El Correo de Burgos | Domingo, 8 de diciembre de 2019

RIBERA

ALSA, clave en la recuperación de los servicios perdidos de autobús

AISA cambia horarios que activará ya este mes y potencia los fines de semana

LORETO VELÁZQUEZ 01/03/2018

La inquietud social que ha despertado la supresión de algunas conexiones pro autobús entre Madrid y Aranda de Duero, podría tener un final cercano. Así lo asegura a este periódico Fortunato Pascual, gerente de AISA, la adjudicataria del servicio de autobús. Todo depende de que el Ministerio de Fomento autorice de manera formal el código compartido entre AISA y la operadora ALSA (la adjudicataria de la línea que une Irún con Madrid). Entonces, afirma, la normalidad regresará reforzada con dos servicios en lugar de uno. «ALSA se hará cargo», garantiza mientras avanza otro dato de interés: también se retomará la conexión con el aeropuerto madrileño.

AISA se ve obligada a esperar porque aunque gestiona la línea Aranda de Duero- Madrid, la de Irún- Madrid sigue perteneciendo a la anterior adjudicataria, ALSA. De esta forma, aunque han alcanzado un acuerdo con la empresa transportista, hasta que no llegue el visto bueno de Fomento no podrán hacer parada en los tramos asignados a ALSA. «No depende de nosotros», subraya sin saber aún cuánto tiempo tardarán en entrar en vigor estas medidas. «El acuerdo con ALSA está hecho y la solicitud al Ministerio también, pero no sabemos si obtendremos el permiso en 15 días o se demorará un mes o dos».

Pascual pide por ello paciencia, al recordar que ellos superan las condiciones exigidas en el pliego de condiciones, sin contar con subvenciones y con un contrato que se firmó por la mitad de dinero que el anterior.

Por el momento, AISA activará el próximo 5 de marzo un nuevo horario con el que pretenden ajustar la oferta a una demanda que en determinados horarios, argumenta, es muy baja, con tan solo «tres o cuatro viajeros. Es verdad que quitamos un servicio de ida y vuelta en día laboral, pero aumentamos las conexiones entre Aranda y Madrid con cuatro servicios los viernes y seis los domingos», adelanta a este periódico.

Horario

En la comparativa entre el horario actual y el que se aplicará en cinco días, de lunes a jueves se perderá el último trayecto de Madrid- Aranda de las 21.30 horas (que se adelantará a las 18.15 horas). Los viernes pasará lo mismo al adelantar el último viaje de 21.30 a 19 horas. Los sábados, el último trayecto se adelantará una hora y saldrá a las 17.30. Por el contrario, los domingos se ampliará el número de viajes de 5 a 8.

En sentido Aranda- Madrid, el último viaje, de lunes a jueves, que era a las 19.15 horas, se ampliará con el convenio con ALSA a las 21 horas, pero hasta que llegue la autorización de Fomento, el último saldrá a las 18 horas.

Los viernes se incrementarán los trayectos de 6 a 8, siendo el último a las 22.00 horas al igual que los sábados que subirá de cuatro a seis (con nuevas salidas a las 17.30 y 21.00 horas). Los domingos, se ampliará también de 5 a 9 servicios, siendo el último a las 22.30 horas. «Hacemos más de lo que estipula el pliego», puntualiza mientras pone como ejemplos los viajes programados los viernes (18.30 y 21 horas), los domingos (20 y 22.30 horas).

Cumplidos los dos primeros meses, el balance para la operadora es preocupante: «A diario tenemos pocos viajeros», advierte el gerente de AISA. La situación mejora los fines de semana. «Los viernes y los domingos la ocupación es buena y por eso hemos dado el paso de adaptar la oferta a la demanda», explica a sabiendas del quebranto que el recorte de algunos servicios puede suponer para los viajeros que sí lo utilizan.

Usuarios

Lo cierto es que la reducción de trayectos y horarios sufrida en el servicio ha despertado todo tipo de críticas. «Voy a ponerme en contacto con la Junta Arbitral de Transporte de Castilla y León y con el Ministerio de Fomento con el fin de trasladarles las continuas irregularidades en la prestación del servicio, así como con los medios de comunicación locales y regionales», plasmó en una carta enviada a AISA una usuaria, indignada porque «la calidad del servicio se está viendo seriamente mermada, con un constante ninguneo por parte de esta empresa y una continua falta de respeto y consideración».