El Correo de Burgos | Miércoles, 14 de noviembre de 2018

12:47 h. EMPRESA

La cooperativa familiar que suministra a un gigante lácteo

Es lo que exige Calidad Pascual a sus proveedores / Campos de Grijalba lo cumple a rajatabla

DIEGO SANTAMARÍA 12/12/2016

La Sociedad CooperativaCampos de Grijalba era, es y será «familiar». Con esta declaración de intenciones, Luis Martín, su único «socio activo» -los demás se han jubilado- compagina desde hace más de una década la actividad agrícola y ganadera junto a otros tres empleados con los que mantiene a flote un proyecto que ha sabido sortear los obstáculos de una crisis que nunca parece remitir del todo.

Las vicisitudes han sido mayores en su caso al contar al centrar su actividad en el sector lácteo. La explotación alberga en la actualidad 300 vacas -«la mitad para leche y la otra mitad para reposición»- que producen una media de «1,4 millones de litros» al año. Al margen del buen rendimiento de la ganadería en este sentido, Martín destaca el proceso de ordeño «fagotizado» con maquinaria puntera que permanece operativa las 24 horas del día.

A pesar de que últimamente «ha subido algo el precio», Martín es consciente de que los «años malos» no han sido pasajeros ni mucho menos. Es más, subraya que se trata de un sector que «sube y baja» constantemente. Por lo tanto, a pesar de que le apasiona el mundo de la ganadería, reconoce que «no es estable» en los tiempos que corren.

Puede que por ello la incorporación juvenil se antoje cada día más complicada. Este fenómeno, que afecta notablemente al conjunto de la provincia de Burgos y toda la Comunidad, es muy perceptible en la comarca Odra-Pisuerga.

«En la agricultura menos», apostilla aludiendo también al nuevo perfil de quienes se interesan por trabajar en el sector ganadero. Y es que hoy en día «la mayoría de la gente viene de fuera», mientras que los vecinos del entorno -principio aplicable a los españoles en general- parecen denostar más una profesión que exige «mucha dedicación» y sobre la que «hay que estar encima» si se desea -por lo menos- mantenerse a flote con ciertas garantías. «Si estamos aquí es porque nos gusta», reitera a sabiendas de los sacrificios personales que el ganadero debe realizar. Eso sí, por lo menos «tenemos vacaciones porque nos vamos rotando», bromea.

Compromiso con Pascual

¿Cuál es el destino de la leche que produce la explotación de Campos de Grijalba? Nada más y nada menos que Calidad Pascual, el gigante lácteo que solo confía en los mejores. La multinacional es su único cliente, a ella se dirige en exclusiva la producción. Aunque no lo dice, Martín rezuma orgullo al saberse uno de los elegidos por tan todopoderosa compañía.
Satisfecho por la relación comercial que mantienen empresa y cooperativa, Martín aborda la exhaustividad de Calidad Pascual de cara a garantizar la calidad de la leche que recibe. «Hacen auditorías cada poco tiempo», afirma sin atisbo alguno de queja. Más bien todo lo contrario, al menos eso es lo que desprenden sus palabras cuando asevera que «siempre están pendientes por si pasa algo».

Alimentación animal
La alianza estratégica entre agricultura y ganadera «siempre ha ido ligada» desde los inicios. En su momento, la cooperativa también se dedicó a la producción cárnica, pero finalmente optó por centrarse únicamente en el sector lácteo.
La finalidad del apartado agrícola es abrir y cerrar el proceso de principio a fin. Es decir, abarcar también la alimentación de los animales para garantizar la máxima calidad en todas las fases. Claro está, de lo que se trata es de obtener el «máximo rendimiento» de los forrajes y cultivos. Y con mucho mimo al saber su destino, aunque Martín asegura que él siempre ha prestado la misma dedicación con independencia del uso que se dé a las producciones.

Con los pies en la tierra
La Cooperativa Campos de Grijalba encara el futuro con «mucha incertidumbre», ya que «nadie te asegura un precio». Así las cosas, Martín lamenta que la perspectiva actual de casi todos los ganaderos es que «no sabes a donde vas». En este sentido, remarca la imposibilidad de realizar inversiones cuantiosas Visto lo visto, apunta que el principal objetivo de la cooperativa es «mantenerse» con los pies en la tierra, obrando con cautela, sin prisa pero sin pausa.