El Correo de Burgos | Miércoles, 19 de septiembre de 2018

12:11 h. PRODUCCIÓN

Vino de mujer

El número de enólogas en las bodegas se ha incrementado a partir de los 90. Beatriz Herranz, Verónica Ortega, Marta Baquerizo, Águeda del Val, Sophie Kuhn, Victoria Pariente y Begoña Jovellar hablan de su experiencia

MAR TORRES 10/02/2017

En la poda y vendimiando. Seleccionando uva y remontado. Analizando y catando. La presencia de enólogas en las bodegas de la Comunidad no llama la atención. Es tan habitual, tan normal como lo es en otros sectores laborales. Una ‘normalidad’ que, sin embargo, tiene una trayectoria corta. Según los datos de la Asociación de Enólogos de Castilla yLeón, el mayor incremento de estas profesionales se ha registrado a partir de finales de la década de los 90, cuando comenzaron a salir los primeros licenciados en Enología. Según señala su secretario, Carlos Gallego, cuando la asociación se formó el 22 de marzo de 1986, en Tordesillas, «se inscribieron 30 enólogos, entre ellos Victoria [Pariente] y Águeda [Del Val]».

En la actualidad, en el registro de la asociación figuran 240 profesionales de los que 74 son enólogas. Por provincias la distribución es la siguiente: 38 en Valladolid, 10 en León, 9 en Burgos, 3 en Salamanca y 3 en Zamora. Además, 5 son de Pontevedra, 2 de Asturias, 2 de Madrid, una de Pamplona y una más de Orense. Hay que aclarar que estas cinco provincias también forman parte de la asociación castellano y leonesa.

Misericordia Bello, Charlotte Allen, Nerea Pérez, Berta Laguna, Belén Sanz, Inés Salas, Patricia Gil, Silvia García, María Alfonso, Ada Prada, María del Yerro... el listado de enólogas es amplio. Siete de ellas nos trasladan el testimonio se su experiencia, más o menos larga en el tiempo y siempre interesante.