El Correo de Burgos | Miércoles, 22 de mayo de 2019

INSTALACIONES DEPORTIVAS

Los trabajos de remodelación de El Plantío arrancarán el 26 de febrero

La primera fase de las obras se centrarán en el Fondo Norte / Las tareas relacionadas con la nueva grada del campo de rugby de San Amaro no interferirán en el desarrollo de la fase de ascenso

07/02/2018

BURGOS
La remodelación del estadio municipal de El Plantío arrancará el próximo 26 de febrero, con un mes de retraso sobre el plan previsto. El vetusto campo de fútbol sufrirá un profundo lavado de cara y actualmente se ultiman los detalles relativos a la primera fase de los trabajos.

En principio, estaba prevista la demolición inmediata de la actual Lateral para levantar la nueva grada que conectará con ambos fondos. Sin embargo, el Burgos CF mantiene su objetivo de disputar la fase de ascenso a Segunda División y esta posibilidad invita a Ayuntamiento y empresa a buscar otro punto de partida para las obras.

La intención es causar las menores molestias posibles durante la competición y participar en una fase de ascenso sin la Lateral obligaría al club blanquinegro a reubicar a sus aficionados. Además, se perdería una parte importante del aforo total del estadio en el momento decisivo del curso.

También se instalará una nueva cubierta en voladizo (sin pilares que obstaculicen la visión) en las tres zonas afectadas por la remodelación y se completará el cerramiento del espacio con un nueva fachada.
Así las cosas, los primeros trabajos se desarrollarán en el Fondo Norte. Está previsto que la actividad del mercadillo dominical se desarrolle con total normalidad el 25 de febrero y será el lunes, día 26, cuando entren las máquinas y se proceda a vallar el perímetro. Este será el punto de partida de una obra de gran envergadura cuyo presupuesto supera los 5 millones de euros.

SAN AMARO
Por su parte, el campo de rugby de San Amaro (ahora multifuncional) también inicia la cuenta atrás para disfrutar de su nueva grada con capacidad para 500 espectadores.

Asumida que la tribuna estará disponible a partir de la temporada que viene, las partes implicadas se reunieron la pasada semana para poner sobre la mesa las necesidades a cubrir mientras se ejecutan los trabajos. Técnicos del Ayuntamiento, representantes de la empresa constructora y representantes del club gualdinegro trazaron una hoja de ruta para evitar que las obras interfieran en el desarrollo de la competición. Máxime en este tramo del curso en el que el UBU Colina Clinic disputará el play off.

Rubricado ya el contrato, en estos momentos se redacta el plan de seguridad y salud previo a la firma del acta de replanteo. A partir de ese momento comenzarán las obras.

Cabe recordar que el proyecto ideado obliga a desviar el colector que pasa por debajo de la grada y retranquear el vallado perimetral. Esto retrasará las tareas de la construcción de la nueva tribuna.
Además, está (casi) descartada la posibilidad de ubicar las gradas portátiles en el espacio liberado tras la demolición de la vieja estructura. Ayuntamiento y club deberán buscar otras soluciones para que San Amaro cumpla con las necesidades propias de un play off en el que se espera la presencia de 1.500 aficionados.