El Correo de Burgos | Viernes, 13 de diciembre de 2019

FUTBOL Segunda División B

Nueva reválida en Irún

El Burgos CF se mide al Real Unión (17,00 horas) con la obligación de conseguir un triunfo que le permita mantener la fe / «Los empates no sirven», seńala Nacho Fernández

ROBERTO MENA 18/02/2018

El Burgos CF visita esta tarde el Stadium Gaal (17,00 horas) con el objetivo de reengancharse a la zona noble de la tabla clasificatoria. Le espera el Real Unión, un conjunto al que le costó arrancar y que quiere dejar de mirar al retrovisor e instalarse en una zona tibia para evitar apuros finales.

Será el segundo partido con Nacho Fernández en el banquillo. Y el último, ya que Gonzalo Antón, el mandamás blanquinegro, asegura que el martes habrá un nuevo técnico. El asturiano ha reconocido a lo largo de la semana que necesitan ganar y es que un punto en la últimas tres jornadas es un pobre bagaje para un equipo que mira a los puestos cabeceros.

«Los empates no sirven. Igual vale más arriesgar un poco para ver qué puede suceder.Con la situación que tenemos es importante sumar de tres en tres, la victoria», declaró Fernández.
Así las cosas se espera un Burgos CF más ofensivo, con mayor presencia en el área rival y capaz de generar más ocasiones de gol que en partidos anteriores. No obstante, esa era la meta ante la Real B y no se alcanzó. Aunque Nacho Fernández recuerda que el filial donostiarra es uno de los equipos más complicados del grupo para lograr esa evolución.

La intención es dar un paso adelante en el terreno ofensivo, aunque se esperan pocos cambios en los protagonistas. El once será muy similar al del pasado domingo, y por añadidura, al que jugaba habitualmente con Patxi Salinas. El discurso se mantiene.

«No queremos volver locos a los futbolistas. Tienen unos conceptos, yo les meto otros y el que venga otros... Venían trabajando cosas bien y hemos incidido en algunos detalles que habían perdido, como la intensidad o la agresividad. Ahora mismo meterles conceptos de juego a dos días de que llegue otro técnico es armarles más lío», explicó el director deportivo.

El Burgos CF tendrá enfrente a un Real Unión que cuenta con jugadores veteranos, muchos con experiencia en categorías superiores, y que tienen en la «rápidas transiciones» uno de sus puntos fuertes.

Fernández hace especial hincapié en las vigilancias y en mantener la guardia alta durante los 90 minutos, ya que en el momento que se descuiden el conjunto fronterizo se lo hará pagar. La escuadra guipuzcoana ha evolucionado con el paso de las jornadas.Es un equipo que concede menos que en sus primeros encuentros y es más complicado de batir.

Está en un buen momento y llega a la cita después de cuatro partidos sin conocer la derrota. Parece haber superado la peor racha de la temporada que le mantuvo durante 9 encuentros sin ganar.

MADRAZO SERÁ BAJA
La única baja obligada en las filas del Burgos CF será la de Jon Madrazo, sancionado por acumulación de amonestaciones. A NachoFernández le toca recomponer la banda izquierda. La opción que cuenta con más posibilidades de convertirse en realidad es la de Javi Cantero. El granadino entraría en el puesto de lateral izquierdo, por lo que sería Eneko el que ocuparía la posición de interior.

Ramón Blázquez también podría ser el sustituto de Madrazo. Su entrada provocaría que David Martín cambiara de banda. El resto de los jugadores serán prácticamente los mismos que hace una semana se midieron a la Real B.

El que tampoco estará en las filas vascas será el delantero Mikel Orbegozo, por lo que se espera que Galán actúe por dentro.