El Correo de Burgos | Domingo, 8 de diciembre de 2019

BALONCESTO / ACB

Epi abre la puerta a un refuerzo

El entrenador del San Pablo Burgos destaca la labor realizada por el actual plantel, pero reconoce que el club analizará durante el parón liguero la posibilidad de incorporar a un jugador

10/02/2018

BURGOS
Si algo caracteriza al San Pablo Burgos en su primer año en ACB es su capacidad para mantener la tranquilidad en los malos momentos y para medir los tiempos antes de tomar decisiones importantes. Los responsables técnicos y directivos tienen muy claro que el novato de la liga no puede permitirse un paso en falso. Por eso, el club transmite calma tras la lesión sufrida por Deividas Gailius.

Albano Martínez ya ha recordado en numerosas ocasiones que el San Pablo está abierto a reforzar el proyecto si surge la ocasión. Además, el director deportivo tiene luz verde para iniciar los contactos oportunos. Eso sí, sin prisa.

El equipo azul aprovechará el largo parón liguero para analizar la situación en profundidad y actuar en consecuencia. «La dirección deportiva siempre está pendiente de cualquier posibilidad que surja para incorporar a algún jugador y sabe cuál es mi opinión desde que se lesionó Deividas -Gailius-», explica Diego Epifanio ‘Epi’.

Siempre discreto y comedido en sus intervenciones, el técnico local abre la puerta a un refuerzo. «Tenemos el equipo que tenemos. Vamos a aguantar hasta la próxima jornada -mañana frente al Valencia- con los jugadores disponibles, quienes están haciendo un gran trabajo», recalca.

De esta manera, a partir de la próxima semana se estudiarán las diferentes alternativas. «En el parón se valorará las diversas opciones que tengamos», explica, para subrayar la condición innegociable. «Si viene alguien será para que mejore de verdad lo que tenemos. Hasta entonces, no habrá cambios. Eso es lo que se dijo tras la lesión de Deividas -Gailius-», explica.

El lituano avanza en su primera semana de rehabilitación. Una vez retirados los puntos de sutura, el exterior ya se ejercita en solitario a las órdenes del preparador físico, Daniel Hernández. «El siguiente paso es que la quiten las varillas en un par de semanas. La idea es que haga un trabajo que le sirva para el momento en el que pueda volver a las pistas», comenta Epi.

Cabe recordar que el lituano deberá esperar hasta el mes de abril. Esta situación invita al club a buscar en el mercado un alero alto con capacidad reboteadora y tiro exterior. Sin embargo, el San Pablo no descarta la posibilidad de reforzarse con otro tipo de perfil. «Cuando se dé la situación de que haya en el mercado un jugador de otra posición a la del lesionado, se valorará», zanja Epi.

HUELGA El proyecto mantendrá su rutina
El San Pablo se mantiene a la espera de los acontecimientos ante el anuncio de huelga programado por los jugadores para la próxima semana. Con la Copa del Rey pendiendo de un hilo, la ACB aseguró ayer que el torneo se disputará. Mientras, el equipo burgalés mantendrá la rutina programada durante el parón liguero. «Nuestra planificación tiene un camino y no vamos a cambiarla. Respetaremos las decisiones individuales y si es necesario, las apoyaremos», indica un Diego Epifanio que invita a diferenciar «el devenir del equipo de las decisiones de cada uno».

El técnico confía en que las partes lleguen pronto a un acuerdo y se recupere la normalidad. «Espero que no haya huelga porque puede generar un clima de tensión que no es lo mejor para los grupos de trabajo y porque está en juego una competición tan bonita como es la Copa del Rey», indica.