienda de cómics y "el primer condenado por injurias en redes sociales en España", aseguró. El joven fue denunciado como instigador de una campaña para insultar a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, a través de Twitter cuando era delegada del Gobierno.

Curiosamente, la propia Cifuentes, que acaba de presentar una querella contra Francisco Granados por injurias y calumnias, admite que fue este caso y no otros más graves el que terminó en condena. Y al preguntarle si alguna vez la han insultado en la calle como en las redes: "Jamás", aseguró la política del Partido Popular. Évole también mantuvo un coloquio con la filósofa Marina Garcés y el experto en redes sociales Juan Soto Ivars, con quienes reflexiona sobre el tema. La primera se cuestiona el hecho de que te digan que "no te metas" en la redes si es que hay insultos, y no: "Es como si te metes en la pista de baile y te manosean, y te dicen que si no te gusta no entres a bailar. Estábamos comunicándonos. Por qué aceptamos eso?" Y Soto recordó que el día de la muerte de Bimba Bosé hubo gente que le soltó a su tío, Miguel Bosé, mensajes durísimos.

Tanto Soto como Garcés apelaron al sentido de proporcionalidad por parte de políticos y famosos a la hora de 'castigar' públicamente a sus 'odiadores', porque la reacción contra estos puede destrozarles la vida. Y aquí salieron a relucir casos como los de Inés Arrimadas y Rosa Maria Miras Puigpinós o el de Justine Sacco, la primera mujer despedida por un tuit. Quizá, lo que ocurre, es que Twitter es ese "lugar tan dado a los linchamientos, pero también capaz de generar este diálogos espontáneos que hasta nos hacen creer que podemos crear una sociedad mejor", como escribe el propio Jordi Évole en el artículo que publica este lunes en EL PERIÓDICO. Naturalmente, el programa fue seguido tanto en la tele como en las redes, especialmente en Twitter, donde el aplauso y las collejas iban por barrios a partir de la etiqueta #OdioSalvados.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria