El Correo de Burgos | Martes, 13 de noviembre de 2018

Cámara y Asaja piden blindar la vaquería de Soria contra la presión

Exigen al Gobierno que no ceda a las exigencias del País Vasco y Navarra / Argumentan que España tiene un déficit lácteo de 1,9 toneladas y cargan contra Francia, Alemania y Holanda

JOSÉ SOSA 28/02/2017

Paso al frente de la Cámara de Comercio y Asaja en defensa del proyecto de la vaquería de Noviercas (Soria) que impulsa la cooperativa Valle de Odieta. Ambas entidades hacen un llamamiento al Gobierno central para que no sucumba a las presiones procedentes del País Vasco o Navarra.La petición se apoya en los datos de la balanza comercial del sector lácteo que demuestran que España tiene un déficit causado por la importación de productos principalmente de Francia, Holanda y Alemania. La explotación soriana podría ayudar a mitigar esta situación.

«Pedimos al Gobierno que legisle y que no se deje influenciar por terceros, que haga cumplir la legislación vigente porque no se pueden cambiar las reglas de juego a mitad del partido», aseveró el presidente de la Cámara de Comercio, Alberto Santamaría. El mensaje es directo hacia los Gobiernos de País Vasco y Navarra desde los que se han deslizado mensajes en las últimas semanas en contra del proyecto en Noviercas y a favor de limitar el número de cabezas de las explotaciones. El presidente de la Cámara también defendió el valor del proyecto como oportunidad de desarrollo de la zona y como un arma contra la despoblación. Según Santamaría, la creación de 250 puestos de trabajos directos en la explotación ganadera supondrá la puesta en marcha de 1.250 empleos indirectos.

El principal argumento de la Cámara para defender el proyecto son las cifras de la balanza comercial. Los datos extraídos de diversos organismos públicos como la Dirección General de Aduanas, el Ministerio de Agricultura o el Observatorio Europeo del Mercado Lácteo, demuestran que si bien el déficit lácteo se ha reducido en el último lustro, los datos son todavía negativos para España. De forma concreta, según el informe presentado por la Cámara de Soria, en el 2015, último año cerrado, en España se importaron 1,9 millones de toneladas de más de leche de las que se se exportaron. «No es poco, sino mucho y una granja de 180.000 millones de litros no va a variar los precios de mercado», explicó Santamaría.

«Tenemos una gran oportunidad de crecimiento y en España no existe excedente lácteo, se importan 1,9 millones de toneladas», insistió. Desde la Cámara expusieron además la lista de los nueve principales países productores de leche en la UE. Santamaría calificó los casos de Alemania, Holando o Francia como países «super excedentarios». El presidente de la Cámara de Soria llegó incluso a afirmar que estos países «están convirtiendo a España en un sumidero de los excedentes lácteos» y explicó la fórmula: «Protegen su mercado con lo que producen y lo que sobra lo mandan a países que les interesa que no produzcan porque los fríen con bajos costes». Para Santamaría la realidad es clara. «O producimos a precios competitivos o alguien lo hará más barato, o la vaquería se monta aquí o se monta a 70 kilómetros», subraya.

Ahondando en los datos comerciales, desde la Cámara destacaron que prácticamente el 70% de las importaciones de España en este sector se corresponde con quesos. «Lo primero que ha hecho la empresa es montar una fábrica orientada al valor añadido como quesos, mantequilla y nata», comentó Santamaría en referencia a la quesería que se está construyendo en Ólvega, a pocos kilómetros de Noviercas. Para el presidente de la institución cameral soriana «Francia, Holanda y Alemania son los que realmente tienen que estar de uñas más que nuestros vecinos».

Santamaría confía en que no se inicie un proceso de cambio en la legislación a pesar de la influencia que pueda tener en estos momentos el Partido Nacionalista Vasco (PNV) en el Gobierno en pleno proceso de elaboración de los presupuestos ya que «cambiar una legislación no se hace de hoy para mañana». Desde la Cámara insisten en que «cuando hablamos de las reglas del juego hablamos de competir realmente con Francia, Alemania, Holanda o Bélgica que son los países que nos meten la leche y los productos derivados a precios bajísimos». En este sentido insistió en que «mientras haya un signo negativo en la balanza comercial tanto el Ministerio de Agricultura como el de Hacienda deben hacer las acciones posibles para que cualquier desfase de cualquier sector se revierta».

El presidente de Asaja, Carmelo Gómez, indicó que le gustaría las 20.000 vacas previstas en la explotación se repartieran en 20 o 30 explotaciones, pero reconoció que eso es «imposible». «Esta es la única solución para la cabaña de Soria», advirtió añadiendo que espera que la implantación de Valle de Odieta pueda hacer florecer otro tipo de explotaciones. «No podemos desaprovechar estas oportunidades», sostuvo.