El Correo de Burgos | Miércoles, 22 de mayo de 2019

El HUBU quiere frenar la psicosis en adolescentes

Psiquiatría idea un proyecto para ayudar, en colaboración con centros escolares, a jóvenes con alto riesgo / Pugna en la red de redes con otras iniciativas por una aportación para su desarrollo

L. BRIONES 17/01/2018

El Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario de Burgos arrancaba el año a la caza de clics en la red de redes. Cuantos más, mejor, porque así se elevan también las posibilidades de obtener una atractiva ayuda económica que facilite desarrollar una apuesta que sus profesionales tienen en proyecto. La iniciativa, que supera ya los 20.000 apoyos y se perfila como una de las cinco más votadas en la web jovenesypsicosis.es que promueve el ‘concurso’ de ideas, dotado con 30.000 euros, aspira en concreto a frenar la aparición del trastorno en cuestión en adolescentes.

El especialista Manuel Mateos, impulsor de la propuesta, explica que la intención es «buscar a jóvenes de entre 12 y 20 años en fases muy tempranas de psicosis, que presenten alertas previas incluso a los primeros síntomas, y poder ofrecer un programa de cuidado intensivo, no farmacológico y de atención multidisciplinar con el objetivo de evitar la aparición de la enfermedad o retrasarla al máximo para minimizar el inevitable impacto que tiene en quien la padece y mejorar su calidad de vida».

Este programa, según relata la presentación en la citada web, se integrará dentro del dispositivo de hospital de día psiquiátrico ya en marcha en el complejo local. No obstante, su desarrollo requerirá apoyo activo del ‘exterior’. «Queremos contactar con orientadores de centros escolares para que nos ayuden a identificar a los posibles beneficiarios del programa, esos perfiles de alto riesgo de padecer psicosis. Se establecerá un protocolo de colaboración y se formará a estos profesionales en la detección de estos casos que, una vez localizados, pasarían al programa en sí», añade Mateos.

En concreto, la intervención «individualizada» con los jóvenes se centrará en tres aspectos «fundamentales en las etapas iniciales de la psicosis». Así, se trabajará la mejora de habilidades conginitivas vinculadas con el tratamiento de la información, el déficit de atención o la hiperactividad.

Además, se abordará una realidad muy pegada al trastorno en cuestión: el consumo de cannabis. «Casi el 100% de los jóvenes que nos llegan con primeros síntomas presentan un consumo elevado y aunque existe cierto debate sobre si es causa o efecto de la enfermedad está claro que existe un vínculo y sabemos que entre un 25% y un 30% de los adolescentes de 13 y 14 años se inician en este hábito, llegando al 5% aquellos en los que el pasa a ser semanal», relata el psiquiatra, para concluir que prevenir y tratar este problema «logrando que se abandone el consumo de tóxicos ya sería un éxito en sí mismo de la iniciativa».

La tercera ‘pata’ del proyecto sería el trabajo con la familia del joven para «que tengan la máxima información y puedan manejar la situación e implicarse de manera efectiva en el proceso terapéutico».

El Premio Jóvenes y Psicosis, según relata el portal creado para su promoción, nace «fruto de más de tres años de trabajo multidisciplinar entre las principales asociaciones de pacientes y entidades españolas médico-científicas en salud mental». Persigue además de respaldar la implementación de programas de atención temprana y poner el foco en las necesidades de personas con esquizofrenia o psicosis, reconocer y visibilizar a aquellos agentes sociales y profesionales que con su labor contribuyen día a día a mejorar cualquier proceso de salud y divulgar buenas prácticas en este sentido.

Las candidaturas pueden recibir votos hasta el 21 de enero. De entre los cinco proyectos que obtengan más respaldo -el del HUBU ayer ocupaba el cuarto puesto- un jurado seleccionará la iniciativa ganadora del premio, pudiendo incluso a repartirse el montante entre tres.