El Correo de Burgos | Jueves, 17 de octubre de 2019

Villamorón y Villegas promueven su patrimonio en 12 postales sonoras

El proyecto ‘Esculpidos por el regañón’, con más de 300 visitas a las 24 horas de su estreno, pretende atraer el turismo e instar a las instituciones en materia de patrimonio

31/08/2015

El viaje es corto pero intenso. Una pantalla, de ordenador a móvil con conexión a internet, se convierte en el medio de transporte idóneo para iniciar un recorrido virtual por 12 espectaculares enclaves de Villamorón y Villegas. Se escucha el viento Regañón a las puertas de la iglesia de Santiago Apóstol y el internauta tiene la sensación de encontrarse frente al templo. Repican las campanas y la experiencia se torna más real si cabe. Posiblemente, el viajero 2.0. se plantee en estos momentos programar un viaje a ambas localidades para conocer sus maravillas de primera mano.

Con la Ciudad del Agua de la Alhambra como fuente de inspiración, las asociaciones Amigos de Villamorón y Puentipiedra de Villegas decidieron emular el proyecto a su manera para mostrar «monumentos en zonas bastante desconocidas de nuestra provincia», explica el presidente del colectivo villamorico, Pedro Francisco Moreno. Dicho «hace unos meses» y hecho ya realidad, el estreno online de las postales tuvo «una repercusión bastante buena», pues durante el primer día se superaron las 300 visitas. Por si fuera poco, dos días después se remitió la información «a un boletín digital que llega a 700 personas», lo que se tradujo en «un aumento de visitas a las páginas web de las dos asociaciones».

Bajo el lema ‘En la era del silicio el arte no se expone, sino que se divulga’, Esculpidos por el Regañón persigue un triple objetivo. En primer lugar, ambas asociaciones pretenden «poner en valor nuestro patrimonio» para «atraer más visitantes». Tampoco se olvidan de las instituciones, sobre todo de la Junta de Castilla y León, por lo que esperan que «los responsables de Patrimonio se den cuenta de que merece la pena restaurar monumentos». Finalmente, «a futuro», los responsables de Amigos de Villamorón y Fuentipiedra pretenden desarrollar proyectos de divulgación con el Museo del Prado y la National Gallery de Londres para «hacer accesible el arte a quien no siempre puede acercarse a verlo in situ».

Esta singular colección de estampas, recuerdos y sensaciones es obra del fotógrafo burgalés Isaac Martínez Sacris y del experto en nuevas tecnologías Roberto Alday, gestor de la web de Amigos de Villamorón y de sus redes sociales. Los dos artistas han puesto lo mejor de su parte para que esta iniciativa, enmarcada en el proyecto Villas del Brullés, convierta al oeste de la provincia en punto de referencia para los amantes del turismo cultural, histórico y religioso.