El Correo de Burgos | Sábado, 17 de noviembre de 2018

12:50 h. ENTREVISTA CON EL BICAMPEÓN DE F-1

Alonso: "Siempre hay una meta que te motiva, siempre"

El piloto estrella del nuevo proyecto McLaren-Renault se confiesa en el programa del GP de España, donde afirma estar muy animado. El asturiano reconoce que le gustaría estar más arriba, pero está convencido de que con el paso de las carreras mejorará sus prestaciones

EL PERIÓDICO 10/05/2018

Fernando Alonso, el bicampeón del mundo con Renault, el nuevo líder del nuevo proyecto McLaren-Renault, el piloto que intenta ganar en el Mundial de F-1 y, además, completar la temporada con el título de resistencia y, muy especialmente, con una victoria en las 24 Horas de Le Mans, ha concedido una entrevista al programa oficial del Gran Premio de España, que arranca hoy en el Circuit de Cataluña.

¿Está respondiendo el coche, el proyecto, a lo que esperaba de él? A principios de año teníamos ganas y grandes expectativas de poder acercarnos a los tres equipos importantes, estar en las posiciones de podio o como mínimo entre los cinco o seis primeros y no hemos encontrado aún el camino para estar más cerca de ellos. Pero los domingos hemos conseguido hacer buenas carreras, buenas actuaciones, lograr muchos puntos y estar luchando ahí por posiciones importantes tanto en constructores como en pilotos. Contento por una parte y por otro lado con ganas de más, ojalá lleguen pronto buenas prestaciones para el coche.

¿Ha vuelto Alonso o nunca se fue? No, no ha cambiado nada. Llevo 18 años corriendo al máximo nivel en la F-1 y he tenido la gran suerte de ser respetado. Todos mis jefes me han tenido en muy buena consideración y he tenido la oportunidad de conducir para los mejores. Ahora sigo intentando correr lo mejor posible y ellos siguen confiando en mí.

ABANDONAR LA ZONA DE CONFORT

Alonso es un ganador, pero lleva mucho sin ganar. ¿Cómo encontró estos años la motivación para seguir corriendo? Igual que ahora, a mí me gusta ganar. Me gustaría estar luchando por el título, pero soy consciente de que no todos los años puede ser. Debes seguir trabajando para que llegue esa oportunidad y más que nada la motivación la encuentras viendo que cada domingo hay nuevas posibilidades. De alguna manera empiezas de cero y eso te puede traer alguna satisfacción ya sea con un ‘top 5’, con un podio, con ganar un gran premio o un campeonato. Siempre hay una meta que te motiva, siempre y hay que tenerla en cuenta. No poder hacerlo en F-1 me hace buscar el reto de la Triple Corona. Eso es más un desafío personal porque quiero convertirme en el piloto más completo, en el mejor del mundo. He tenido la gran suerte de poder conquistar la F-1, ganar 32 grandes premios, luchar por el campeonato en siete u ocho ocasiones, y ganar dos. Por tanto, salir un poco de esa zona de confort y probar nuevas aventuras, nuevas experiencias y enfrentarte a los mejores pilotos de cada especialidad es un reto interesante. Por ejemplo las 500 Millas de Indianápolis fue algo muy bonito como experiencia. Este año espero que Le Mans sea tan bonito como Indy y que podamos estar luchando por la victoria.

Se sabía que quería hacer las 24 Horas de Le Mans, pero todo el campeonato del mundo de Resistencia… fue un poco sorpresa. Con los cambios que hubo en el WEC que pasó a ser una súper temporada con cinco carreras este año (y con tres para el 2019), pasó a tener más sentido hacer todo el campeonato completo y no solo luchar por ser campeón de las 24 Horas de Le Mans sino también poder ser campeón del mundo de Resistencia. Y ese es el doble o triple objetivo: campeonato del mundo de F1, Resistencia y Le Mans.

Viendo el inicio de temporada en F1 y el potencial de McLaren para dar un gran paso adelante, ¿se arrepiente de haberse comprometido con WEC o todo lo contrario? No, todo lo contrario. Si estuviese liderando el Mundial de F-1 o ganando las carreras pues, quizá, pensaría 'a ver si me va a pasar algo en el WEC o me pierdo una carrera de F-1 por estar en otra aventura'. Pero aquí no estamos todavía en condiciones de luchar por los podios o las victorias y seguramente tampoco por el campeonato.

