El Correo de Burgos | Jueves, 20 de septiembre de 2018

Un expediente sanitario común, inteligente y sencillo de usar

IOMED ha resultado ganadora del concurso de ‘start ups’ de Sanofi, Health-U, con una herramienta para facilitar la reutilización de datos médicos

Álex Claramunt 20/12/2016

Hospitales y clínicas están viviendo una revolución en la gestión de su día a día gracias a la expansión de los sistemas de información hospitalaria, que les permiten administrar con eficacia cada vez más ámbitos, desde los servicios hasta las finanzas.
Una de las áreas pendientes es el control de los historiales clínicos, indispensable para que los médicos tengan acceso al máximo de información sobre sus pacientes. La start up IOMED ha ganado la última edición del concurso Health-U, organizado por la multinacional farmacéutica Sanofi, con un software ideado para que los profesionales médicos puedan, de forma rápida y sencilla, visualizar y modificar los expedientes sanitarios.

Álvaro Abella, desarrollador del producto, expone los problemas de los sistemas de almacenamiento de los historiales que se usan habitualmente: «La información se guarda como texto, es muy fácil introducirla; el problema es que resulta muy difícil recuperarla de forma automática». Algunos centros, agrega, han tratado de solventar el problema mediante sistemas que obligan al médico a introducir los datos de forma estructurada. «Esto significa que debe elegir el diagnóstico, los síntomas y las medicaciones de una lista, algo muy tedioso», expone.

Para ajustarse a las necesidades de los profesionales, el equipo de IOMED trabaja con médicos y estudiantes de medicina, y cuenta con un profesional de la sanidad entre sus filas. El software resultante, producto de un desarrollo de tres meses, combina la introducción libre de texto con la existencia de categorías predefinidas. El sistema entiende automáticamente un amplio abanico de conceptos médicos y procura al usuario sugerencias y auto-compleción mientras escribe.

«El objetivo es facilitarles el día a día a los médicos, que pierdan menos tiempo, y que esa información no quede simplemente grabada como un texto, sino bien estructurada y que el sistema la entienda para reutilizarla en análisis o visualizaciones», dice Abella, que añade que la plataforma será accesible a través de distintos sistemas operativos, como Windows y Mac, e incluso desde dispositivos móviles.

El beneficio obvio del sistema de IOMED es que el médico puede recuperar rápidamente todo el historial del paciente y darle una mejor atención. A largo plazo, sin embargo, el propósito de la start up es alcanzar una masa de usuarios suficiente como para que todos esos datos puedan utilizarse para hacer estudios poblacionales. «Ahora mismo estamos centrados en optimizar la usabilidad del software, pero queremos que en el futuro, cuando más profesionales y más clínicas usen el sistema, puedan tener acceso a un historial común», revela Abella. En cualquier caso, el sistema ya supone un avance importante, pues no sólo proporciona al médico información individual de sus pacientes, sino que también le permite gestionar de forma general la población de personas a las que trata.
IOMED ha concebido su software para ser usado tanto en consultas privadas como en grandes hospitales. En este caso, su producto se integraría en los sistemas de información hospitalaria existentes. «Los sistemas que ya tienen pueden mantenerse para ocuparse de la gestión económica y otras áreas en los que funcionan bien mientras nosotros nos encargamos de la gestión de los datos médicos», sentencia Abella.

Para asegurar la sostenibilidad financiera, aspecto en el que Sanofi ha puesto énfasis, el equipo plantea el pago de una cuota mensual por el uso del software. Por el momento, no obstante, su meta es seguir colaborando con las clínicas para redondear el producto. La puesta en práctica, revela Abella, empezará con una especialidad concreta, probablemente la dermatología o la ginecología.