El Correo de Burgos | Miércoles, 14 de noviembre de 2018

Espinosa duda entre urbanizar el camping o licitar la obra

Retomará el proyecto el próximo mes El Consistorio lo recuperó en mayo tras años de juicios con la adjudicataria

M. M. 25/08/2018

El Ayuntamiento de Espinosa de los Monteros tiene previsto retomar en septiembre el aprovechamiento futuro del camping municipal. De hecho son varias las propuestas que barajan los responsables municipales de la localidad burgalesa, y que se plantearán a finales del próximo mes en que se vuelve a la normalidad administrativa.

Así, una de ellas podría ser sacar a concurso la parcela, siendo la adjudicataria la que haría la inversión necesaria para construir en ella el camping, «y darle un amplio plazo de gestión para poder amortizar la inversión que puedan llevar a cabo con su propio proyecto», comenta el alcalde espinosiego, Javier Fernández Gil.

Mientras que por otro lado, podría ser el Consistorio el que lleve a cabo la urbanización del lugar y luego sacar a licitacion su gestión, «opciones que debemos sentarnos a estudiar y a analizar», añade.

Y es que como añade el edil, la gestión de dicha dotación acaba de volver a manos municipales en mayo, «después de estar años viendo cómo se estaba desperdiciando el uso de este excelente paraje natural», asegura.

«Resolución que lejos de ser rápida, se logró tras más de 30 meses de litigios y juicios con la empresa adjudicataria, Zubibros, que ha incumplido por completo todo lo que prometió cuando se le adjudicó el recinto hace ya 13 años», reprochaba el alcalde espinosiego.

«Prueba del nulo compromiso de la empresa» con el proyecto de adecuación de la parcela como camping para su posterior explotación al ser éste el objetivo de dicha cesión, «es el hecho de que trece años después -se le dio en 2005 y por 75 años para amortizar lo que construyeran-, sólo cuenta con cuatro casetas y bungalows».

El alcalde explica que durante estos años en que se les instaba a reactivarlo o a devolverlo, «afirmaban que tenían reservas y que se pondrían con ello, pero nunca lo hicieron a pesar de tener todas las tomas de luz, agua y gas necesarias para ello». El responsable municipal reitera además, el excelente enclave natural en el que se encuentra la parcela del camping, 15.000 metros cuadrados de monte junto al robledal y al lado de las piscinas y el albergue municipal, «que la empresa ha desaprovechado por completo».