El Correo de Burgos | Lunes, 20 de mayo de 2019

BUREBA

Los recortes del Leadercal colocan a Adeco Bureba en la cuerda floja

Se aplaza sin fecha la reunión donde la Junta informará de la cantidad asignada a cada grupo

GERARDO GONZÁLEZ 10/03/2016

El presidente del grupo de acción local Adeco Bureba, José María Martínez, ve con preocupación el futuro de la asociación sin ánimo de lucro que ha gestionado los dos programas de desarrollo rural en el territorio durante los últimos años. Martínez afirmó que «actualmente el coste de mantener la infraestructura, reducida al mínimo, corre a cargo de los socios», por lo que no descarta una disolución, de no resolverse la actual situación.

Un momento clave para el grupo debería haber sido el pasado lunes cuando estaba prevista una reunión en la cual, según avanzó la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marco, en la reunión mantenida con todos los grupos -un total de 44 en el conjunto de Castilla y León-, se fijarían las cuantías económicas del nuevo programa.

Fuentes de Adeco Bureba han confirmado que «la reunión ha sido aplazada sin fecha», lo que añade mayor incertidumbre al futuro del programa en el territorio tras el tercer recorte de fondos del mismo. En ese sentido, desde éste afirman que «según lo anunciado cada grupo dispondrá de entre 2.250.000 y 3.250.000 euros para todo el programa dividido en dos fases», la primera con vigencia hasta 2018 y un máximo del 40% de lo asignado por la consejería regional.

Cabe destacar que se trata del tercer recorte sufrido por el programa de desarrollo rural que ha pasado de 260 millones de euros hace trece años a 130 millones, pese a que la UE ha aumentado su aportación. Así como el recorte unilateral sufrido con el programa previo al que ahora debería ponerse en marcha. Los cálculos realizados por el grupo en su Plan Estratégico para el nuevo programa Leadercal, presentado el pasado año, cifró los fondos necesarios en 4,4 millones de euros hasta el año 2020.

La Junta, ya no el grupo

A este importante recorte económico se añade una muy distinta visión entre el gobierno regional y el grupo Adeco Bureba recogido en su Plan Estratégico, del destino preferente de las ayudas públicas para el desarrollo rural. Así, se afirma desde el grupo que en la Consejería «se apuesta por grandes proyectos de hasta un millón de euros con ayuda máxima de 350.000 euros».

Esto supondría, señalan, «que con los fondos del primer tramo sólo podríamos gestionar dos proyectos hasta 2018 ‘castigando’ a los pequeños emprendedores», explican.

Situación que contradice, según el punto de vista de la entidad burebana, la filosofía desarrollada por los dos programas previos, «donde los pequeños proyectos que contribuían a fijar población, especialmente joven, en el medio rural».

Otro cambio que contiene el nuevo programa es la decisión de que el pago de las ayudas a los emprendedores sea realizada de forma directa por la Junta y no por el grupo, que abonaba las cantidades en un plazo de entre dos y tres meses, a los proyectos aprobados.

Este cambio en el modelo deja al grupo con un papel de mero gestor administrativo de las solicitudes sin capacidad de apoyo económico a los emprendedores.

Cuestión de especial relevancia por lo sucedido con el anterior programa Leadercal, en el cual Adeco Bureba, tras no recibir ninguna ayuda durante un año, logró salvar varios proyectos productivos gracias al apoyo de la Diputación Provincial concedida al conjunto de los grupos burgaleses.

Así como al uso de una cuenta de crédito para hacer frente a los pagos de expedientes hasta la llegada de los reembolsos de la Consejería de Agricultura y Ganadería. Finalmente, en la distribución de las ayudas se ha fijado que el 80% de éstas tendrán como destino proyectos productivos, generadores de empleo. Y el 20% restante a no productivos en un programa que, por los retrasos estará operativo en el periodo correspondiente a los años 2016-2023.