El Correo de Burgos | Martes, 25 de septiembre de 2018

FUERA DE JUEGO

¡Que empiece la fiesta ya!

16/08/2018

La temporada 2018-2019 ya está aquí. Afortunadamente, el verano ofrece otros atractivos para los aficionados y la disputa de la Vuelta a Burgos o el gran papel desempeñado por deportistas como Pablo Acha o DaniArce han permitido disfrutar al máximo de una fase diferente del año. Sin embargo, se echa en falta la adrenalina de los fines de semana.
El deporte burgalés tiene motivos para la ilusión en un nuevo curso lleno de alicientes. De hecho, la capital es una privilegiada por contar con tres equipos en la máxima categoría. ElSan Pablo Burgos tiene el reto de asentarse en la ACBy demostrar que lo vivido el pasado ejercicio no fue un cuento de hadas y el Universidad de Burgos Colina Clinic debutará con los mejores del rugby español en una apuesta clave para el desarrollo y el crecimiento de este deporte.Todo ello, adornado con la presencia de un UBUTPF que volverá a Europa siendo un clásico entre los clásicos del tenis de mesa nacional.
Todos ellos entrarán en acción el próximo mes de septiembre, aunque ya sudan la gota gorda para prepararse de la mejor manera posible. Antes, el estreno del Burgos BHen la Vuelta a España supondrá un acontecimiento histórico para el recuerdo de los aficionados. Palabras mayores para un proyecto que en sus primeros pasos ya ha derribado muros que parecían infranqueables.
Y qué decir del Burgos CF, con la afición cruzando los dedos para que esta vez sí las cosas salgan como todos desean. Las decepciones del pasado reciente cargan la mochila, pero la esperanza se renueva cada temporada. Quizá, por fin, toque disfrutar en El Plantío.
Son solo una muestra de millones de ilusiones depositadas en una temporada tan apasionante como intensa.Burgos tiene la suerte de tener una destacada representación en cualquier disciplina y son muchas las personas involucradas para que su deporte y su club salgan adelante. Todos merecen el apoyo y el reconocimiento de unos aficionados preparados para dejarse el aliento en un grito común. ¡Burgos!¡Que la fiesta empiece ya!