El Correo de Burgos | Miércoles, 16 de octubre de 2019

Fútbol / Segunda B

Una lesión de Chevi agrava las sanciones de Beobide y Cruz

El madrileño sufre un esguince de tobillo que le dejó fuera de la convocatoria del domingo y le impidió trabajar ayer con el resto del grupo / Julio Rico, la alternativa si no llega a tiempo

DANIEL ORTEGA CEBRECOS 27/02/2018

La plantilla del Burgos CF regresó ayer al trabajo con una sonrisa. Alejandro Menéndez hizo bueno el adagio futbolístico ‘a entrenador nuevo, victoria segura’. Aunque con mucho sufrimiento el cuadro blanquinegro fue capaz de poner punto final a su peor racha de resultados de la temporada para sumar una victoria tan necesaria como agónica que le permite prolongar sus aspiraciones de llegar al tramo final de la campaña con opciones reales de disputar el play-off de ascenso.

El triunfo no le sirvió para ascender en la tabla clasificatoria (sigue ocupando la 11ª plaza) ni para recortar distancias con el cuarto clasificado (la desventaja es de 7 puntos, ahora con el Racing de Santander).

Pero al menos hizo posible que la plantilla se quitara una losa de encima, pues encontró de nuevo el camino del gol tras cuatro jornadas de sequía. Un rayo de sol en un vestuario que llevaba demasiado tiempo lastrado por el fantasma de la incertidumbre generado por su juego y por los resultados.

Pero no todo fueron buenas noticias, pues el Burgos CF tuvo que pagar un alto precio por los tres puntos sumados a su casillero. Y es que sus faros en la zona de creación, Jagoba Beobide y Adrián Cruz, no podrán actuar en el choque del próximo domingo por sanción.

Y el que estaba llamado a convertirse en uno de sus sustitutos, Chevi, -la otra plaza la tiene adjudicada Cusi-, se encuentra entre algodones por un esguince de tobillo. Lo que obligará a Alejandro Menéndez, si el madrileño no se recupera a tiempo, a estrujarse las meninges para buscar una alternativa para la medular, pues la plantilla no cuenta con más jugadores específicos para esa posición.

Chevi, que estaba llamado a mantener un puesto en el once inicial en el choque contra el Arenas tras su buena actuación en Irún, no pudo entrar finalmente en la convocatoria. Realizó una prueba en las horas previas, pero sus sensaciones no fueron positivas y no pudo vestirse.

El centrocampista sufrió un contratiempo en el último entrenamiento de la semana, el del sábado, en una acción en la que se retorció la articulación y que le obligó a tomar el camino de los vestuarios antes de tiempo-.

Ayer no pudo ejercitarse con el resto de sus compañeros y trabajó en solitario con el fisioterapeuta.
Menéndez dirigió ayer una sesión de trabajo, la habitual de recuperación posterior a cada encuentro, en la que pudieron estar presentes los dos jugadores que terminaron tocados el choque del domingo: David Martín y Eneko Zabaleta. El primero sufrió un fuerte golpe del que ya está prácticamente repuesto, mientras que el lateral se estuvo tratando el tobillo.