El Correo de Burgos | Jueves, 17 de octubre de 2019

Oña y su entorno instan a la Junta a cubrir la baja de uno de sus médicos

El delegado territorial sostiene que el ratio de pacientes es adecuado, aunque se compromete a «ajustar algunos horarios» para «atender todas las aspiraciones de los habitantes de la zona»

24/02/2018

Tres meses de baja lleva uno de los médicos del centro de guardia de Oña sin que los vecinos sepan cuándo va a volver o si la Junta de Castilla y León contempla una sustitución temporal. Con estas dudas, varios regidores del entorno de Oña se reunieron ayer con el delegado territorial,Baudilio Fernández-Mardomingo. El objetivo de fondo, según reconocía el regidor oniense, Arturo Pérez, no era otro de denunciar los «recortes» en materia sanitaria que afectan a La Bureba -sobre todo a la zona básica de salud de Briviesca- y reclamar «lo que nos han quitado», empezando por el médico en cuestión.

Su visión contrasta con la de Fernández-Mardomingo, dispuesto a escuchar las quejas de los alcaldes pero convencido de que la Comunidad tiene «el mejor sistema de asistencia primaria del mundo por ratios y números». Precisamente, pese a reconocer la «disfunción» que sufre Oña por la baja de uno de sus dos médicos, aseguró que la asistencia partiendo de esos parámetros «es la adecuada».

Para reforzar sus argumentos, el delegado recordó que Oña cuenta desde 2013 con dos médicos que gestionan alrededor de 700 tarjetas sanitarias. Al menos en teoría, ya que «más de 220» proceden de los usuarios de la residencia de mayores de la Diputación, con «tres médicos para ellos solos». Por tanto, subrayó que el ratio es bastante mejor que el de muchos médicos de Burgos que tienen «1.400 o 1.500 tarjetas».

Donde sí estuvieron de acuerdo Pérez y Fernández-Mardomingo fue en el problema de los horarios. Según el alcalde de Oña, la baja del facultativo «merma el servicio» no solo por las horas de atención, sino también por la supresión de consultas en pueblos como Salas de Bureba. El delegado, por su parte, se mostró dispuesto a «ajustar algunos horarios» con el fin de «atender todas las aspiraciones de los habitantes de la zona». Aún con todo, remarcó que el centro oniense presta servicio desde las 3 de la tarde hasta las 8 de la mañana.

Sea como fuere, Pérez criticó el foro sanitario celebrado recientemente por el PP para «reparar lo que nos han quitado». Además, consideró que cada vez que los populares llevan a cabo «recortes», los habitantes del medio rural «somos los últimos en enterarnos».