El Correo de Burgos | Domingo, 23 de septiembre de 2018

Una campaña electoral de apenas cuatro días en el PP

Los ‘populares’ inician el proceso congresual en el que los candidatos a la presidencia deberán venir avalados por la firma de 90 afiliados

FELIPE RAMOS 02/03/2017

La maquinaria congresual del Partido Popular de Castilla y León de cara a ese 1 de abril en que se celebrará el congreso autonómico ya están en marcha. Arrancó ayer con la apertura del plazo para que los afiliados, aquellos que estén al corriente de pago y quienes no estén el partido les dará 48 horas para subsanarlo, se inscriban si quieren participar en el proceso de votación al presidente del partido y como compromisarios.

Para mañana queda el arranque para que los posibles candidatos a presidir el partido los próximos años, aunque todo el mundo en el seno del PP espera y desea que sólo haya uno, el presidente Juan Vicente Herrera, anuncien su intención de concurrir. Ochos días, hasta el próximo 10 de marzo tendrán para anunciar su candidatura.

Menos tiempo aún es con el que contarán el candidato o candidatos para poder defender su propuesta ante los afiliados. Apenas cuatro días de campaña electoral, los que van desde el próximo día 13 y hasta el 16. Un periodo al que también tendrá derecho de haber una sola candidatura en la figura de Herrera, como es el deseo de todos en Partido Popular.

Aquellos que deseen concurrir a la presidencia autonómica del PP, además de tener que llevar un mínimo de un año afiliados en el partido, deberán presentar sus candidaturas avaladas por la firma de 90 afiliados, tal y como recoge el artículo 28.3 del reglamento del congreso autonómico.
La elección del presidente será a través del voto de «todos los afiliados» por «sufragio universal, libre, igual y secreto», remarca el artículo 27 del reglamento.

De existir más de un candidato, opción que nadie baraja y con la que nadie cuenta en el Partido Popular, aquel que obtuviese el 50% de los votos de la militancia, con una diferencia igual o superior al 15% sobre el otro candidato y hubiera sido, además, el más votado en cinco de las nueve provincias será proclamado como «candidato único».

De no ser así habría una segunda vuelta, ya en el congreso en la que decidiría el voto de los compromisarios.

El hecho de que exista una única candidatura, la de Juan Vicente Herrera como todos quieren, no invalida el voto de la militancia del partido. El candidato deberá someterse, de igual forma, al plebiscito de los militantes, según indican desde el propio partido.

Ya en el congreso del día 1 se elegirá en una lista al presidente y a los 22 vocales del comité ejecutivo regional, así como a los 36 vocales de la junta directiva autonómica que dirigirá al PP durante los próximos años.