El Correo de Burgos | Jueves, 17 de octubre de 2019

Gangas, emprendedores y animación

Zona G inauguró en la tarde de ayer la feria del stock que se celebra hasta el domingo en el Coliseum

N. E. 24/02/2018

Gangamanía abre sus puertas en el Coliseum con más comercios participantes, con la presencia de emprendedores invitados, de colectivos sociales de la ciudad y con una zona infantil. Crecen de esta manera los atractivos de la feria del stock que organiza Zona G hasta el próximo domingo con la expectativa de incrementar ventas y de superar los 20.000 visitantes que se lograron durante la edición del año pasado. «Estamos a final de mes, pero es casi principio de marzo y esperamos que el público se anime porque los comerciantes vienen con mucha ilusión», aseguraba David Ruiz, presidente de Zona G, que recuerda que la entrada cuesta un euro.

El espacio central del Coliseum tiene reservados los espacios para 70 firmas diferentes, unas pocas de fuera de la ciudad, pero en su mayoría comercios de toda la capital y no solo de Gamonal. La mayoría de los participantes están relacionados con la moda, muchas de tiendas de ropa infantil, pero también hay gangas de decoración, menaje del hogar y de deporte.

El alcalde, Javier Lacalle, que acudió ayer por la mañana mientras los comerciantes ultimaban los expositores, insistía en la necesidad de aunar esfuerzos por parte de las dos grandes zonas comerciales de la ciudad, Centro y Gamonal, para unificar la feria del stock con la idea de que participen empresarios de toda la ciudad y la posibilidad de desarrollar dos citas, una de temporada de invierno y otra de verano pero de ambas zonas. «Veo buena voluntad entre los responsables de las dos asociaciones porque las posibilidades que ofrece el Coliseum para estas citas no tienen nada que ver con las del Fórum», señalaba.

De esta manera, comentó que podría utilizarse el anillo exterior del recinto para colocar más puestos, dado que ahora ya el espacio interior está al 100% entre los puestos y el área infantil. Asegura que las posibilidades de esa zona exterior son muchas para colocar más expositores, aunque precisó que si se concreta el acuerdo entre los comerciantes habrá que realizar un estudio de las posibilidades para calcular los puestos que podrán instalarse, así como las medidas de seguridad necesarias.
Ruiz comentaba que si se logra unificar que todo el comercio de la capital participe en la misma feria y que se realicen dos eventos anuales, «estaríamos ante una de las citas más importantes del norte de España. Ahora ya somos la tercera por dimensiones detrás de las de Bilbao y Logroño». El presidente de Zona G considera que estas ferias despiertan interés, hacen que la gente viaje y «lo importante es traer gente a Burgos», manifestaba.

Rincón emprendedores
Gangamanía quiere ofrecer algo más que rebajas a sus visitantes y para ello en esta cita han destinado tres puestos en el que están presentes cuatro emprendedores que están empezando para que puedan a dar a conocer sus productos.

Es el caso de Amaya Barahona, la ilustradora detrás de la marca ‘Manojito de claveles’, que presenta sus diseños en camisetas, bisutería, productos de papelería y tazas. «Mezclo el folclore tradicional con la cultura rock y pin up en mis diseños», comenta esta joven que lleva desde mayo más «empeñada» en este negocio. Sus creaciones se pueden encontrar en su web y también en tiendas como ‘Crazy Factory’, ‘La tienda de Marta’ y ‘Bloody Mery’.

La artista Alexandra Flórez de AFBArte es otra de las emprendendoras invitadas que presenta productos de bisutería elaborada en resina y cuadros relacionados con «la energía y el universo». Flórez vende a través de Amazon y en ferias como las que se organizan en el Espacio Tangente. Los calcetines de ‘Mestizaje’ diseñados por Roberto Rivera y fabricados en Pradoluengo es otra de las firmas emprendedoras invitadas.

Zona G en esta actividad vuelve a colaborar con la Concejalía de Medio Ambiente promoviendo el reciclaje y regalando un sobre con semillas a la entrada al recinto. También habrá exhibiciones de robótica, talleres de manualidades con reciclaje de envases y un hinchable para que los más pequeños se entretengan mientras los mayores recorren los distintos puestos.