El Correo de Burgos | Martes, 15 de octubre de 2019

SUCESOS

Dos heridos en una explosión y un incendio en Kronospan

Los sindicatos muestran su preocupación por la siniestralidad en la planta de Castañares

M. R. / Burgos 15/03/2018

Dos trabajadores resultaron heridos, uno de ellos de gravedad, al sufrir un accidente poco antes de las 00.00 horas de ayer en la fábrica de tableros de aglomerado de Kronospan, en Castañares. El accidente se produjo cuando los empleados estaban trabajando con una rotaflex en una plataforma ubicada en la parte superior de un silo de polvo de serrín y se produjo una explosión que provocó un incendio que afectó a los dos trabajadores.

El aviso al 112 se produjo a las 23.45 horas, que movilizó una ambulancia soporte vital básico, una UVI móvil y un equipo médico del centro de salud de San Agustín. Al lugar del accidente también acudieron patrullas de Policía Nacional, Policía Local y una dotación de bomberos compuesta por diez efectivos.

El trabajo de los servicios de emergencias se centró en atender a los heridos, un varón de 50 años, T.O.R., que presentaba las heridas más graves, con una fractura de una pierna y quemaduras en la cara y en el resto del cuerpo, y otro varón de 26 años, C.P.V., que sufrió heridas de menor gravedad.

El herido más grave fue trasladado posteriormente en UVI móvil al Hospital Universitario, mientras que el segundo trabajador fue evacuado en ambulancia con soporte vital al mismo centro sanitario. Al cierre de esta edición, los dos trabajadores permanecían ingresados en la UCI del hospital.

Después de que trasladaron a los heridos, los bomberos permanecieron en la fábrica realizando labores de extinción y control del incendio hasta las 2.00 horas.

Los sindicatos mostraron ayer su preocupación por un accidente que llega un año después de otro accidente en este centro de producción en el que un trabajador, en abril pasado, quedó atrapado en una máquina y sufrió heridas muy graves que no pudo superar. En junio fallecía en el hospital.

Ramiro Marijuán, responsable de la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT, lamentó que lo ocurrido la noche del martes supone que «ya llueve sobre mojado otra vez». Marijuán señaló que con el cambio de propiedad a manos de la multinacional austriaca se han hecho grandes esfuerzos en inversión hasta que se inició la nueva etapa en diciembre de 2016. Pero, critica, que ha sido la presión de los sindicatos la que ha hecho que se hayan mejorado las medidas de autoprotección de la plantilla.

José Luis Sacristán, responsable de Construcción y Servicios de CCOO, también se mostraba preocupado por este nuevo accidente, algo que se repite con frecuencia en un centro de trabajo en el que, afirma, las condiciones de seguridad han mejorado desde que se realizó la inversión en la planta de Castañares. Este periódico intentó, sin éxito, obtener una versión de lo ocurrido por parte de la empresa.