El Correo de Burgos | Miércoles, 20 de septiembre de 2017

SANIDAD

El HUBU multiplica la difusión de la producción científica local

El impacto de la investigación en los últimos cuatro años, con 1.077 publicaciones, se dispara respecto al de la etapa final del Yagüe / Hematología y Unidad del Sueño, líderes

L. B. / BURGOS 23/06/2017

El traslado al nuevo hospital, del que esta misma semana se celebraba el quinto aniversario, trajo consigo algo más que metros cuadrados añadidos y un equipamiento novedoso. La responsable de su Unidad de Investigación, María Jesús Coma, aseguraba ayer, en el tradicional acto de final de curso, que el salto al HUBU también ha disparado la difusión de la producción científica.

Apenas un par de datos bastan para comprobarlo. Uno de ellos, el «principal», según Coma, es el factor de impacto de las publicaciones elaboradas por profesionales del complejo local. Este índice permite evaluar el alcance de los estudios recogidos por las revistas científicas más prestigiosas. Y el de las investigaciones del HUBU -teniendo como referencia sus cuatro primeros años a pleno rendimiento, entre 2013 y 2016, sin contar 2012 por ser un ejercicio de transición- se ha multiplicado por 4,81 respecto al registrado entre 2008 y 2011, en la etapa final del Yagüe.

Hematología y la Unidad de Sueño lideran la clasificación de áreas hospitalarias con mayor repercusión, seguidas, por este orden, por Cardiología, Digestivo, Neurología y Oncología. Al compás, aunque no en la misma proporción, ha aumentado el número de publicaciones, con 1.077 en los primeros años del HUBU frente a 444 en los últimos del ya desaparecido centro asistencial de la avenida del Cid.

La pregunta es obligada: ¿Qué ha propiciado este incremento? La respuesta de Coma, inmediata: «Todo». «Tenemos infraestructura, equipos y espacio para movernos y trabajar, que parece un detalle sin importancia pero también influye», afirmaba tras culminar la cita en la que como representante de la Fundación Burgos por la Investigación de la Salud (FBIS) desgranó la memoria de actividad del año pasado. En ella destacan también otros datos como el volumen de fondos invertidos en producción científica en 2016, que roza el millón de euros y duplica la cuantía con la que el HUBU iniciaba su andadura. Al hilo, Coma recordaba que la FBIS comenzó a funcionar hace 25 años con un presupuesto de 100.000 pesetas.

Por otra parte, la responsable de Investigación del complejo burgalés subrayaba también relevante que el centro cuente ya con 97 doctores (en referencia al más alto grado académico). Desde 2013 se han leído 30 tesis, 12 dirigidas por facultativos del HUBU y 14 en la Universidad de Valladolid, algo «muy importante para la transformación de la fundación en instituto universitario», pues la ley exige contar con acreditación docente en el grado de Medicina.

El evento de ayer incluyó una charla sobre ciberseguridad y sirvió para reconocer la labor de varios profesionales. En concreto se distinguía al neumólogo Joaquín Terán, responsable de la Unidad de Sueño, con el primer premio a la investigación, siendo el segundo y tercero para la neuróloga Esther Cubo y la nefróloga Vanesa Camarero. El galardón Pepita Arnaiz del Río-Economía de la Salud fue para Antonio Amo, de la Unidad de Sueño, y el de mejor proyecto en cuidados de Enfermería para Celia Díaz, supervisora de Medicina Intensiva. Completaba el elenco el premio al mejor proyecto MIR, entregado a Endika Nevado, residente de la especialidad de Cirugía Plástica.

A estos se sumaba el premio María Jesús López Pueyo, concedido al equipo encabezado por Leonardo Lorente, del Hospital Universitario de Canarias.