El Correo de Burgos | Martes, 17 de septiembre de 2019

MIRANDA

La Caixa financia la rehabilitación psicosocial frente a las adicciones

La entidad destina 10.000 euros la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Miranda

26/08/2015

Una subvención de 10.000 euros de la Obra Social de La Caixa permitirá a la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Miranda (Aremi) continuar trabajando en su programa de rehabilitación psicosocial de personas con adicciones y sus familias.

El acuerdo se selló ayer con la firma de un convenio de colaboración entre el presidente de Aremi, Rafael Sánchez, y Javier Marín, director de área de negocio de Caixabank, durante una comparecencia pública en el que el responsable de la entidad bancaria declaró que «es un placer ayudar a distintos colectivos en la difícil tarea de buscar apoyos económicos para desarrollar su trabajo». Algo que agradecía Sánchez al afirmar que, a día de hoy, la ayuda de Caixabank «es la más fuerte que tenemos». Al mismo tiempo, indicó que «siempre ha habido mucha sensibilidad por su parte», algo que al principio «nos extrañó» porque «somos colectivos que tenemos la prensa que tenemos y eso se nota al llamar a algunas puertas». Por ello, el responsable de la asociación declaró que de no ser por este tipo de ayudas, resultaría «difícil trabajar al nivel que lo hacemos, que es alto».

Aremi, que asiste en la actualidad a unas 80 personas, ofrece cinco terapias semanales de las que tres se destinan a enfermos y dos a familiares. De forma paralela, la entidad desarrolla sesiones individuales que llevan a cabo los dos psicólogos y la trabajadora social que desempeñan su labor en la asociación. Un número que no desciende y al que, en los últimos tiempos, se han incorporado más mujeres, «lo que es un paso muy grande, porque al tratarse de una enfermedad que siempre ha estado oculta y mal vista, ahora ellas se van abriendo y piden ayuda antes», explicó Sánchez.

Lo que preocupa a Aremi es el descenso en la edad de los enfermos. Y es que el perfil de estos nuevos usuarios es el de un ‘policonsumidor’ de entre 25 y 35 años, «aunque también hay personas de otras edades» con problemáticas graves, «no tanto en cuanto al deterioro físico, sino más bien el psicológico».

En opinión de Sánchez, la adicción es «un problema que nadie quiere ver y que creemos que sólo les pasa a los demás», por lo que considera que la prevención no es efectiva porque «hasta que el problema no está ahí y es muy evidente, nadie se interesa por él». Sin embargo, cree que el hecho de que haya descendido la edad media de personas que acude a Aremi se debe al «efecto llamada» de los jóvenes que acuden porque alguien de su entorno lo ha hecho previamente. En base a ello, desde la asociación consideran que «una de las mejores labores preventivas que hacemos nosotros es que nos conozcan, para que puedan acudir a la asociación», concluyó Sánchez.

Obra Social

La Obra Social de La Caixa intenta dar solución y salida a personas desfavorecidas y en riesgo de exclusión a través de distintas líneas de acción que abarcan desde la erradicación de la pobreza infantil hasta la ayuda a colectivos con dificultades o personas discapacitadas, así como la reinserción laboral en colectivos de difícil reubicación. Todo ello gracias a los 500 millones de euros que Caixabank destina a su obra social por séptimo año consecutivo, lo que la convierte en la entidad privada que mayor presupuesto destina a nivel nacional a esta cuestión. De esa cantidad, 13,5 millones de euros se quedan en Castilla y León.