Hablemos de casa, su último triunfo en F-1 fue en Barcelona en el 2013, ¿Cómo recuerda esa carrera? Pues increíble, fue espectacular. El objetivo prioritario no era ganarla, era un poco una moneda al aire. Había mucha degradación, había muchas paradas pero el domingo el coche se comportó muy bien. Ganar en casa siempre es especial y hacerlo con Ferrari también fue muy especial, una explosión de alegría para todo el mundo allí, para todos los tifosi y los aficionados españoles.

¿Tiene la sensación de que esa puede ser su última victoria en F-1? No lo sé, si tiene que ser, estoy encantado de que fuera en España, en la carrera de casa y de haber conseguido tantas.

¿Puede ser el de este año su último GP de España? Cada GP de España puede ser el último.

¿Qué siente cuando llega al Circuit de Barcelona-Cataluña y escucha a las gradas cantando ‘Alonso, Alonso’, y las ve repletas de azul y amarillo? Es increíble. Para mí, el 2007 fue único, aquellos años son irrepetibles. Te sientes con más responsabilidad en España, ves mucha gente apoyándote, mucho entusiasmo. Llegas a Barcelona y ves gente que, independientemente de cómo haya ido el año, quieren verte en el podio o quieren verte ganar. Esperan eso porque a lo mejor es su primer gran premio en directo. Hay gente con muchas ganas y te lo transmiten a ti también. Siempre han salido las cosas un poco mejor en España y es en gran parte al empujón del público y a su ayuda.

Volviendo por un momento a la F1 ¿Con qué piloto de la historia le hubiera gustado competir como compañero de equipo? Siempre te gustaría haber compartido equipo con los mejores, ponerte a prueba con ellos y aprender de ellos todo lo posible. Entonces diría que los grandes campeones: Ayrton Senna, claro, pero también Alain Prost. Me hubiese gustado ver cómo trabajaban.

¿Quién ha sido su mayor rival a lo largo de los años: Hamilton, Vettel o tal vez Schumacher? Yo creo que Hamilton. Con Vettel nunca hubo competición por la diferencia de coches. O quizá Schumacher en su día. Michael en el 2006 se retiró momentáneamente y cuando volvió [en el 2010] su Mercedes no estaba como está ahora y él estaba en posiciones más retrasadas. Así que diría entre Schumacher y Hamilton porque son con los que más pude competir en igualdad y donde había un fin de semana que iba más rápido uno, al siguiente iba más rápido otro. Había un poco de batalla ahí y lo consideras una rivalidad más feroz.

DEMASIADO TIEMPO LEJOS DE LOS SUYOS

Decía el novelista irlandés George Moore: “Un hombre viaja por el mundo en busca de lo que necesita, y vuelve a casa para encontrarlo”. ¿Se identifica con eso? ¿Volverá a vivir en Oviedo cuando termine su carrera deportiva? Seguramente sí, no lo tengo pensado al cien por cien, pero soy asturiano, soy español, llevo más de 20 años por el mundo, viajando, viviendo en el extranjero y lógicamente me gustaría volver. Además, con la escuela de karts, el circuito de kárting, todo lo que hay en Oviedo, mis padres, mi familia, mis amigos, es algo que echo de menos cuando estoy fuera corriendo y ojalá que cuando deje de correr y tenga una vida más normal, pues pueda hacer mi vida de nuevo allí, en mi ciudad natal.

Tiene una escuela de kárting y un museo en Oviedo y ahora están planeadas 40 escuelas de kárting en China ¿Es una oportunidad de negocios o la construcción de un legado del deporte del motor? La escuela de kárting la lleva la fundación Fernando Alonso y como toda fundación es sin ánimo de lucro, así que no hay negocio detrás. Todas las ganancias se invierten en más karts, cascos, equipamiento o más cursos para más niños. Es una labor con la que estamos encantados y que hacemos por el deporte.

UN LIBRO DONDE LO CONTARÁ TODO

También está con su biografía. ¿Contará todo sobre el verdadero Fernando? Sí, sí, contaré más cosas que no se sepan. Más cosas de mí o de cómo te sientes en una vida diferente, no solo en una carrera o lo que tienes que decir y hacer obligatorio en cada gran premio. Va a ser un libro más de sensaciones y de hablar conmigo mismo, más allá de lo que me preguntan en un gran premio.

Última pregunta, ¿Cómo se describiría en una sola frase? No lo sé. Una persona normal que hace un trabajo especial. Un trabajo que te lleva toda tu dedicación, toda tu preparación, donde tienes que dejar un poco aparte tu vida, tus amigos, tu familia… todo para dedicarte a este deporte. Pero las carreras de coches es lo que me gusta. Soy una persona normal en un mundo muy raro como es la F-1.