El Correo de Burgos | Martes, 25 de septiembre de 2018

Cuatro de cada diez médicos de Primaria podrán jubilarse en 5 años

En este periodo podrían cesar su actividad 1.287 profesionales de los centros de salud / El sindicato médico CESM denuncia que la Comunidad «está a punto de entrar en déficit»

MAR PELÁEZ 27/02/2017

La Consejería de Sanidad está obligada a mover ficha y a hacerlo de forma ágil. Su plantilla de médicos de familia, de pediatras y de médicos de urgencias adscritos a Atención Primaria envejece y muchos están al borde de cumplir los 65 años, edad que les abre la puerta a la jubilación o bien a solicitar ‘reengancharse’ hasta los 70 años.

Según el análisis de los datos facilitados por la Consejería, 4 de cada 10 médicos de centros de salud se jubilarán, o podrá hacerlo, antes de que concluya 2022. Si todos ejercieran su derecho a pasar a la ‘reserva’ al cumplir esa edad, las plantilla se contraerían, y mucho. En concreto, cesarían de su actividad 1.287 efectivos en cinco años.

Con los datos en la mano, el presidente del sindicato médico CESM, José Luis Villarig, sentencia que la Comunidad «está al borde de entrar en déficit de médicos». A la Consejería, el futuro inmediato también le inquieta. Su titular, Antonio Sáez, ya manifestó a mediados de este mes que «la previsión de jubilaciones por razones de edad era importante».

Pero no todas las provincias, ni todas las especialidades de Primaria están igualmente afectadas por la cuenta atrás que marca el calendario. Fuentes de la Consejería reconocen que, aunque a día de hoy el 99% de las plazas de médicos de familia están cubiertas, «sí existe cierto déficit». Son ellos quienes ven más cercano el horizonte de la jubilación.

Tanto es así que prácticamente el 42% de los médicos de familia se podrán jubilar este año o en los próximos cinco. Es decir, 1.221 facultativos de los 2.913 que tiene censados la Consejería están a las puertas de jubilarse por edad.
Lo mismo sucede con el 29,6% de los médicos de urgencias y emergencias (SUAP). Las plantillas se verían reducidas en 8 profesionales. La cifra parece menor, si bien el total de facultativos de urgencias y emergencias no suman en la actualidad más de 27 en toda la Comunidad. En el caso de Pediatría, la edad de jubilación ‘acecha’ al 20,86% de los profesionales: 58 de los 278 existentes.

En un análisis provincial, se observa que es Salamanca la provincia que más problemas presenta a corto plazo. Las jubilaciones de médicos de familia o de urgencias y de pediatras afectaría a más del 51,7% de los profesionales. Si todos ellos colgaran la bata a los 65 años, la Consejería debería buscar repuesto a 232 profesionales sanitarios de Primaria.

Similar problema lo vive el área Oeste de Valladolid. Un total de 116 de sus 238 médicos cumplirán los 65 años de ahora y hasta 2022. Le siguen, en términos generales, Zamora y Segovia, con porcentajes que rondan el 41%. A continuación se sitúa Burgos, Valladolid Este, Soria y Palencia. Sobre el papel León, el Bierzo y Ávila serían las provincias que menos jubilaciones espera.
Eso, al menos, en términos generales, ya que, tras un vistazo por especialidades, se observa que Salamanca se aúpa a la primera posición con posible ‘déficit’ a corto plazo de médicos de familia (el 55% a punto de jubilarse). El área Este de Valladolid es la que tiene más pediatras en ‘tiempo de descuento’ (un 27,27%) y, en Zamora, un 60% de sus cinco médicos de urgencia tiene hoy 60 o más años.

Tanto Sanidad como los médicos aseguran que las zonas rurales de Castilla y León son las que presentan más problemas a la hora de sustituir a los médicos, ya que son menos atractivas. Los años que se esperan más jubilaciones serán 2020 y 2022. Hasta 272 se producirán en cada caso. A esta «compleja» situación, que «no se arregla en una semana», se ha llegado, según Villarig, por la «falta absoluta de planificación por parte de la Consejería de Sanidad» que «no ha elaborado ningún estudio demográfico». «Se ha pasado dos o tres años con una política equivocada. Ha jubilado a diestro y a siniestro, a quienes querían y quienes no, por una cuestión meramente economicista», denuncia.

De hecho, el peligro de no poder cubrir la totalidad de las plazas de personas jubiladas ha llevado a la Consejería a rectificar y a abrir la posibilidad nuevamente a que los médicos prolonguen su vida laboral más allá de los 65 años. Fuentes de la Consejería aseguran que Sanidad trabaja ahora con la hipótesis de que «alrededor del 40% de los profesiones» continúe unos años más en su puesto de trabajo.

Pero, para ello, el presidente de CEMS, y a su vez presidente del Consejo Autonómico de Colegios de Médicos de Castilla y León, reclama «incentivos» al departamento que dirige Sáez, que se traducen en que «trate bien a sus profesionales». «¿Nos están tratando mal? No, peor», afirma de forma tajante, y pone como ejemplo a esos «médicos que, a pecho descubierto, danzan de pueblo en pueblo».

Y es que si las jubilaciones explican, a juicio de Villarig, la situación actual, también lo hace la política de la Junta de abrir, «por cuestiones políticas», consultorios en poblaciones en las que se atiende a escasa población y eso redunda «negativamente en la calidad de la atención». Pide, por este motivo, que la Junta estudie aquellos consultorios que «no tienen razón de ser», aunque es una decisión que, como el responsable sindical reconoce, «trasciende a la propia Consejería».

Fuentes de Sanidad confían en que las medidas adoptadas por el departamento que lidera Sáez permitan encontrar sustitutos. Así recuerda la convocatoria de una oposición con 300 plazas para médicos de familia, o una bolsa de empleo temporal, así como la ampliación de las plazas de residentes y el concurso de traslados abierto a toda España, que atrajo a 28 profesionales de otros sistemas de salud.

En cartera tienen, aunque todavía se encuentra en fase de negociación en la Mesa Sectorial, la autorización para que los médicos extracomunitarios a los que se forma en Castilla y León puedan quedarse a trabajar en la Comunidad «de forma temporal». En breve, el Colegio de Médicos se sentará con el consejero para transmitirles sus preocupaciones.