El Correo de Burgos | Sábado, 26 de mayo de 2018

UCCL confía en mantenerse como «referente en la provincia»

El sindicato encara las elecciones agrarias con el objetivo de aumentar su representatividad

16/01/2018

La reivindicación en el sector agrario nunca descansa. Ni siquiera en días de fiesta como el de ayer en Villariezo. La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) celebró su 40 aniversario desempolvando imágenes históricas de su dilatada trayectoria sindical, marcada por las luchas a pie de campo y los cambios de siglas hasta su última refundación, basada en la independencia política como seña de identidad. Al mismo tiempo, los representantes de la organización a todos los niveles -provincial, regional y nacional- también abordaron su inminente encuentro con las urnas.

40.000 agricultores y ganaderos de la Comunidad están llamados a votar de manera presencial el 11 de febrero, aunque también pueden hacerlo con antelación -desde el 22 de enero hasta el 5 de febrero- en dependencias de la Junta de Castilla y León. En Burgos, el principal objetivo del sindicato es revalidar su liderazgo. «Debemos ser el referente de la provincia», subrayaba el coordinador estatal de Unión de Uniones, José Manuel de las Heras, quien no dudó en «animar a la gente» para que la organización pueda superar en el cómputo autonómico a Asaja y la Alianza UPA-COAG.

Al tratarse de un «día emotivo» de reencuentros entre viejos amigos y compañeros de viaje, de los comicios se habló lo justo. Eso sí, De las Heras dejó claro que «no que «no tiene que servirle a uno de consuelo» conquistar Burgos, Ávila, Segovia y Valladolid como en 2012. «Tenemos que seguir ganando», manifestaba no solo en alusión a las elecciones, sino a los múltiples retos que afronta el sector agrario a nivel mundial.

En este sentido, pese a su convencimiento de que «fuera de la Unión Europea estaríamos mucho peor», el líder sindical consideró que la política económica actual «no favorece los intereses de los agricultores». Lo que mandan, a su juicio, son los acuerdos internacionales «para que haya comercio sin arancel utilizando la agricultura como moneda de cambio» y sin importar el «cómo».

Con este panorama, De las Heras aseguró que los representantes de la organización se mostrarán «vigilantes» ante la nueva reforma de la Política Agraria Comunitaria (PAC), sobre todo por la expectación que despierta la posibilidad de que los estados miembros gocen de mayor «autonomía» para llevar a cabo una «política propia» en la gestión de los fondos disponibles.

Más allá del reto de convertirse en una «organización fuerte», De las Heras insistió en que no basta con repartir las ayudas de la manera más equitativa posible. También es necesario establecer «medidas de gestión de mercado que en la actualidad no se están haciendo y que son claves». Por ejemplo, el desarrollo de herramientas eficaces para «garantizar las rentas vía producto».

Entre los planes más inmediatos de UCCL se encuentra la celebración de un congreso autonómico tras las elecciones agrarias que conllevará una importante «renovación de cargos». De entrada, la ilusión por incorporarse al sector «no crece en la misma proporción que la de ser dirigente», aunque los representantes del sindicato ya han tanteado a varios de sus militantes que parecen dispuestos a dar el salto. Lo que está claro es que la «juventud y las mujeres» estarán muy presentes en el seno de una agrupación que a día de hoy «está creciendo sin parar».