El Correo de Burgos | Miércoles, 16 de octubre de 2019

RIBERA

La reapertura del Museo del Tren depende de los remanentes

La Concejalía de Turismo cuenta ya con el anteproyecto de musealización

LORETO VELÁZQUEZ 06/02/2018

Su rehabilitación ha sido posible gracias a un programa de formación y empleo del ECYL pero la reapertura del Museo del Tren dependerá de que se habilite una última partida en remanentes. Así lo advierte la Concejalía de Turismo, ilusionados ante una reforma que ha servido «para adaptar el museo a la normativa vigente en materia de accesibilidad, funcionalidad y seguridad». «Asimismo, se han reformado suelos, paredes y la instalación eléctrica», destacan.

Por el momento, la empresa adjudicataria de la musealización de este espacio, Museographía Espacios Expositivos, ha presentado ya su propuesta; un planteamiento que aboga por ir de lo general a lo particular, de la historia del tren con mayúsculas a la línea Valladolid- Ariza y a la que fue la estación más importante del recorrido desde su inauguración en 1895.

El recorrido partirá de los numerosos objetos y documentos provenientes de la asociación arandina Amigos del Tren y de colecciones particulares que conformaban el museo y servirá de plataforma para dar a conocer los oficios y personas que trabajan en el mundo ferroviario así como la evolución de la forma de viajar desde el siglo XIX hasta hoy. En el exterior, la exposición mostrará elementos clave como el andén, las vías, las distintas señales, el vagón taller, el cambio de agujas o los depósitos de agua sin olvidar el Almacén del Pescado, donde se alojan las bombas de agua. La propuesta de la empresa adjudicataria concluye en la sala de maquetas donde el visitante podrá contemplar todo el material motor y remolcado que transitó por la línea Valladolid-Ariza, en aplicación interactiva. «Este anteproyecto recoge también todo el mobiliario, cartelas y gráficos que ayudarán al visitante a conocer no solo lo relativo al mundo ferroviario sino también una parte importante de la historia de Aranda de Duero», explican en la memoria de un documento que pretende poner en valor uno de los museos más apreciados de la localidad.